close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
close
Un ejercicio para cuantificar sin deshumanizar
Los números nos ayudan a abstraer, pero ese proceso reduce la empatía hacia el que vive el fenómeno, y eso es importante reconocerlo para no centrarse únicamente en los datos.
Por Blog Invitado
27 de diciembre, 2018
Comparte

Por: Gabriela Otero (@goteroz) y Pablo Gracia

Haremos un ejercicio de deshumanización con el fin de humanizar. La cuantificación resume, generaliza, pero también identifica y permite dirigir la mirada hacia temas relevantes. Los números nos ayudan a abstraer, pero ese proceso reduce la empatía hacia el que vive el fenómeno, y eso es importante reconocerlo para no centrarse únicamente en los datos.

Revisando el artículo de Martin Harrison sobre la deshumanización de los grandes números, encontramos que existen varios estudios que analizan cómo la abstracción cuantitativa deshumaniza y simplifica las percepciones. El estudio Measuring Nonuse Damages Using Contingent Valuation explora cómo asignamos valor a las cosas que no tienen un precio de mercado; por ejemplo, cuál podría ser el valor de que las aves marinas no estén cubiertas en petróleo. Nordgren y Morris McDonnell también analizan la paradoja de cómo un daño mayor puede ser juzgado como menor. En uno de sus experimentos describen una compañía de alimentos que permite que un producto salga a la venta, a pesar de saber que éste enferma a las personas. A un grupo se le dice que dos personas se enferman y al segundo grupo se le dice que 20 personas se enferman. Los resultados muestran que el castigo de años de cárcel impuesto por el grupo donde hubo dos víctimas (5.8 años) superó al del grupo con 20 víctimas (4.2 años). Como menciona Martin Harrison, este fenómeno es la extensión del abandono o negligencia, es decir, “la pérdida de un millón de vidas es una realidad estadística, no personal”.

El fenómeno de grandes datos también se puede observar en México. Todos los días se presentan estadísticas que no nos inmutan, o simplificaciones que parecen adecuadas, por ejemplo, se tiene la idea de que la ruralidad no necesita urbanidad y esto es un concepto equivocado. De acuerdo con la Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano, toda comunidad debe contar con la infraestructura urbana básica. Bajo este concepto, se desarrolló el Índice Municipal de Ambiente Construido (IMUNAC) , el cual busca identificar cuáles son las necesidades de todos los municipios en infraestructura urbana para impulsar una vida saludable, esto con el fin de visibilizar no solo a las ciudades sino también a los municipios principalmente rurales, en los cuales viven personas con las mismas necesidades básicas; el objetivo es generar una guía para visibilizar las comunidades que viven en estos.

Se cuestiona cuál es la relación entre el ambiente construido y la salud, y la respuesta es casi todo. De acuerdo con County Health Rankings , se estima que la atención médica representa solo el 10-20% de los contribuyentes modificables para obtener resultados saludables en una población, el 80-90% corresponde a los determinantes sociales de la salud; hábitos saludables, infraestructura urbana, factores socioeconómicos y factores ambientales. El ambiente construido es relevante para la salud y esto se ha manifestado desde los acuerdos de la declaración de Alma Ata sobre la Atención Primaria de Salud (APS) y los Determinantes Sociales de la Salud establecidos por la OMS en 2005.

En este espacio presentamos un análisis de datos atípicos del IMUNAC, con el fin de detectar cuáles municipios tienen un desempeño sobresaliente y cuáles no, de acuerdo a sus resultados esperados por el tamaño de población. El IMUNAC resume los componentes que evalúan los servicios básicos en la vivienda; el entorno urbano de las calles, áreas verdes urbanas, y una distribución de desarrollos de vivienda equitativa; la conectividad intermunicipal, y el acceso a diferentes tipos de establecimientos, todos correspondientes a determinantes sociales de la salud.

Existen ejemplos de municipios que presentan resultados atípicos favorables, ya sea por la planeación urbana, por su ubicación geográfica con relación a zonas metropolitanas o por otras causas, cualquiera que sea la razón, sería bueno conocerla para intentar replicarla en otros municipios.

Desafortunadamente, existen municipios atípicos con resultados muy desfavorables, en otras palabras, olvidados, ya sea por las administraciones públicas o por la misma geografía.

Para humanizar el análisis estadístico podemos impulsar ejercicios de forma práctica u operativa, conociendo un poco más sobre las personas que lo habitan, su experiencia, sus conocimientos, idealmente, visitando los lugares. Sin embargo, esta tarea puede ser complicada y costosa. En específico, dejamos aquí un cortometraje en stop-motion sobre las leyendas urbanas de los niños de Tenejapa-Chiapas , uno de los municipios con menor infraestructura urbana a nivel nacional, con resultados atípicos hacia abajo de acuerdo al tamaño de su población.

 

Metodología

Para identificar cuales municipios eran sobresalientes o muy bajos para su tamaño se utilizó una metodología de datos atípicos leves. Para comparar municipios con un tamaño relativamente parecido, se dividió a la población en 10 grupos tal que cada grupo tuviera 10% de los municipios (246 municipios por grupo aproximadamente). Tal división se muestra a continuación.

Para cada grupo se calculó el rango entre segundo y tercer cuartil (Q3 − Q2) y se consideraron como sobresalientes los índices mayores a Q3 + 1.5 ∗ (Q3 − Q2) y como bajos los índices menores a Q2 − 1.5 ∗(Q3 − Q2).

 

* Gabriela Otero, Centro de Análisis de Datos A. C., y Pablo García es alumno de Actuaría por el ITAM y colaborador del Centro de Análisis de Datos, A. C.

 

 

Referencias

  1. Large numbers are dehumanising, so should big data worry us?

  2. Detalles en damus.org

  3. Social Determinants of Health 101 for Health Care: Five Plus Five

  4. Niños y niñas indígenas realizan cortometrajes en stop-motion sobre sus leyendas urbanas

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Comparte