close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Códices Geek
Por La Tlacuila
Margarita Warnholtz Locht (la tlacuila) es etnóloga egresada de la ENAH. Trabajó muchos años c... Margarita Warnholtz Locht (la tlacuila) es etnóloga egresada de la ENAH. Trabajó muchos años con organizaciones indígenas en cuestiones de comunicación, entre otras, coordinó un proyecto de incorporación de organizaciones indígenas a internet a finales de los 90, proyecto con el cual se convirtió en fellow de Ashoka (red internacional de emprendedores sociales). En los últimos años se ha dedicado a difundir información de los pueblos indígenas en la prensa escrita, colaborando con diarios como Excélsior en 2006 y Milenio de 2007 a 2010. (Leer más)
Presa Bicentenario o para qué sirven las leyes
El proyecto de construcción de la presa Bicentenario no está autorizado por CONAGUA, está condicionado por la Semarnat, un tribunal agrario decretó la suspensión de la obra, y no se llevó a cabo adecuadamente, como determina la ley, el proceso de consulta con el pueblo guarijío, pero la construcción ya inició. ¿De qué sirven entonces las leyes en este país? ¿Qué va a pasar con eso?
Por La Tlacuila
25 de octubre, 2013
Comparte

Salvo en los medios de comunicación locales de Sonora, poco se ha sabido últimamente del caso de la presa llamada Bicentenario o Los Pilares, esa presa que el gobierno sonorense insiste en construir pese al desacuerdo del pueblo guarijío, de otros ejidatarios de la zona, de no contar con los permisos requeridos para iniciar la obra, y de que hay una resolución  de un tribunal agrario que ordena su suspensión.

El 1 de octubre pasado, en ceremonia encabezada por el gobernador Guillermo Padrés, se colocó la primera piedra de la obra, a pesar de que el Tribunal Unitario Agrario del Distrito 35 decretó una medida precautoria indicando que no se iniciara la construcción de la presa, fechada el 23 de septiembre del año en curso. Días después de comenzada la obra, según información de la prensa local, tanto el Secretario de Gobierno de Sonora, Roberto Romero, como el director de la Comisión Estatal del Agua, afirmaron que ésta no se iba a detener, aclarando éste último que el resolutivo del Tribunal Agrario solamente especificaba que no se debía ingresar al ejido Chorijoa y que por el momento estaban lejos de ahí.

Por otro lado, sigue pendiente la realización de una consulta previa, libre e informada con el pueblo guarijío, pues la que se había iniciado nunca terminó, al negarse el gobierno estatal a entregar el proyecto de la presa a los guarijíos, y amenazar a los gobernadores tradicionales para que firmaran la autorización de la obra  (de eso informamos en su momento aquí, aquí y aquí) Incluso, la aprobación de la Manifestación de Impacto Ambiental por parte de la Semarnat está condicionada a la implementación de dicha consulta. Parece ser que todo eso ya se olvidó, no se ha vuelto a mencionar nada en los medios. ¿Será que tendrán que bloquear alguna carretera para que les hagan caso? (Luego se quejan de las manifestaciones…)

En estos días me llegó copia de la respuesta de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) a la solicitud de acceso a la información que le hicieron algunos de los asesores del pueblo guarijío (vía el Sistema INFOMEX) requiriendo el proyecto de la presa en cuestión. La resolución afirma que la documentación del proyecto no puede hacerse pública “toda vez que se encuentran en proceso de revisión y no se ha emitido la resolución definitiva correspondiente a la autorización o rechazo del permiso de construcción del proyecto de la presa Bicentenario”.

 

Resolucion IFAI Presa Bicentenario, Sonora by http://www.animalpolitico.com

En conclusión, el proyecto no está autorizado por CONAGUA, está condicionado por la Semarnat, un tribunal agrario decretó la suspensión de la obra, y no se llevó a cabo adecuadamente, como determina la ley, el proceso de consulta con el pueblo guarijío, pero la construcción ya inició. ¿De qué sirven entonces las leyes en este país? ¿Qué va a pasar con eso?

Si la obra continúa va a ser más que evidente que los intereses del gobernador de Sonora y los intereses económicos involucrados en el proyecto, están por encima de las leyes y de las instituciones federales. Si no se detiene pronto, además del daño innecesario al medio ambiente, todo el dinero ya invertido, habrá sido desperdiciado, (como si nos sobraran millones en este país). Por otra parte, los habitantes de la región, tanto el pueblo guarijío como los demás afectados, probablemente seguirán haciendo uso de recursos legales para parar la construcción, y si aún así continúa, tal vez terminen tomando medidas radicales, como los bloqueos de carreteras, o se pongan frente a las máquinas para pararlas.

¿Qué va a pasar entonces? ¿Van a pasar por encima de ellos? ¿Van a matar a los dirigentes? (recordemos que los asesores del pueblo guarijío fueron amenazados). Esperemos que detengan de una vez por todas la construcción –por lo menos hasta que cumpla con todos los requerimientos legales– y no pase a mayores. Los medios han hablado muy poco del asunto, pero me parece importante darle seguimiento, ver qué va a pasar, pues puede ser un ejemplo de cómo se va a proceder o de cómo se resolverán este tipo de casos en nuestro país. Si se va a cumplir con el derecho de los pueblos indígenas a la consulta previa libre e informada, si se van a respetar las leyes y las instituciones, o si se va a pasar por encima de todo eso y México se va a llenar de presas, minas, centrales hidroeléctricas, eólicas y demás obras, realizadas ilegalmente.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.