Mientras tanto, en México... - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Códices Geek
Por La Tlacuila
Margarita Warnholtz Locht (la tlacuila) es etnóloga egresada de la ENAH. Trabajó muchos años c... Margarita Warnholtz Locht (la tlacuila) es etnóloga egresada de la ENAH. Trabajó muchos años con organizaciones indígenas en cuestiones de comunicación, entre otras, coordinó un proyecto de incorporación de organizaciones indígenas a internet a finales de los 90, proyecto con el cual se convirtió en fellow de Ashoka (red internacional de emprendedores sociales). En los últimos años se ha dedicado a difundir información de los pueblos indígenas en la prensa escrita, colaborando con diarios como Excélsior en 2006 y Milenio de 2007 a 2010. (Leer más)
Mientras tanto, en México...
La orden de captura contra el expresidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, es por los delitos de “asociación ilícita, cohecho pasivo y casos especiales de defraudación aduanera”. De las masacres contra indígenas ni quien se acuerde. Pero bueno, algo es algo. Mientras tanto en México… no pasa nada.
Por La Tlacuila
4 de septiembre, 2015
Comparte

Esta semana el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, renunció a su cargo después de que fuera liberada una orden de aprehensión en su contra, tras varias semanas de una fuerte movilización social.

En abril de 2013, Pérez Molina, general retirado del ejército, fue implicado en las masacres perpetradas contra indígenas en los años 80 por un testigo, en el marco del juicio que se seguía contra el ex dictador José Efraín Ríos Montt, y no pasó nada. Además, durante su gestión hubo tres masacres de indígenas en Guatemala.

La primera fue el 4 de octubre de 2012 en el kilómetro 170 de la carretera Panamericana, en una intersección llamada Cuatro Caminos, en el Departamento de Totonicapán. Murieron siete personas y más de 30 resultaron heridas, todos pertenecientes al pueblo maya k’iché. En esa ocasión, el ejército disparó contra miles de manifestantes provenientes de 48 comunidades del mencionado Departamento, que protestaban por el creciente costo del servicio de energía eléctrica y por algunas medidas de la Reforma educativa, así como por algunas reformas constitucionales.

La movilización se dio –de manera pacífica– después de que habían solicitado en varias ocasiones el diálogo con las autoridades para tratar los temas en cuestión y no habían obtenido respuesta. Como suele suceder en esos casos, el presidente Pérez Molina declaró primero que el ejército no había disparado y posteriormente admitió que sí lo habían hecho pero “al aire”. Esta masacre fue la primera ocurrida en Guatemala después de la firma de los acuerdos de paz en 1996. Hasta la fecha, casi tres años después, no se ha esclarecido este crimen.

El 7 de septiembre de 2013, en la comunidad Kaqchikel de San José Nacahuil, municipio de San Pedro Ayampuc, un carro no identificado con hombres armados a bordo, disparó contra la población causando diez muertos y 17 heridos. Pocos minutos antes, una patrulla había recorrido la comunidad registrando a varias personas, casualmente pasando por las mismas calles por donde pasó el vehículo disparando. Nacahuil es una comunidad que se opone fuertemente a una empresa minera en su territorio. La masacre fue atribuida a pandilleros.

En un tercer suceso el 19 de septiembre de 2014, en San Juan Sacatepéquez, otra comunidad indígena (localizada al oeste de la capital guatemalteca), murieron 11 personas en lo que se documentó como un “enfrentamiento entre dos grupos de pobladores”, unos a favor de la construcción de una cementera en su territorio y otros en contra. El primer asesinado fue uno de los líderes de los opositores al proyecto. El gobierno respondió decretando el municipio en estado de excepción.

La orden de captura contra el presidente Pérez Molina es por los delitos de “asociación ilícita, cohecho pasivo y casos especiales de defraudación aduanera”, solamente por eso. De las masacres ni quien se acuerde. Pero bueno, algo es algo. Mientras tanto en México… no pasa nada.

 

@yotlacuila

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.