Nueva iniciativa de ley indígena, ¿ahora sí va en serio? - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Códices Geek
Por La Tlacuila
Margarita Warnholtz Locht (la tlacuila) es etnóloga egresada de la ENAH. Trabajó muchos años c... Margarita Warnholtz Locht (la tlacuila) es etnóloga egresada de la ENAH. Trabajó muchos años con organizaciones indígenas en cuestiones de comunicación, entre otras, coordinó un proyecto de incorporación de organizaciones indígenas a internet a finales de los 90, proyecto con el cual se convirtió en fellow de Ashoka (red internacional de emprendedores sociales). En los últimos años se ha dedicado a difundir información de los pueblos indígenas en la prensa escrita, colaborando con diarios como Excélsior en 2006 y Milenio de 2007 a 2010. (Leer más)
Nueva iniciativa de ley indígena, ¿ahora sí va en serio?
El gobierno federal anunció la presentación de nueva iniciativa de ley indígena. Lo menos que se pide es que en realidad consulten a los especialistas y dirigentes indígenas que llevan 20 años trabajando en esto, y que haya voluntad política para que lo aprobado se aplique.
Por La Tlacuila
10 de enero, 2014
Comparte

El XX aniversario del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) puso de nuevo el tema indígena en los medios por unos días. En esta coyuntura, Jaime Martínez Veloz, comisionado para el Diálogo con los Pueblos Indígenas de México, anunció que se está preparando una iniciativa de ley “de gran calado”, que no solamente retomará los Acuerdos de San Andrés, sino que incluirá elementos de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas y el Protocolo de actuación para quienes imparten justicia en casos que involucren personas, comunidades y pueblos indígenas, emitido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, entre otras normativas nacionales e internacionales.

Lo anterior es sin duda una buena noticia, pues desde hace tiempo es indispensable una ley de esa naturaleza que defina políticas públicas adecuadas para los pueblos indígenas, que contenga elementos que permitan realmente combatir la pobreza y el rezago en el que se encuentran, y que frene el despojo del que están siendo objeto desde hace años. Y ojalá sirva para normar temas como el de la consulta previa, libre e informada (o se haga además una ley específica para ésta) pues, si bien de acuerdo al Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo se debe realizar, hasta la fecha no hay una ley que especifique cómo llevarla a cabo.

Martínez Veloz informó que desde hace seis meses está trabajando con abogados y expertos la mencionada iniciativa. No menciona quiénes son, pero esperemos que entre ellos estén incluidos los dirigentes indígenas que llevan años trabajando el tema y que son quienes de verdad conocen la situación de los pueblos originarios de nuestro país.

Ojalá la mencionada iniciativa incluya cambios en la estructura institucional. Que transforme (¿o desaparezca?), por ejemplo, a la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, que desde su creación no ha dado resultados (basta ver las estadísticas de marginación de las comunidades indígenas para constatarlo), o al Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, que no ha hecho mucho más que inventariar las lenguas “en peligro de extinción”. Que recoja, en este sentido, propuestas como las planteadas aquí por el etnólogo José del Val (quien supongo estará entre los expertos consultados), de crear una procuraduría de los derechos de los pueblos indígenas, con atribuciones que le permitan garantizar el cumplimiento de los derechos de estos pueblos, y una subprocuraduría de los territorios indígenas que asegure “la propiedad y potestad de los pueblos sobre su territorio y los proyectos que se realicen en los mismos”.

Pero más que todo, ojalá haya de verdad voluntad política del gobierno en turno, no solamente para generar la iniciativa de ley, sino para vigilar que se cumpla una vez que se apruebe y entre en vigor, ya que, hasta la fecha, la poca legislación que existe sobre los derechos de los pueblos indígenas no ha servido de mucho, pues más bien ha sido en general ignorada salvo en los casos en que los propios pueblos acuden a ella. Y que esa voluntad política lleve también a que, si se crean nuevas instituciones, sean encabezadas por personas expertas en el tema indígena, cuya trayectoria garantice que funcionen. De otra manera, la ley en cuestión no mejorará la situación de los pueblos indígenas y servirá solamente para presumirla a nivel internacional, tal vez en la Conferencia Mundial de los Pueblos Indígenas que se llevará a cabo en septiembre, en la sede de Naciones Unidas de Nueva York.

 

@yotlacuila

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.