close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El siniestro negocio de la captura y venta de mamíferos marinos
Los parques marinos y acuarios están en declinación en Estados Unidos y Europa, debido a la creciente oposición de parte de un publico consciente que repudia el cautiverio de mamíferos marinos por el traumatismo que les ocasiona la separación de sus hábitats y sus familias, y el sufrimiento de estos seres sociables e inteligentes a los que se les niega todo lo que es natural e importante para ellos.
Por Rubén D. Arvizu
11 de abril, 2019
Comparte

Por: Rubén D. Arvizu

Hace poco más de un año, en aguas territoriales de Rusia, 11 orcas y 87 ballenas belugas, incluidos sus ballenatos, fueron capturados ilegalmente por traficantes disfrazados de pescadores. El propósito era vender estos inteligentes cetáceos a empresas chinas y coreanas en el floreciente negocio de parques marinos en Asia, donde estos animales son explotados en los llamados centros de entretenimiento. Las cosas no resultaron en la negociación de venta y al final la operación no fue concretada. El daño ya estaba hecho, los animales estaban muy lejos de su hábitat natural y hubo que “guardarlos” en alguna parte. Las transacciones de venta por cada ejemplar alcanzan enormes cifras millonarias en dólares.

Foto: Agencia RUPTLY

Foto: Agencia RUPTLY

Actualmente estos cetáceos están encajonados en estrechos recintos amurallados en medio de gélidas aguas, con el lógico deterioro de su salud. No olvidemos que ellos son seres que navegan diariamente decenas y cientos de kilómetros en los mares llevando una existencia de absoluta libertad. Más de un millón de rusos firmaron una petición en favor de las ballenas y orcas apoyando la enorme y creciente protesta mundial exigiendo su liberación.

El presidente Vladimir Putin, por medio de su Ministerio de Recursos Naturales, solicitó la intervención y ayuda de Jean-Michel Cousteau y su organización Ocean Futures Society para encontrar una inmediata solución a este grave problema. El reconocido oceanógrafo, defensor de los mares y continuador de la misión de su padre, Jacques Cousteau, atendió el llamado y se encuentra en la provincia de Primorye, donde están los animales alojados en una pequeña bahía del Mar de Ojotsk.

Foto: Agencia RUPTLY

 

Jean-Michel, junto con Charles Vinick, director ejecutivo del Proyecto Santuario de Ballenas (Whale Sanctuary Project) firmaron un acuerdo de colaboración con las autoridades rusas para comenzar de inmediato los trabajos para lograr la liberación y rehabilitación de los cetáceos. Cousteau declaró: “Vamos a laborar con sus científicos, con observadores, con quienes trabajan directamente con animales, para ayudarlos. Será una misión larga, no sabemos cuánto tiempo llevará la adecuada liberación, de preferencia en las aguas donde fueron capturados para que puedan reunificarse con sus grupos familiares”.

Foto: Ocean Futures Society

Collage: Rubén D. Arvizu

Foto: Agencia RUPTLY

Los parques marinos y acuarios están en declinación en Estados Unidos y Europa, debido a la creciente oposición de parte de un publico consciente que repudia el cautiverio de mamíferos marinos por el traumatismo que les ocasiona la separación de sus hábitats y sus familias, y el sufrimiento de estos seres sociables e inteligentes a los que se les niega todo lo que es natural e importante para ellos. Muchos científicos, basándose en estudios que demuestran su inteligencia, han solicitado que se les reconozca como “personas no-humanas”.

El respeto a estos animales también comienza a extenderse en Latinoamérica, a pesar de la apertura de nuevos y enormes parques y acuarios en México y Argentina. Lo que aseguran los desarrolladores de esos acuarios y parques marinos, es que ahí están a salvo de los depredadores y que reciben alimentación y atención veterinaria. La realidad es que estos animales solo pueden nadar en cautiverio en círculos sin fin, dando vueltas y vueltas encajonados en prácticamente tinas de baño y no pueden comportarse naturalmente. El crónico estrés del cautiverio debilita sus sistemas inmunológicos, causándoles la muerte prematura. En el momento en que escribo esta nota veo la noticia de que el 8 de abril murió en Sea World una ballena piloto de aproximadamente ocho años de edad. En enero, también en ese parque marino, falleció una orca sin que hasta el momento se sepa la razón. El famoso y muy bien instalado Acuario de Atlanta está catalogado como uno de los peores en Estados Unidos en lo referente al cuidado y salud de ballenas belugas y delfines con varios fallecimientos en los últimos años. Debido a eso ya no aceptarán recibir más animales atrapados en sus hábitats naturales.

En la infame lista de las 10 peores instalaciones de entretenimiento marino en Norteamérica, además del Acuario de Atlanta, se encuentran varios parques de SeaWorld, MarineLand en Ontario, Canadá, y Puerto Aventuras Dolphin Discovery en Quintana Roo, México. Hay que hacer notar que la empresa Dolphin Discovery opera los siguientes parques marinos:

1. Ciudad de México: Six Flags 

2. Caribe Mexicano: Cancún, Isla Mujeres, Costa Maya, Cozumel, Tulum-Akumal. Dreams Puerto Aventuras, Riviera Maya- Puerto Aventuras, Dolphin Discovery Playa del Carmen. 

3. Pacífico Mexicano: Los Cabos- Vallarta

4. Islas del Caribe: Anguila-St. Maarten, Gran Caimán, Cove Caimán, Tortola, Punta Cana, Saint Kitts

5. Costa Este (Estados Unidos): Gulf World 

6. Jamaica: Dolphin Cove Montego Bay, Dolphin Cove Ocho Rios, Moon Palace Jamaica Grande.

7. Argentina: Parque Marino Aquarium Mar del Plata (Adquirido en diciembre de 2018)

8. Italia: Zoomarine- Roma (Adquirido en 2015)

Otra empresa mexicana que posee instalaciones con mamíferos marinos en cautiverio que interactúan con el público es Ventura Entertainment/Blau Life, y los parques son Acuario Inbursa, Acuario Interactivo en la Ciudad de México, el Acuario del Bajío en León, Guanajuato, y el Acuario de Playa, en la Riviera Maya. Adicionalmente, el grupo se encuentra asesorando a la empresa china Sunriver con el desarrollo conceptual y la construcción de 7 nuevos parques en China.

Ha llegado la hora de que cambiemos nuestros hábitos y gustos de diversión. No contribuyamos a que los cetáceos, mamíferos marinos y tiburones continúen en condiciones de esclavitud que no permiten su desarrollo sano y armonioso. Exijamos que se cumplan las regulaciones que protegen a esos animales, y no visitemos ni patrocinemos con nuestro dinero los sitios que ofrecen espectáculos donde son explotados como simple negocio y entretenimiento. Tal vez con eso logremos de que en un futuro no muy lejano, situaciones como las actuales en Rusia, ya no se repitan.

 

* Rubén D. Arvizu es Director General para América Latina de Ocean Futures Society, Escritor / Productor y Director Fílmico, Director para América Latina de la Nuclear Age Peace Foundation y Embajador del Pacto Climático Global de Ciudades.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte