Los indígenas priistas y los usos y costumbres - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Códices Geek
Por La Tlacuila
Margarita Warnholtz Locht (la tlacuila) es etnóloga egresada de la ENAH. Trabajó muchos años c... Margarita Warnholtz Locht (la tlacuila) es etnóloga egresada de la ENAH. Trabajó muchos años con organizaciones indígenas en cuestiones de comunicación, entre otras, coordinó un proyecto de incorporación de organizaciones indígenas a internet a finales de los 90, proyecto con el cual se convirtió en fellow de Ashoka (red internacional de emprendedores sociales). En los últimos años se ha dedicado a difundir información de los pueblos indígenas en la prensa escrita, colaborando con diarios como Excélsior en 2006 y Milenio de 2007 a 2010. (Leer más)
Los indígenas priistas y los usos y costumbres
Por el nivel de marginación en el que viven las comunidades indígenas y su dependencia de los programas sociales gubernamentales, es fácil presionarlos en elecciones.
Por La Tlacuila
9 de junio, 2017
Comparte

Según los resultados del PREP del Estado de México, en los distritos electorales en donde se encuentran los municipios con mayor población indígena ganó el candidato del PRI. Una semana antes de las elecciones mexiquenses, el Congreso Nacional Indígena (CNI) formó un concejo de gobierno y nombró a una candidata a la presidencia de la República, no con la intención de “tomar el poder” sino de hacerse escuchar. Y una semana después, es decir el 10 y 11 de junio (mañana y pasado mañana), se realizará en Ayutla de los Libres, Guerrero, una consulta para definir la forma en que se realizarán el año entrante las elecciones por usos y costumbres.

Evidentemente hay indígenas priistas como los hay de todos los partidos, sin embargo, por el nivel de marginación en el que vive la mayoría y su dependencia de los programas sociales gubernamentales (dependencia creada por el Estado) es fácil que les condicionen “extraoficialmente” los apoyos de estos programas al voto por el partido en el poder, o que al entregarlos simplemente les comenten que si gana otro los programas van a desaparecer. También son más susceptibles a prestarse a vender su voto –a cualquier partido– por pura necesidad. Todo esto tuvo sin duda que ver con los resultados en el Estado de México, aunque la entrega de programas sociales no se hiciera en tiempo de campaña.

Los indígenas que forman parte del CNI no solamente rechazan estas prácticas de los partidos políticos, sino que luchan en contra de ellas en sus comunidades y, si bien nombraron una candidata, está claro que su objetivo no es ganar elecciones. Por otro lado, la forma de gobernar que proponen quedó clara con el nombramiento del Concejo Indígena de Gobierno. En síntesis, no se trata de que rija una persona sino un colectivo. Es así como funciona el municipio de Cherán, por ejemplo.

Hay otras organizaciones y comunidades indígenas que no son parte del CNI, pero que también están en contra de las malas prácticas de los partidos políticos y están peleando por poder ejercer su derecho a elegir a sus autoridades municipales a través del sistema de usos y costumbres. Este sistema consiste, en síntesis, en elegir a las autoridades por medio de asambleas.

Es el caso de Ayutla de los Libres, Guerrero, donde diversas autoridades comunitarias respaldadas por la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero, Movimiento por el Desarrollo y la Paz Social (UPOEG), iniciaron desde 2014 un proceso legal para ese fin. El asunto llegó hasta la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF); en octubre de 2015 se realizó una consulta en el municipio en la que la mayoría votó a favor de que se realizaran las elecciones por usos y costumbres, hubo varias apelaciones por parte de los partidos políticos pero, finalmente, en octubre de 2016, el TEPJF confirmó la validación de la consulta.

Este fin de semana habrá otra consulta en el mencionado municipio, ahora para definir el modelo de la elección por usos y costumbres. Una opción es que cada comunidad escoja en asamblea a dos representantes (un hombre y una mujer) y después éstos elijan en una asamblea municipal a los integrantes del gobierno y, posteriormente, quienes no hayan resultado elegidos para los puestos que se definen por elección, sean integrados en otros cargos. Esta forma va de acuerdo con los usos y costumbres de los pueblos indígenas y permite que todas las comunidades estén representadas.

La otra opción es que las elecciones se lleven a cabo mediante el registro de planillas que tengan el aval de 20 comunidades. Esta modalidad es similar a la elección por partidos políticos y no representa las costumbres tradicionales de los pueblos indígenas. Parece ser el último intento de los caciques locales y de los partidos políticos por evitar que los indígenas elijan a sus autoridades a su manera.

El proceso de Ayutla de los Libres se ha constituido en un ejemplo a seguir por otros municipios indígenas a nivel estatal y nacional; por eso es importante y, por lo mismo, habrá que estar pendientes de los resultados. Esperemos que triunfen los pueblos indígenas del municipio.

 

@yotlacuila

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.