Mientras en Sonora amenazan, en Veracruz asesinan - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Códices Geek
Por La Tlacuila
Margarita Warnholtz Locht (la tlacuila) es etnóloga egresada de la ENAH. Trabajó muchos años c... Margarita Warnholtz Locht (la tlacuila) es etnóloga egresada de la ENAH. Trabajó muchos años con organizaciones indígenas en cuestiones de comunicación, entre otras, coordinó un proyecto de incorporación de organizaciones indígenas a internet a finales de los 90, proyecto con el cual se convirtió en fellow de Ashoka (red internacional de emprendedores sociales). En los últimos años se ha dedicado a difundir información de los pueblos indígenas en la prensa escrita, colaborando con diarios como Excélsior en 2006 y Milenio de 2007 a 2010. (Leer más)
Mientras en Sonora amenazan, en Veracruz asesinan
Mataron en Veracruz a Noé Salomón Vázquez Ortiz, activista que estaba en contra de la construcción de la presa el Naranjal en ese estado
Por La Tlacuila
9 de agosto, 2013
Comparte

El viernes pasado, mientras informábamos  que en Sonora estaban amenazados de muerte Jesús Armando Haro Encinas y Ramón Martínez Coria, por asesorar al pueblo guarijío en la negociación de la construcción de una presa en su territorio, mataron en Veracruz a Noé Salomón Vázquez Ortiz, activista que estaba en contra de la construcción de la presa el Naranjal en ese estado.

Noé Vázquez era veracruzano, tenía 30 años de edad y vivía en Amatlán de los Reyes. Era miembro del Colectivo Defensa Verde Naturaleza para Siempre.

y del Movimiento Mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos (MAPDER).   Cuando lo mataron, a pedradas, estaba recolectando flores para la ceremonia inaugural del décimo encuentro nacional del MAPDER, que se llevaría (y llevó) a cabo ahí en Amatlán.

Según integrantes de la Asamblea Veracruzana de Iniciativa y Defensa Ambiental y de la Central de Organizaciones Campesinas y Populares, los empresarios de la hidroeléctrica el Naranjal lo mandaron matar (como afirman aquí  y aquí ). Según un comunicado  de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Veracruz, ya están detenidos los presuntos culpables, quienes dijeron que tenían “diferencias personales” con Noé Vázquez. Qué casualidad que se les ocurrió matarlo justamente el día que iniciaba el evento del MAPDER…

En una llamada telefónica que hice a Ramón Martínez Coria poco después de que llegara al DF, hablamos sobre el caso de Vázquez Ortiz. Me comentó que cuando se enteró de su muerte, precisamente en el lapso en que a ellos los habían dejado sin protección, quedó choqueado: “Me pegó emocionalmente como un eco gigante”, afirmó, y me contó que él lo conocía bien, que eran amigos. “Juntos aprendimos el trabajo comunitario para el asunto del despojo territorial y los desplazamientos forzados por las presas, ese fue siempre nuestro vaso comunicante”, me dijo.

Y después comentó: “Por las referencias que hay sobre su muerte, hay algo que nos parece muy complicado, que tiene que ver con eso que manejan de la división de la comunidad, que la comunidad funciona como la mano ejecutora, en una situación trágica en la que no puedes verificar que la empresa y/o el funcionario que hace servidumbre a la empresa, haya tomado la iniciativa de la muerte de Noé, sino que parece que fue la gente de ahí. Es lo mismo que dijo el secretario de gobierno de Sonora (Roberto Romero López) respecto a nuestro caso, que las amenazas venían de la gente guarijía por divisiones internas. Entonces, es una cortina de humo, de ocultamiento”.

Martínez me dijo que consideraba que ellos habían tenido mucha suerte porque informaron inmediatamente al Programa de Protección de Personas Defensoras de los Derechos Humanos y Periodistas de la Secretaria de Gobernación y les respondieron muy rápidamente, “con máxima eficiencia” (aunque estuvieron más de un día sin protección cuando ésta correspondía al gobierno estatal). “Funcionó, pero no sé si es así en todos los casos, están emergiendo prácticas institucionales de nuevo tipo pero no tenemos la cultura político administrativa para conocerlas, para saber mover esas instancias. Esos mecanismos de protección, de seguridad, deben ser a otra escala, no solamente en los casos muy visibles, sino que tiene que haber todo un proceso de construcción; tenemos que ir evolucionando la relación entre las instituciones gubernamentales y la sociedad civil”, afirmó.

Y al final, me comentó: “Si queremos salvar este país, tenemos que conseguir otra manera de hacer las cosas, porque se nos está yendo de las manos. En México tenemos más de un tercio del territorio concesionado a empresas mineras y hemos visto que al menos el 50% de las tierras ejidales ha cambiado de manos. El avance de los intereses privados es multidimensional y no lo estamos entendiendo, la explotación masiva de los recursos naturales a costa de los pueblos se está propagando globalmente a una velocidad terrible y creo que la sociedad civil todavía no está organizada a esa misma escala”.

Me quedé pensando varias cosas. Primero: Armando Haro y Ramón Martínez, por el momento están aquí en el DF, más o menos a salvo, pero el proceso de los guarijíos continúa, y ellos no tienen protección. Asimismo, continúan negociaciones y luchas similares en otros lados, en donde algunos se oponen a las obras que los afectan o dañan el medio ambiente (presas, centrales eólicas, minas, complejos turísticos, etc.) y otros sólo piden condiciones adecuadas o retribuciones  justas. Solamente respecto a las presas, en el país hay más de 500 proyectadas para  los próximos 20 años ¿cuántos muertos más habrá? Y segundo: 35% del territorio nacional está concesionado a empresas mineras, 10 de las 20 millones de hectáreas arables que hay en el país están comprometidas a Monsanto para siembra de maíz transgénico, hay 500 presas proyectadas que van a afectar la mayoría de nuestros ríos, etc., etc. ¿Qué nos queda de este país? 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.