close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
De-Generando
Por Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir
Organización feminista con 15 años en la formación de liderazgos con perspectiva de Género, D... Organización feminista con 15 años en la formación de liderazgos con perspectiva de Género, Derechos Humanos e Interculturalidad. (Leer más)
Cruzada de odio desde la fe
Hay una radicalización en el discurso de los jerarcas católicos que incita a la feligresía a desconocer derechos humano y a generar odio y segregación al nombrar como “peligroso” aquello que es diferente a su moral tradicional, y a promover acciones que padres y madres de familia deben emprender en contra de la educación pública.
Por Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir
12 de agosto, 2016
Comparte

Por: Brando Flores (@ciudadanobrando)

En el mes de mayo, la presidencia de la República presentó un iniciativa para elevar a rango constitucional el matrimonio igualitario en México. Al día de hoy, poco se ha discutido en ambas cámaras y se menciona en pasillos del Senado que no figurará para el próximo periodo ordinario que comienza en septiembre. Sin embargo, la iniciativa ha servido para que la Dirección General de la UNESCO reconozca la labor en el combate a la homofobia de este país.

A partir del anuncio, las declaraciones de los jerarcas de la iglesia católica y los comunicados que divulgan sus órganos oficiales como el Semanario “Desde la Fe”, han escalado más allá de una ruptura política con el gobierno de Enrique Peña.

La radicalización se observa en un discurso que incita a la feligresía a desconocer este y otros derechos, a generar odio y segregación al nombrar como “peligroso” aquello que es diferente a la moral católica tradicional, y a promover acciones que padres y madres de familia deben emprender en contra de la educación pública.

En su texto denominado las “3 cosas que urge saber sobre la peligrosa iniciativa del Presidente”, señalan como una “amenaza” la aprobación de esta iniciativa, cuya consecuencia podría ser la alteración de los libros de texto para poder hablar de familias diversas o de temas a los que se refieren como propaganda de género. Sentencian que se trata deuna campaña intensiva y perniciosa para promover el estilo de vida homosexual desde la más tierna infancia, los padres de familia no podrán oponerse” y hacen un llamado a tomar medidas urgentes para “No dejar la educación sexual de tus hijos en manos de la escuela”.

Desafortunadamente este llamado ha tenido las primeras repercusiones en la sede del Congreso de Nuevo León, donde el pasado 5 de agosto diputados de diversas fracciones no solo panistas (PAN, PRI, Nueva Alianza y PT), se reunieron con integrantes de la Unión Neoleonesa de Padres de Familia (UNPF).

Entre los puntos expuestos se proponía retirar los textos gratuitos de educación básica o en su defecto mutilar, arrancar las páginas o quemar ejemplares que incluyeran información sobre sexualidad por ser considerada información inadecuada.

Los medios locales retomaron declaraciones de los asistentes, quienes sobre el libro para Quinto Año de Primaria argumentaron que contenía imágenes que mostraban sin pudor los aparatos reproductivos sin tomar en cuenta el desarrollo psicológico para edades de 10 a 12 años.

Pudor deberían tener estos personajes, en especial las y los representantes del Congreso local ya que en el estado de Nuevo León, en 2015 había alrededor de 3,060 madres adolescentes (mujeres entre 12 y 19 años) y el 85% de ellas tenían más de un hijo/a.

Estas declaraciones atentan contra los derechos humanos, desvirtúan lo comprometido por el Estado mexicano en Tratados Internacionales, Declaraciones Ministeriales y estrategias nacionales impulsadas para mejorar la educación integral en sexualidad.

Lo mínimo que deberían abordar estos textos para dar cumplimiento a lo que establece la Ley General de Niñas, Niños y Adolescentes, en su artículo 58, es “Promover la educación sexual integral conforme a su edad, el desarrollo evolutivo, cognoscitivo y madurez, que les permita ejercer de manera informada y responsable sus derechos”. De ningún modo ocultar o negar el derecho a recibir esta información.

