close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
De-Generando
Por Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir
Organización feminista con 15 años en la formación de liderazgos con perspectiva de Género, D... Organización feminista con 15 años en la formación de liderazgos con perspectiva de Género, Derechos Humanos e Interculturalidad. (Leer más)
Dime qué recortas y te diré cuánto importa el ENAPEA
Tras el anunciado recorte presupuestal en salud equivalente a 1800 millones de pesos, el impacto sobre la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo Adolescente (ENAPEA) se huele a la distancia. En los últimos dos años el presupuesto de operación de la estrategia ha disminuido un 45 %. En este plumaje Mujeres indígenas y jóvenes rastrean desde un ejercicio ciudadano dónde quedaron los recursos destinados a la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo Adolescente (ENAPEA) 2015.
Por Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir
23 de septiembre, 2016
Comparte

Por: Brando Flores (@ciudadanobrando) y Ángel Ruíz (@ruizangelt)

Este lunes será 26 de septiembre, Día Mundial para la Prevención del Embarazo Adolescente y durante otro año este problema sigue en las agendas gubernamentales, aunque sin claros avances.

No olvidemos que la estrategia federal fue presentada como una política muy ambiciosa en términos de resultados: “la Estrategia Nacional de Prevención del Embarazo en Adolescentes incluye 90 líneas de acción que serán públicas, y que estarán enfocadas a reforzar la educación, la salud, la prevención de la violencia y las oportunidades para que los jóvenes puedan tener un mejor futuro.”

En días recientes el Sabueso de Animal Político señaló como “Engañosa” la siguiente frase del Presidente Peña en su IV informe de Gobierno: “Con la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes, se ha logrado frenar la preocupante alza de embarazos en niñas y adolescentes, que comenzó en 2006”. Al haberse presentado en 2015 la estrategia, es poco probable que esta política ya pueda arrojar resultados, concluye ese análisis.

El hecho de que aún no se puedan medir los impactos de esta política, no debe ser impedimento para conocer cuántos recursos fueron asignados y en qué se han gastado.

Estamos ante un tema que tiene efectos inmediatos en el desarrollo poblacional presente y futuro. De acuerdo con el Subsistema de Información sobre Nacimientos de la Secretaría de Salud (SINAC), durante 2014 se registraron en México más de 364 mil nacidos vivos de mujeres cuyas edades se ubican entre los 10 y los 19 años de edad. Es decir, 997 nacimientos diarios registrados en mujeres adolescentes.

Hoy el uso eficaz y transparente de los dineros públicos se vuelve relevante en un contexto donde a diario se presentan casos de corrupción y desvíos. Es importante además que los derechos humanos, entre estos el derecho a la salud, puedan ser progresivos, lo que implica la asignación cada vez mayor de recursos para garantizar su cumplimiento.

Recientemente fue presentado el paquete económico 2017 y ya se ha señalado la reducción del 6.05% respecto de 2016 en lo que se refiere a Salud, ramo que desde 2015 presenta un descenso.

A grandes rasgos el recorte afectará definitivamente a este rubro, pero no de manera generalizada. Se concentrará en enfermedades de alto costo, específicamente para servicios “universales” de SSA, no así al IMSS ni al ISSSTE. Es decir, impactará más a beneficiarias del Seguro Popular y del Seguro Popular Nueva Generación.

Vale la pena señalar que los recortes más generales en salud, educación y combate a la pobreza afectan diferenciadamente a las personas que se encuentra en una situación de mayor vulnerabilidad, como es el caso de las mujeres en esta condición.

De cero pesos a un presupuesto ajustado

Hace un año las redes de Mujeres Indígenas (PROMUI) y de Jóvenes (REDEFINE) del Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir (ILSB), iniciaron un proceso de contraloría ciudadana a través de herramientas de acceso a la información para conocer el presupuesto asignado a cada entidad federativa para la operatividad y ejecución de la ENAPEA.

En su momento las dependencias nombradas por el Ejecutivo Federal respondieron que “…la Secretaría General del Consejo Nacional de Población (CONAPO), así como las entidades federativas recibieron un presupuesto de CERO PESOS para la operatividad y ejecución de la ENAPEA”. El Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES) señaló que “no se ha destinado recursos a las entidades federativas para la operatividad y ejecución de la ENAPEA”. Desde la Secretaría de Salud la contestación fue la misma: “no ha localizado la información solicitada” .

