close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
De amor y otras hierbas
Por Maricela Rosales
Maricela Rosales Camacho es Licenciada en Publicidad, visionaria de la vida a través de la sonri... Maricela Rosales Camacho es Licenciada en Publicidad, visionaria de la vida a través de la sonrisa, esperando siempre ver el lado del cuál masca la iguana, una chica con suerte, escritora de historias románticas desde un punto de vista humorístico y cruel, del amor hacia la vida y lo cotidiano. Personaje principal del cual siempre se burla, ella misma. En proceso siempre de morfosis y fotosíntesis. Convive con sus amigos imaginarios a cada paso. Síguela en Twitter: @maricelarosales (Leer más)
AMLOmetro
Por Maricela Rosales
2 de septiembre, 2019
Comparte

Foto de AMLO

Soy una mujer común y corriente que trabaja por su cuenta, como el 56.8% (según INEGI, diciembre 2018) de este país.

La realización de mis actividades monetizables desde hace varios años me ha permitido llegar a una etapa en donde vivo bien; lejos de presumir, debo de decir que esto tiene algo muy malo y es que vivo bien.

Dejen les explico. Gente como yo, o como ustedes, que no vamos a un trabajo formal (y que no nos importa perder los tuppers) estamos acostumbrados a que cuando hay un problema, hay una oportunidad y tendemos a juzgar rápidamente, pues la vida misma nos exige actuar con la mayor rapidez posible.

Y es esa rapidez la que nos hace tener juicios fáciles. Sí, nos hemos vuelto “facilotes”, nos hemos educado poco a poco a cambiar nuestras creencias o enfoque hacia la inmediatez de juicios y el poco razonamiento de las cosas (uy, ya me puse profunda). No, no. Dejen me regreso.

Lo que está ocurriendo en los últimos años en nuestro país, no sé si se puede denominar política. Conste que no generalizo, ya que tengo amigos en la política y varios de ellos son buena gente, pero según yo, el desempeño de también muchos de ellos está por los suelos.

Si me has leído algunas veces, sabrás que en muchos posts hablo de la importancia de tener principios, y entonces “kapoom”, ahí lo tienes, los maravillosos valores de los políticos… ok, estoy siendo irónica.

Pero ¿a poco no?, durante las campañas políticas nos la pasamos oyendo discursos sobre la confianza y que si este político es confiable y que si confías en mí no te voy a fallar (sic) bla, bla, bla.

Pero seamos claros, la confianza te la ganas con mucho esfuerzo, consistencia y resultados. Y la puedes perder en un instante.

Alguna vez alguien me dijo (alguien que me puso el cuerno magistralmente) que una infidelidad no podía echar abajo tantos años juntos trabajando nuestra relación, ¿pues qué creen? Que sí.

Y si hablamos del valor, bueno, no es secreto para nadie que en México llevamos muchos años sobreviviendo sexenios bajo gobiernos muy chafas, gente que puede ser sustituida por sacos de papa y no notaríamos la diferencia.

Solo basta con darse cuenta que pasan y pasan los gobiernos y no existen resultados evidentes de mejoría en la vida de los mexicanos, al contrario.

¿Pero te has preguntado por qué hemos dejado que esto suceda? De verdad, ahora veo a quienes votaron por Calderón, por Fox o por Peña, o por muchos más, muy indignados, muy enojados.

No quiero entrar en el tópico de “con este nos fue bien”, “vivíamos bien cuando gobernada este” o “con este nos fue de la patada”, porque no creo que las cosas funcionen así.

Estamos en una etapa a nivel de conciencia mundial en donde hoy tenemos los medios para aprender, comunicar, generar confianza, relacionarnos, aportar y si, también tener buenos gobiernos, exigir buenos gobiernos. Piénsalo.

A veces somos una sociedad con pereza, falta de tiempo y desinterés por lo que sea.

Vamos por la vida tomando datos sueltos y llenando los huecos con creencias, valores, conocimientos y experiencias de “influencers”, de personas que se dedican a mostrar un aspecto digno de una fiesta de disfraces o a hacer cosas extrañas en YouTube o Instagram, que están obsesionados por llamar la atención de cualquier forma y de un modo cada día más absurdo, que han convertido su negocio (su vida) en un espectáculo que les da dinero (bien por ellos).

El problema es que queremos subirnos a este tren y nunca tenemos todos los datos sobre casi nada y en esta vida las cosas son mucho más complejas de lo que parecen.

Este post lo estoy escribiendo antes del primer informe del presidente Andrés Manuel, según consulta Mitofsky llega a este informe con una aprobación del 61.8%.

Un presidente que desde mi punto de vista ha puesto atención en situaciones olvidadas por pasados gobiernos. Que no es suficiente aún. No, porque debemos exigir más, mucho más.

Creo que debe cambiar, añadir, quitar o aumentar algunas variables para encontrar el punto en donde gobernar no sólo sea un discurso de ténganme confianza, sino de que su esfuerzo, su constancia nos muestre los resultados que muchos mexicanos merecemos.

Recuerdan que puse en contexto mi situación laboral y el título de este posteo. Así que como ya les dije estoy acostumbrada a resolver problemas, encontrar soluciones y aprender lecciones todos los días.

Todos tenemos fortalezas, cualidades y hasta defectos que podemos convertir en elementos diferenciales. ¿No es una belleza?

México necesita de los mexicanos (aplausos) que trabajen bien y que la combinación de trabajo bien hecho nos aleje del conformismo y la apatía.

Que coraje me da ver las calles aún con basura o con caca de perro, algo básico ya sé. Pero no es difícil hacer lo correcto. ¿El presidente lo está haciendo? Tú en el AMLOmetro ¿cómo lo calificas? Pero lo que es más importante, este primer año ¿cómo te calificas a ti?

@maricelarosales

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.