Murió un gran mexicano - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Códices Geek
Por La Tlacuila
Margarita Warnholtz Locht (la tlacuila) es etnóloga egresada de la ENAH. Trabajó muchos años c... Margarita Warnholtz Locht (la tlacuila) es etnóloga egresada de la ENAH. Trabajó muchos años con organizaciones indígenas en cuestiones de comunicación, entre otras, coordinó un proyecto de incorporación de organizaciones indígenas a internet a finales de los 90, proyecto con el cual se convirtió en fellow de Ashoka (red internacional de emprendedores sociales). En los últimos años se ha dedicado a difundir información de los pueblos indígenas en la prensa escrita, colaborando con diarios como Excélsior en 2006 y Milenio de 2007 a 2010. (Leer más)
Murió un gran mexicano
El sábado pasado murió Tata Ireneo (como lo llamaban los purépechas), quien era capaz de combinar la sabiduría ancestral de su pueblo con la ciencia occidental. Alguna vez dijo que, después de estudiar su doctorado, se dio cuenta de que mucho de lo que había aprendido e investigado, con la aplicación de sofisticados métodos científicos, sus antepasados ya lo sabían, lo habían descubierto desde hacía siglos, con otras formas de descubrir.
Por La Tlacuila
13 de diciembre, 2013
Comparte

El sábado pasado, por la madrugada, murió un gran mexicano: el doctor Ireneo Rojas Hernández. Poco conocido en los medios de comunicación por ser de esas personas que se preocupan por hacer y no por decir que hicieron, pero reconocido y querido en su medio, como un incansable promotor de la educación indígena y de su cultura, lapurépecha.

Ireneo Rojas era originario de Cherán, Michoacán. Estudió ciencias físico matemáticas en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) y obtuvo una beca para hacer maestría y doctorado (Magna Cum Laude) en la Universidad de Tubinga, Alemania, donde le ofrecieron trabajo y pudo haberse quedado a hacer carrera, pero prefirió regresar a su tierra, para trabajar  por y con su gente, para luchar por su pueblo y por sus raíces culturales.

Ocupó varios cargos en la UMSNH, tanto en el área de física como en la cultural, fue director del Instituto de Investigaciones Metalúrgicas de la Universidad Michoacana y fundador y director del Centro de Investigación de la Cultura Purépecha. Además, entre otras muchas cosas, escribió varios libros, fue jurado del Premio Nezahualcóyotl de Literatura en Lenguas Mexicanas, y rector de la Universidad Intercultural Indígena de Michoacán, cargo que ocupaba en el momento de su fallecimiento.

Tata Ireneo (como lo llamaban los purépechas) era capaz de combinar la sabiduría ancestral de su pueblo con la ciencia occidental. Alguna vez dijo que, después de estudiar su doctorado, se dio cuenta de que mucho de lo que había aprendido e investigado, con la aplicación de sofisticados métodos científicos, sus antepasados ya lo sabían, lo habían descubierto desde hacía siglos, con otras formas de descubrir.

 

Foto: Pedro Victoriano

Foto: Pedro Victoriano

Tata Ireneo Rojas (izquierda) con Tata Juan Victoriano

 

Ireneo fue capaz de impartir conferencias sobre física nuclear en purépecha para explicar a los habitantes de la zona del lago de Pátzcuaro lo que implicaba la posible instalación de una planta nuclear en su territorio (proyecto que se estaba promoviendo a principios de los años 80). Ireneo era capaz de traducir del español, del alemán y del inglés a su lengua materna y viceversa, cosa que implica, más allá del dominio del lenguaje, el conocimiento de las culturas. Por su formación, su origen y su sensibilidad, comprendía mejor que nadie lo que es la interculturalidad.

Ireneo fue uno de los que lograron recuperar la ceremonia del Encendido del Fuego NuevoPurépecha, tradición prehispánica que se había perdido y ahora se realiza cada año. Ireneo fue cofundador y presidente del Seminario de Análisis de Experiencias Indígenas, A.C. (organización con presencia en varios estados del país), promotor de la enseñanza de su idioma materno y formador de profesores del mismo, miembro del comité nacional de selección para las becas que otorga la Fundación Ford a estudiantes indígenas, promotor de las universidades interculturales, y mucho más. La última conferencia que impartió fue en el Décimo Encuentro Internacional de Escritores en Lenguas Indígenas, realizado dentro de la Feria Internacional del Libro en Guadalajara.

Sobre su vida, su relación con su pueblo y su trayectoria, Pedro Victoriano Cruz, reconocido comunicador purépecha, comparte con nosotros el siguiente texto.

 

Tata Ireneo Rojas 1941-2013 by http://www.animalpolitico.com

El legado del doctor Tata Ireneo Rojas es inmenso, tanto como lo eran su sencillez y su dedicación al trabajo. Con su partida, el pueblo purépecha, Michoacán y México, pierden a una gran persona, pero queda su legado, y muchos hombres y mujeres que formó, que seguirán su ejemplo y continuarán la lucha por su pueblo.

Aprovecho estas líneas para mandar desde aquí mi más sentido pésame y un fuerte abrazo a Rocío Próspero Maldonado, su viuda, también ella una incansable luchadora purépecha.

Despedida de Ireneo Rojas en Cherán.    Foto: Pedro Victoriano

Despedida de Ireneo Rojas en Cherán. Foto: Pedro Victoriano

 

@yotlacuila

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.