Ante estos vacíos informativos cabía la pregunta: ¿Cómo se puede operar una Estrategia Nacional sin presupuesto asignado? Incluso si no hubiera un presupuesto especial, y se funcionara a partir de recursos combinados de distintas dependencias ¿se puede sostener el argumento de un presupuesto de CERO PESOS para la ENAPEA?

Se elaboraron más preguntas que derivaron en un recurso de revisión elaborado por la ponencia del Comisionado Joel Salas del INAI, que encontró datos que confirmaron la existencia del presupuesto requerido y que CONAPO no había encontrado desde su Unidad de Enlace.

La búsqueda efectuada por la ponencia del Comisionado arrojó la siguiente información:

En el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2015, dentro del anexo trece, titulado Erogaciones para la igualdad entre mujeres y hombres se encontró que en el presupuesto etiquetado para la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes se asignaron 10 millones de pesos a CONAPO, 5 millones de pesos a Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) mismos que fueron asignados posteriormente a INMUJERES y 8 millones de pesos a la Secretaría de Salud.

Ocupando este antecedente se hizo la misma investigación para 2016:

La acción “Estrategia Nacional de Prevención del Embarazo Adolescente” contaría con un presupuesto de $5`154,305.00 ejercidos desde el Instituto Nacional de Salud Pública de la Secretaría de Salud y CONAPO contaría con $7`452,000. 00. En esta ocasión el rubro para el INMUJERES había desaparecido del PEF para el año en curso.

 

Se observa un presupuesto que poco tiene para competir con otras asignaciones presupuestales como el Programa para la Prevención y Atención del VIH/SIDA y otras Infecciones de Transmisión Sexual. Y si comparamos el presupuesto asignado a Salud para 2015 con el presupuesto asignado a la ENAPEA para ese mismo año, éste apenas representaría el 0.02 % del total.

Conocimiento, poder y recursos

Para ejercer el derecho a la información pública son necesarios algunos factores: el primero es la voluntad ciudadana y el segundo un conocimiento técnico, clave para solicitar la información y hacer las preguntas correctas.

Queda claro que un grupo ciudadano puede llevar a cabo contraloría social si cuenta con conocimiento sobre los mecanismos de transparencia para dar seguimiento a las solicitudes de acceso a la información y comprender las respuestas. Este conocimiento se adquiere con la práctica y la ciudadanía dadas sus condiciones cotidianas no siempre tiene esta oportunidad, ante eso nos preguntamos ¿cómo hacer entonces que gente ajena a estas arenas se involucre en el desarrollo y ampliación de este derecho?

En este momento podemos asegurar que la información pública es accesible para especialistas en la academia, el periodismo, la sociedad civil o integrantes de las propias dependencias. Las mujeres indígenas y jóvenes de las redes que acopaña el ILSB se toparon con esta realidad.

El esfuerzo humano invertido no fue proporcional a la información obtenida. Una persona sola probablemente se daría por vencida ante un proceso largo y con tantos quiebres para acceder a información, cabe una pregunta quizás retórica: ¿es esa la apuesta de las instituciones obligadas por la ley a rendir cuentas?

En términos del derecho a la salud, en este caso sexual y reproductiva, además de observarse una fusión y recorte en programas clave en la materia, nos encontramos ante un franco retroceso en términos presupuestales para una Estrategia que realizará su primera evaluación en 2018 y aboga por llegar hasta el 2030.

El problema estriba en que de existir un nuevo recorte a la ENAPEA prácticamente se nulificará la labor previa. No cabe duda que el presupuesto público es muestra del interés legítimo de los gobiernos por la sociedad. (Continuará…)

 

@ISBeauvoir

 

 

Subrayado del ILSB. Ver aquí, 22 de enero de 2015.

Solicitud de información con número de folio: 0416000008315.

Ver solicitud de información con número de folio: 0610400015715

Ver solicitud de información con número de folio: 0001200348715

Ver posicionamiento del Comisionado Salas aquí.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.