#COVID19 y trabajadoras del hogar, una desigualdad más - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
De-generando
Por Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir
Organización feminista con 15 años en la formación de liderazgos con perspectiva de Género, D... Organización feminista con 15 años en la formación de liderazgos con perspectiva de Género, Derechos Humanos e Interculturalidad. (Leer más)
#COVID19 y trabajadoras del hogar, una desigualdad más
¿Te imaginas vivir la preocupación de pasar estos días de aislamiento sin un ingreso? Los despidos injustificados y los descansos sin pago comienzan a ser la constante para las trabajadoras del hogar.
Por Indra Rubio
30 de marzo, 2020
Comparte

Si estás leyendo esto desde algún lugar de tu hogar porque estás haciendo homeoffice y siguiendo las medidas del #QuédateEnCasa, este texto es para ti.

¿Cómo te ha ido ahora que estás en casa? ¿Qué tan difícil ha sido mantener la cocina ordenada, el baño limpio, la comida preparada? Si eres madre, muy seguramente estás realizando tres jornadas laborales; haciendo las tareas del hogar, gestionando las clases y tareas en línea de tus hijos o hijas y conectándote a las llamadas del trabajo con una señal de Wi-fi intermitente. Y si no tienes idea de lo qué estoy hablando, es porque probablemente una mujer está haciendo estas tareas por ti, de manera remunerada o no.

Hoy es 30 de marzo, día de la trabajadora del hogar y vale la pena que centremos la conversación en el valor de su trabajo y el aporte fundamental que hacen a la vida de los hogares empleadores. Es una buena ocasión también para visibilizar que es uno de los sectores de la población con mayor riesgo y vulnerabilidad laboral, condiciones precarias que se agravarán más conforme pasen las semanas en aislamiento.

Ahora, ¿cuántos planes tuviste que cancelar por el aislamiento? En estas semanas han sido cancelados o reprogramados conciertos, fiestas, reuniones y hasta los Juegos Olímpicos. El impacto de todas estas actividades suspendidas se reflejará directamente en los ingresos de pequeños y grandes comercios, empujándonos a una recesión que según la calificadora Moody´s, contraerá en un 5.2% a la economía mexicana el primer semestre del año.

¿Te imaginas vivir la preocupación de pasar estos días de aislamiento sin un ingreso? Los despidos injustificados y los descansos sin pago comienzan a ser la constante para las trabajadoras del hogar. ¿Cómo reclamar tus derechos cuando ni siquiera tienes un contrato? Nueve de cada diez personas que se dedican a esta actividad no cuentan con un contrato1. En estas circunstancias ¿cómo compensarías la falta de ingresos? ¿Te sería posible encontrar un nuevo trabajo en medio de esta crisis?

Quedarse en casa no puede ser un opción para una empleada del hogar, el salario promedio que perciben en México es de apenas 3,285 pesos mensuales2, eso no permite ahorrar para contingencias y tampoco hacer compras para el aislamiento porque no alcanza para comprar comida más que para una semana.

En medio de la crisis

Toda la información sobre el COVID-19 nos empieza a generar agobio, tensión, hartazgo o cansancio. Sabemos que las medidas de aislamiento son efectivas para contener el virus, el problema es que no todas las personas lo podremos hacer y no bajo las mismas condiciones.

En otros momentos de crisis, nos hemos enorgullecido de nuestra fuerza solidaria. Hoy podemos continuar esa tradición solidaria y seguir las medidas para evitar la propagación del virus, ser ciudadanos y ciudadanas responsables lavándonos las manos, cubrirnos al estornudar y toser, consumir local, no compartir fake news y quedarnos en casa (quienes podemos); pero es muy necesario además, reflexionar sobre la responsabilidad que tenemos como personas empleadoras de trabajadoras del hogar.

En nosotros está la responsabilidad de que también ellas, quienes cuidan de nuestro hogar y nuestros seres queridos en el día a día, puedan quedarse en casa. Para empezar podemos cumplir la ley y garantizar su salario, aún cuando dejen de trabajar por las medidas de aislamiento.

Si es imposible que la trabajadora del hogar suspenda sus labores porque está a cargo del cuidado de personas, o las labores domésticas de plano te están rebasando, reconoce la importancia de su trabajo en medio de esta contingencia y págale un salario justo tomando las medidas necesarias para no poner en riesgo sus salud. Aún más importante, inscríbela al IMSS, así estará protegida y su familia también. Proporciónale medidas de seguridad e higiene, no la expongas a condiciones de riesgo. Si la trabajadora es parte de la población vulnerable y si tienes dudas, puedes acercarte a las organizaciones que trabajamos en la defensa de sus derechos.

Nos necesitamos. Si nos quedamos en casa aportamos mucho a que la propagación del COVID-19 se mitigue, y si podemos hacer valer los derechos laborales de otra mujer, jefa de familia, que trabaja en nuestro hogar, para que también pueda quedarse en casa, en condiciones apropiadas, aportamos mucho más a la sociedad.

Tú puedes hacer que las medidas de aislamiento con solidaridad social funcionen. Seamos empleadores y empleadoras justas, porque los derechos no pueden aislarse #EmpleoJustoEnCasa.

* Indra Rubio (@ISBeauvoir) es coordinadora del programa de Género y Derechos Económicos Sociales Culturales y Ambientales del ILSB.

 

1 INEGI, ENOE 2018.

2 Bensusán, Gabriela, “Perfil del trabajo doméstico remunerado en México”, Organización Internacional de Trabajo, pág. 15.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts