close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
De-Generando
Por Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir
Organización feminista con 15 años en la formación de liderazgos con perspectiva de Género, D... Organización feminista con 15 años en la formación de liderazgos con perspectiva de Género, Derechos Humanos e Interculturalidad. (Leer más)
Estancias Infantiles: #AusteridadMachista
Actualmente las mujeres realizan el 70% del trabajo de cuidados no remunerado en el país, ¿realmente queremos cambiar este indicador básico de desigualdad de género?
Por Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir
21 de febrero, 2019
Comparte

Por: Christian Aurora Mendoza (@chris_mendoz)

No debería sorprendernos que un secretario de Hacienda sugiera en una declaración que es una buena idea que se les pague a las abuelas por cuidar nietas y nietos; primero, porque las abuelas hoy cuidan a más del 50 % de los niños y niñas que no son cuidados por sus padres o madres, y segundo, porque si se incentiva que las mujeres de los hogares incrementen el tiempo dedicado a cuidar directamente, se reduce la demanda de servicios públicos de cuidado representando ahorros para el Estado.

No debería sorprendernos la declaración pero sí lo hace en un contexto en donde en los últimos meses se ha tomado la decisión de fortalecer instituciones como PEMEX y CFE que se consideran importantes y sobre las que se estima que se sustenta parte de la fuerza del Estado. Cabe entonces la pregunta ¿es o no la provisión de cuidados una fuerza fundamental para la reproducción de nuestra sociedad? Sí lo es. Entonces, ¿por qué debilitar las instituciones públicas de provisión de cuidados en lugar de fortalecerlas?, de nuevo: porque representa ahorros para el Estado.

Austeridad machista

Por años se ha estudiado cómo los recortes presupuestales derivados de las medidas de austeridad en América Latina tienen un fuerte impacto en la precarización de la vida de la población, los recortes en la política social (como la educativa, de salud o directamente de cuidados) constituyen la principal razón para que los hogares suplan con su propio trabajo algunas necesidades que previamente eran cubiertas por las instituciones del Estado o que podían comprar en el mercado, así el incremento de tiempo que los hogares dedican a tareas domésticas y de cuidados aumenta sustancialmente ahondando la precarización primordialmente de las mujeres pobres, quienes trabajan más horas sin remuneración, tienen menores ingresos y generalmente laboran en el sector informal.

El programa de Estancias infantiles sí es una alternativa para madres de los sectores más vulnerados y con todo lo que se tienen que mejorar en términos de supervisión óptima del uso de recursos y la calidad de provisión del servicio, sí representan una opción real para que las mujeres que principalmente hacen uso del servicio puedan encontrar empleo o continuar con sus estudios, al final, que puedan invertir en mejorar las condiciones familiares.

No todas las abuelas pueden o quieren cuidar

No nos gusta reconocerlo, pero es una realidad que no en todas las familias existen buenas condiciones para el cuidado de las niñas y los niños, y que no todas las familias tienen miembros dispuestos a cuidar. Sin duda en nuestro imaginario existe el anhelo de todas las y los niños vivieran en un hogar armónico y sin carencias, que fueran cuidados amorosamente por sus padres y madres así como estimulados positivamente en su desarrollo, sin embargo esto no siempre es posible por múltiples razones, es por ello que el Estado tiene que diseñar políticas públicas bajo la luz del derecho de la infancia a recibir cuidados y bajo la realidad de que las familias son diversas y no todas tienen miembros que puedan brindar los cuidados requeridos. No todas las familias tienen abuelitas o abuelitos en posibilidad de cuidar.

Ahora, en las recientes discusiones públicas también han salido a colación programas de política pública implementados en otros países en donde el gobierno paga una cantidad mensual a la cuidadora principal del hogar como medida de reconocimiento por su trabajo. En principio, si esta fuera la acción propuesta por el gobierno debiera brindar información suficiente para conocer el plan y lo más importante, explicar cómo se vincula con otras para garantizar de la manera más amplia el derecho de la infancia a recibir cuidados sin reforzar los estereotipos que a la postre ensanchan las brechas de género al recargar sobre las madres y abuelas las tareas de cuidado.

Respuestas integrales sí, medidas aisladas no

Una transferencia condicionada a las cuidadoras es una propuesta aislada de política pública que si bien puede ser una medida para reconocer el trabajo no remunerado que realizan, no resuelve la provisión de cuidados y refuerza los estereotipos de género. Por el contrario, esperaríamos una fuerte visión de Estado que fortaleciera las instituciones públicas de cuidado, que regulara los servicios privados, que impulsara a que el sector empleador tome medidas para apoyar a que sus trabajadoras y trabajadores puedan conciliar su empleo con la vida familiar, que promoviera emprendimientos comunitarios de servicios de cuidados y que hablara de la importancia de redistribuir las tareas de cuidados entre hombres y mujeres en el interior de los hogares.

No olvidemos que actualmente las mujeres realizan el 70% del trabajo de cuidados no remunerado en el país y que es un indicador de desigualdad que queremos cambiar. Para cerrar las brechas de género hay que invertir e invertir bien, el argumento de la corrupción en las estancias infantiles no es una razón para debilitar los espacios públicos de cuidado a los que tienen acceso las familias más empobrecidas, en caso contrario, tendremos argumentos suficientes para decir que las actuales medidas de austeridad afectan a la infancia y son además machistas. Necesitamos elementos para pensar lo contrario.

 

GIRE. La pieza faltante (2018) con datos de la ENESS (2013).

Ver aquí: Medidas de austeridad golpean más fuerte a las mujeres, dice experto ONU.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.