close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Querido Javier, te abrazo donde quiera que estés
Tú decías que debías escribir con cuidado, pero a los estudiantes eso aún no nos queda claro. Y en medio de la injusticia, todos me preguntan, ¿en verdad quieres ser periodista?
Por Siboney Flores
15 de mayo, 2019
Comparte

Alguien te asesinó de manera cobarde. No fue la lucha entre dos personas con arma, ni un castigo de la justicia. Fue alguien que decidió mandarte asesinar por ejercer la libertad de prensa y poner rostro y nombre a las víctimas.

Cuando leí que te asesinaron, se me hizo un nudo en la garganta. Otro periodista más. Pero eras tú Javier, un referente en mi universidad. ¿Como tú? si eras él que escribía libros, él que fundó una redacción, él que tenía un renombre, no eras un freelance aislado del mundo que podían vulnerar fácilmente ¿Como a ti también?

El gremio estaba escandalizado y enfurecido, pero nosotros los estudiantes de periodismo estábamos aterrados, antes de ejercer ya nos sentimos desprotegidos. Leíamos una y otra vez la descripción de tu asesinato. Como no te la esperabas.

Era lunes 15 de mayo de 2017. Medio día. Tu saliste en tu carro y un grupo de hombres por órdenes de quién sabe, decidieron dispararte. A pocas cuadras del semanario que fundaste. A tus 50 años. La vida se te acabó. Ya nada de Malayerba o de pláticas en El Guayabo.

Me pregunto si habrás salido de la redacción con miedo. A lo mejor sí, porque hablar del narco (al igual que otras fuentes) implica saber que alguien te puede amenazar o incluso asesinar.

Loco, si pudiera hablarte no sabría ni qué decirte. Aquí las cosas no van muy bien, siguen matando a periodistas y defensores de los derechos humanos. No les gusta algo y plomo. Siempre plomo.

Tú decías que sabías que debías escribir con cuidado, pero a los estudiantes eso aún no nos queda claro. Y en medio de la injusticia, todos me preguntan, ¿en verdad quieres ser periodista?

Cientos de mexicanos egresan cada año para buscar un lugar en las filas del periodismo, comunicación y producción, pero todos se preguntan si habrá alguien que quiera ser reportero (a).

Hace unos días un compañero me preguntó que cómo se asimila la vida mientras cubres tragedia, corrupción y pobreza. El punto está en que nunca lo asimilas. Como novata en el periodismo, grito de dolor cuando la gente lee los titulares de los desaparecidos como una cifra más. Me molesto cuando las personas no comprenden por qué otros se manifiestan en las marchas. Me enojo cuando revictimizan a las víctimas.

Pero al igual que tú, descubrí que es necesario pensar al periodismo como un acto de creer y querer una sociedad mejor. Porque descubrí que cuando asesinan a un periodista, callan una voz pero eso no va a evitar que sigamos tecleando. Somos más los vivos y aferrados, que los asesinados.

Tú y otros periodistas me hicieron comprender el valor del periodismo. Descubrí que los lectores bien informados pueden decidir libremente; que si se habla de las víctimas con nombre y rostro, su realidad se habla, se grita, se marcha y quien sabe, a lo mejor y se hace justicia.

Pero sin ti y sin muchos otros, nunca lo hubiera descubierto. Nunca hubiera pronunciado fuertemente ¡quiero ser periodista! Pero ahora más que nunca es cuando abrazo esta profesión, por ti y por todos. Porque nos faltan muchos.

Porque somos más de los que creen y no nos van a callar. A la distancia y dónde estés, te abrazo Javier y te agradezco la valentía, que siempre fue acompañada de ética y responsabilidad periodística.

Porque tú, loco, comprendiste que te debes a la sociedad y no a una empresa o un político. Porque entendiste que no se trata del miedo, sino de ejercer con coherencia y para el bien de la sociedad. Porque fuiste la voz de los que no la tienen, y ahora nos toca a nosotros ser tu voz y de quienes faltan.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.