A pesar de todo, hay que seguirle - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Códices Geek
Por La Tlacuila
Margarita Warnholtz Locht (la tlacuila) es etnóloga egresada de la ENAH. Trabajó muchos años c... Margarita Warnholtz Locht (la tlacuila) es etnóloga egresada de la ENAH. Trabajó muchos años con organizaciones indígenas en cuestiones de comunicación, entre otras, coordinó un proyecto de incorporación de organizaciones indígenas a internet a finales de los 90, proyecto con el cual se convirtió en fellow de Ashoka (red internacional de emprendedores sociales). En los últimos años se ha dedicado a difundir información de los pueblos indígenas en la prensa escrita, colaborando con diarios como Excélsior en 2006 y Milenio de 2007 a 2010. (Leer más)
A pesar de todo, hay que seguirle
La lista de pendientes del año pasado es extensa y no quitaremos el dedo del renglón, particularmente en los asuntos relacionados con los pueblos indígenas. Sin embargo, tampoco dejaremos de referirnos a las cosas buenas que suceden, por ejemplo, a los esfuerzos de las empresas indígenas y de comunidades locales por crecer, a las novedades de los escritores en lenguas originarias, a los éxitos de los músicos indígenas, y con algo de esto iniciaremos el año.
Por La Tlacuila
9 de enero, 2015
Comparte

Inicia el año igual que como terminó el anterior. Siguen sin aparecer los normalistas de Ayotzinapa y continúan surgiendo elementos que desmienten la versión oficial del caso; no dejan de aparecer fosas con cuerpos en Guerrero, la situación en Michoacán se mantiene igual o peor, siguen presos Nestora Salgado y el yaqui Mario Luna, todavía en la Montaña de Guerrero hay damnificados sin techo (eso desde 2013), y un largo etcétera. La lista de pendientes del año pasado es extensa y no quitaremos el dedo del renglón, particularmente en los asuntos relacionados con los pueblos indígenas.

Sin embargo, tampoco dejaremos de referirnos a las cosas buenas que suceden, por ejemplo, a los esfuerzos de las empresas indígenas y de comunidades locales por crecer, a las novedades de los escritores en lenguas originarias, a los éxitos de los músicos indígenas, etc., y con algo de esto iniciaremos el año.

Hace poco visité una pequeña empresa, la Comercializadora Apulco, localizada en el pueblo con el mismo nombre, entrando a la Sierra Norte de Puebla. Es una pequeña fábrica donde producen licores de frutas de la región, yolixpa y ron artesanal. Mientras probaba yo algunas de las bebidas, la verdad, todas exquisitas, don Paco Varela y su hijo Joaquín, dueños del negocio, me contaron su historia.

Algunos de los licores que producen

Algunos de los licores que producen

Desde finales del siglo XIX su familia vive ahí y desde entonces producen licores, en esa época hacían sobre todo aguardiente de caña y yolixpa, ésta última bebida típica de la zona que se prepara con diversas hierbas medicinales, tiene un sabor suave muy particular y su nombre en náhuatl significa medicina para el corazón. Después comenzaron a elaborar otros licores, entre ellos el de café, que crean con café orgánico producido por empresas indígenas de la región. Su tienda y su casa están localizadas en lo que antes era el camino real que comunicaba todos los pueblos de la Sierra Norte con Zacapoaxtla, por lo que era muy transitado y “todo el mundo paraba por un traguito”. Así fueron haciéndose de fama, y si bien interrumpieron por unos años el negocio, en 1948 lo retomaron. Años después pasaría por ahí la carretera.

Todo iba bien hasta 1999, cuando un desastre natural destruyó completamente su fábrica, en la que ya producían miles de litros de los diversos licores. Llovió muy fuerte durante tres días y se desbordó el río que pasa junto a su negocio. En esa época vendían no solamente en Puebla sino en el DF y en otros estados de la República, y estaban haciendo ya los primeros trámites para exportar. Junto con la fábrica perdieron la marca y el prestigio de sus productos, pues alguien robó las etiquetas y las usó para vender bebidas de baja calidad. Les tocó entonces comenzar otra vez desde cero.

Crearon una nueva empresa y poco a poco fueron armando una pequeña fábrica, en la que mantienen la calidad de sus productos, preparados siempre con ingredientes naturales. Hasta el año pasado vendían solamente en su tienda y a gente conocida en algunos pueblos de la región, porque les faltaba conseguir el marbete que otorga la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para poder comercializar y exportar su producto. Después de muchas vueltas y trámites por fin lo obtuvieron hace un par de meses, por lo que están iniciando una nueva etapa en la que esperan pronto poder vender en todo el país, extender la fábrica y comenzar a exportar.

Joaquín Varela en la fábrica

Joaquín Varela en la fábrica

El ron Apulco proviene de aguardiente de caña destilado y se deja reposar por cuatro años en barriles de roble blanco. Para hacer los licores se macera la fruta en aguardiente de piloncillo destilado, se le agrega azúcar y se deja reposar durante tres meses para que suelte todo el sabor. La fruta y el azúcar se asientan y se envasa lo que no se asentó.

El ron Apulco se añeja en barricas de roble blanco

El ron Apulco se añeja en barricas de roble blanco

Comercializadora Apulco forma parte de la recientemente formada Confederación Empresarial Indígena y de Comunidades Locales de México, y están listos para asesorar a otros productores de bebidas alcohólicas en los trámites para conseguir el famoso marbete.

Contra todas las adversidades, con mucho esfuerzo y sin ningún apoyo gubernamental, los Varela lograron restablecer su empresa y seguro van a crecer rápidamente, ahora que pueden ya vender en todas partes. Además, probablemente pronto podamos disfrutar de sus deliciosas bebidas en distintos lugares del país.

 

@yotlacuila

 

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.