Focos rojos, alertas anunciadas

Ante la coyuntura que representa el reciente proceso de revisión de la Reforma Educativa, existe la posibilidad de que estos grupos ultraconservadores presionen a la SEP, ya sea desde las fuerzas que logran movilizar o desde los representantes populares que comulgan con sus ideas, para influir en la reestructuración del Modelo Educativo y en su Propuesta Curricular.

Es cierto que ha sido un proceso de graves desaciertos políticos, pero hay que tener claros los avances que en materia de educación no deben desaparecer y ser cuidadosos de no borrarles de un plumazo en aras de la reestructuración. Desde ese enfoque, más allá de filias y fobias, no debe empezar el proceso de cero, ya que no todo está mal planteado.

En la Propuesta Curricular para la Educación Obligatoria 2016 encontramos dos apartados dedicados al funcionamiento del cuerpo humano, el cuidado y la promoción de la salud, que analizan la importancia de la salud sexual y reproductiva en la adolescencia y que hablan de los cambios que se generan durante la pubertad. Uno dirigido a nivel Primaria y otro a Secundaria.

El propio Modelo Educativo reconoce la existencia de contextos y condiciones de una comunidad plural que se genera al interior de las escuelas y por lo tanto refuerza el hecho de que esta institución debe garantizar la igualdad de oportunidades y debe ser un lugar en donde se practique la tolerancia y no discriminación, incluida la que se pueda generar por la orientación sexual.

Tal vez la propuesta queda corta, pero antes no contaba con ese enfoque y ha sido en buena medida por el impulso de la sociedad civil, la academia e instancias y personajes proactivas.

Debido a su importancia para el desarrollo integral de niñas, niños y adolescentes, estos elementos no pueden quedar excluidos en este nuevo proceso de revisión, ni ser modificados a partir de una visión sesgada.

Otro punto a considerar es lo que señala el diagnóstico que antecedió a la etapa de implementación de la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo Adolescente (ENAPEA), respecto a la forma en cómo se impartía la materia de Educación integral en sexualidad y sobre ese asunto fue determinante:

“…se ignora cómo se desarrolla la práctica docente en las aulas y se sospecha que se omite la presentación de temas clave. Existe documentación insuficiente y asistemática sobre la articulación del trabajo docente con madres y padres, el desarrollo de actividades comunitarias y la vinculación con los servicios de salud, y se carece de modelos de intervenciones efectivas que hayan sido evaluados apropiadamente”.

Aunque en el Informe Ejecutivo 2015 que difunde el Grupo Interinstitucional para la Prevención del Embarazo Adolescente (GIPEA), la SEP reportó que una de las estrategias de difusión de la Dirección General de Bachilleratos fue un espacio virtual en el que el personal docente comparte experiencias exitosas de trabajo con padres y madres de familia sobre temas relacionados con la sexualidad adolescente, esta acción no responde a la implementación de una evaluación sistemática y suficiente sobre la articulación del trabajo docente con padres y madres, ni alcanza para desarrollar un modelo de intervención que pueda ser replicable.

Mucho silencio

Mención aparte merece el silencio que las autoridades de la SEP han guardado en torno a los hechos de Nuevo León, ya que al menos en el ámbito público no han expresado una postura oficial contundente, de respeto y apego irrestricto a los derechos que las posibles accionen de estos grupos puedan violentar.

Para cerrar esta reflexión sobre un tema que seguramente estará presente, hay que enfatizar lo válido que es contar con aspectos de nuestra vida que son guiados bajo preceptos morales o éticos. También es muy válido disentir; Voltaire escribía sobre el derecho a defender la libertad de expresar ese disenso. Lo que no es válido, y menos aún justo, es imponer una postura a costa del miedo, el odio o la ignorancia que se fomenta en niñas, niños y adolescentes, a quienes se les niega el conocimiento y el acceso a herramientas que les permitirán tener un desarrollo digno e integral.

 

@ISBeauvoir

 

 

Encuesta Intercensal INEGI 2015. Elaboración propia con Microdatos para el Estado de Nuevo León.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.