close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Gobierno y sociedad, binomio clave para la democracia
Es hora de dejar la simulación y de superar las relaciones perversas del clientelismo y corporativismo, creando instituciones robustas con su respectivos pesos y contrapesos que aporten a la lucha contra la corrupción y permitan el predominio de la rendición de cuentas.
Por Blog Invitado
7 de marzo, 2019
Comparte

Por: Elio Villaseñor Gómez

En este momento en el que se ha cuestionado el papel de las organizaciones de la sociedad civil, es importante reafirmar nuestra convicción de que podemos seguir contribuyendo al fortalecimiento de la democracia, generando las oportunidades para que tanto el gobierno como la ciudadanía seamos fuertes y estemos a la altura de las transformaciones de nuestro país.

Para contribuir al debate sobre las relaciones entre el gobierno y la sociedad, la edición de febrero de Brújula Ciudadana plantea la necesidad de que en México se promuevan mecanismos efectivos que fortalezcan la democracia representativa y participativa. Ello nos conducirá a una redefinición de la relación Estado-sociedad más allá de los viejos moldes corporativos y clientelares.

Estas reflexiones se justifican también en el marco de las consultas ciudadanas que ya ha implementado el gobierno federal y especialmente la que está en puertas, el 21 de marzo. Nos parece esencial razonar acerca del sentido, la relevancia y los requisitos que deben satisfacer los distintos mecanismos de la democracia.

Por ello, hemos generado esta discusión en torno a la la democracia participativa y el análisis de los distintos mecanismos institucionales que favorecen el empoderamiento ciudadano, así como la manera en que aquélla se ha hecho presente en algunas entidades federativas (Chiapas, Chihuahua, Nuevo León y Ciudad de México).

La consulta que se ha anunciado para la tercera semana de marzo se centrará en tres asuntos: 1) la creación de la Guardia Nacional, 2) la conveniencia de investigar y juzgar a los expresidentes por posibles actos de corrupción y 3) la conformación de un Consejo Asesor Empresarial. Las consultas previas -sobre el Nuevo Aeropuerto Internacional de México y los diez proyectos prioritarios del nuevo gobierno- no estuvieron libres de polémica y, por ello, es pertinente el análisis de las modalidades de democracia participativa en México, algunas reconocidas y normadas por las leyes e, incluso, por la Constitución (p. ej. la consulta popular y la iniciativa ciudadana). No todas, sin embargo, cuentan con dicho reconocimiento. De igual manera, cada una de ellas conlleva ventajas y riesgos.

En la coyuntura actual, es preciso considerar también la serie de etapas por las que ha pasado el proceso de construcción de una ciudadanía activa y enérgica en México, cuya característica central se ha reflejado en una actitud de REBELDÍA frente al sistema político, que en distintos momentos ha querido someter a la sociedad, convirtiendo a sus miembros en súbditos y en clientela para la clase política.

El proceso de construcción de ciudadanía al que me refiero aquí se llevó a cabo mediante experiencias de autogobierno y formas de lucha que conjugaron las demandas y las propuestas de solución a los problemas del país en cada momento histórico. En este camino, se generaron verdaderos laboratorios de políticas sociales y civiles; muchas de las experiencias se multiplicaron y se convirtieron en políticas públicas en el terreno de la vivienda, salud y emprendimiento, entre otros. Paralelamente, se levantaron olas ciudadanas para defender nuestros derechos humanos.

Todo ello fue posible con el acompañamiento de agentes sociales y civiles en una dinámica de empoderamiento enraizada en las vidas cotidianas de cada quien.

Esta rebeldía ciudadana aún presente ha madurado al punto que trasciende cualquier reduccionismo que la quiere encasillar en el papel de simple espectador, por un lado, que aplaude las decisiones que otros toman o que levanta la mano en señal de aprobación, por el otro lado.

La lucha por dignificar la participación ciudadana nos ha llevado al diseño de propuestas y aportaciones que han contribuido al fortalecimiento de la democracia. Nuestra historia nos ha enseñado el camino para ejercer plenamente nuestro derecho a hablar y proponer. Así, la construcción ciudadana ha sido una escuela permanente en la búsqueda de la corresponsabilidad.

La iniciativa de organizar consultas ciudadanas debe constituirse paulatinamente en un mecanismo sólido y cada una de ellas en una fiesta cívica que permita desencadenar procesos para socializar la información, crear un ambiente para conocer los pros y los contras de cada proyecto que llega a consulta y salir a depositar nuestro voto libre e informado.

Es hora de dejar la simulación y de superar las relaciones perversas del clientelismo y corporativismo, creando instituciones robustas con su respectivos pesos y contrapesos que aporten a la lucha contra la corrupción y permitan el predominio de la rendición de cuentas.

Bienvenidas las consultas ciudadanas que abonen al intercambio de opiniones y la suma de esfuerzos entre gobierno y sociedad. Coincidimos en que se requiere abrir espacios a la expresión de las demandas ciudadanas que aseguren una mayor responsabilidad de los tomadores de decisiones frente a la ciudadanía. Pero también insistimos en que las consultas, al igual que la elaboración y promoción de iniciativas de distinta índole, tienen tras de sí una historia que arroja enseñanzas valiosas que no deben ser ignoradas. Y es a partir de esta experiencia previa que la ciudadanía organizada debe asumir su papel como actor político y, sobre todo, como mandante.

 

* Elio Villaseñor Gómez es director de Iniciativa Ciudadana para la Promoción de la Cultura del Diálogo A. C.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.