close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Códices Geek
Por La Tlacuila
Margarita Warnholtz Locht (la tlacuila) es etnóloga egresada de la ENAH. Trabajó muchos años c... Margarita Warnholtz Locht (la tlacuila) es etnóloga egresada de la ENAH. Trabajó muchos años con organizaciones indígenas en cuestiones de comunicación, entre otras, coordinó un proyecto de incorporación de organizaciones indígenas a internet a finales de los 90, proyecto con el cual se convirtió en fellow de Ashoka (red internacional de emprendedores sociales). En los últimos años se ha dedicado a difundir información de los pueblos indígenas en la prensa escrita, colaborando con diarios como Excélsior en 2006 y Milenio de 2007 a 2010. (Leer más)
Sobre los foros de consulta del INPI
Los foros tuvieron el objetivo de “recibir opiniones y propuestas" para la Iniciativa de Reforma sobre los derechos de los pueblos indígenas y afromexicanos. 
Por La Tlacuila
9 de agosto, 2019
Comparte

Ayer 8 de agosto terminó en la Ciudad de México el Foro Nacional de los Pueblos Indígenas y Afromexicano. Con este evento culminó el llamado proceso de consulta libre, previa e informada para la reforma constitucional y legal sobre derechos de los pueblos indígenas y afromexicano, organizado por el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI). 

Para esta consulta se realizaron 54 foros regionales en diversas zonas del país y uno en Estados Unidos, con indígenas migrantes. Al foro nacional asistieron dos delegados de cada uno de los anteriores, además de cientos de indígenas, afromexicanos y otras personas interesadas, que respondieron a la convocatoria difundida por el INPI. 

El documento final de este proceso de consulta sería entregado hoy, Día Internacional de los Pueblos Indígenas,  al presidente López Obrador. El objetivo de este proceso de consulta, según la convocatoria, fue “recibir opiniones, propuestas y planteamientos sobre los principios y criterios que habrán de sustentar la Iniciativa de Reforma Constitucional y las correspondientes leyes reglamentarias sobre los derechos de los pueblos indígenas y afromexicano”. 

Esta reforma constitucional está pendiente desde 2001, cuando se reformó el artículo segundo que supuestamente plasmaba en la Carta Magna los derechos de los pueblos en cuestión, con base en los Acuerdos de San Andrés, pero que dejó muchos derechos fuera y no cumplió con las expectativas de los pueblos; además de que establece menos derechos de los que aparecen en la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (aprobada en 2007). La intención del gobierno actual es que ahora sí queden incluidos en la Constitución y en las leyes los derechos que establece la mencionada declaración y otros instrumentos internacionales, lo cual requerirá no solamente cambios en el artículo segundo constitucional, sino reformas en otros, como el 27 y el 115, así como la modificación de diversas leyes. 

Sin duda este proceso de consulta fue un gran esfuerzo, en el que se intentó contar con una amplia representatividad. Si bien no puede decirse que hubo participación de todas las comunidades indígenas y afromexicanas del país, hubo mucho más participación que en cualquier evento similar que se haya convocado antes por instancias gubernamentales. Según los organizadores, participaron en los foros alrededor de 27 mil personas, la mayoría autoridades comunitarias. 

En el documento final del proceso en cuestión los pueblos indígenas y afromexicanos, además de  exigir ser reconocidos como sujetos de derecho público, demandan, entre otras cosas, el reconocimiento pleno en la constitución y en las leyes de sus tierras, territorios y recursos naturales, así como de la relación especial y espiritual que tienen con ellos, y  el derecho a la consulta –y el consentimiento- previa, libre e informada. Se reclama además el reconocimiento al derecho a la libre determinación, a sus sistemas políticos, a la autonomía y el derecho a elegir autoridades por sistema normativo propio en los municipios indígenas.  

Otras demandas son: que se garanticen los derechos individuales y colectivos de las mujeres indígenas, el reconocimiento constitucional a la educación comunitaria indígena intercultural y que se implemente el principio de la pluriculturalidad en todo el sistema educativo nacional; el reconocimiento pleno del pueblo afromexicano, el reconocimiento, fortalecimiento y protección de los elementos que constituyen su patrimonio cultural tangible e intangible, y el reconocimiento a la propiedad intelectual colectiva de los pueblos y comunidades con relación a su patrimonio cultural. También reclaman su participación política en todos los órganos de toma de decisión y ámbitos de gobierno.

La mayoría de estas demandas no son nuevas, son las mismas que vienen planteando los pueblos indígenas desde hace casi 30 años. La novedad es que por fin se incluyó a los pueblos afromexicanos.

La decisión final de incluir las exigencias de estos pueblos en la Constitución y en las leyes será del Congreso de la República, que podrá hacerlo o quedarle mal a los pueblos nuevamente. Habrá que darle seguimiento puntual al asunto.

 

@yotlacuila

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.