Me llamo Juan Arturo Valles y tengo 26 años. Soy recolector de basura. En mi trabajo siempre nos la cotorreamos, hay buena onda en nuestro equipo, y así hacemos nuestra labor todos los días en el turno vespertino en la zona centro de CDMX. 

Mis jornadas de recolección llegan a ser hasta de 10 horas diarias, pero siempre intentamos pasarla bien. Incluso hoy, cuando la pandemia tiene volcada a toda la ciudad entre la incertidumbre, la crisis económica y el confinamiento.

Llevo ya 10 años en esta labor, comencé a los 16 años como recolector de basura, pero en todo este tiempo es la primera vez que me siento vulnerable. La información en los medios puede ser demasiada, sí te asusta.

Sobre las medidas de seguridad que estamos adoptando como recolectores es el uso de los cubrebocas que nos han repartido, la aplicación del gel antibacterial, y llevamos con nosotros un galón de agua. Nos lavamos las manos todo el tiempo.

En mi percepción hay de todo, ciudadanos que sí están siendo más cuidadosos con su separación de la basura, pero hay quienes no. Yo le pediría a la ciudadanía que para cuidarnos más, coloquen en bolsas a parte todo lo que se usa para cuidado sanitario, como los cubrebocas o los guantes. Lo importante es que este tipo de material no esté mezclado con lo demás y podamos manejarlo con mayor cuidado.

Hasta ahora no hemos sabido de nadie que haya enfermado. Y sobre las propinas, reconozco que la verdad sí han bajado, pero nosotros entendemos, muchas personas no están teniendo ingresos en este momento, ojalá ya acabe pronto todo.