close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
De-Generando
Por Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir
Organización feminista con 15 años en la formación de liderazgos con perspectiva de Género, D... Organización feminista con 15 años en la formación de liderazgos con perspectiva de Género, Derechos Humanos e Interculturalidad. (Leer más)
Hablar con voz propia: los pueblos indígenas y la 4T
Si este nuevo régimen quiere de verdad volverse una cuarta transformación, deberá hacerlo con el reconocimiento de los pueblos y las mujeres indígenas.
Por Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir
14 de agosto, 2019
Comparte

Por: Zenaida Pérez (@nayiten)

La semana pasada el tema del momento en redes sociales fue la pigmentocracia y el racismo. ¿Es México un país racista? Aunque nos duela, nos enfade, nos sintamos ofendidos, lo es. ¿Cómo se explican las discriminaciones que han vivido históricamente los pueblos indígenas? La explicación está en el racismo estructural y el colonialismo que habita en cada una de nosotras y nosotros. Sin embargo, sí hay esperanza de cambio, una esperanza que proviene de la voz de las mujeres y hombres indígenas que decidieron no callar y alzar la voz desde los años 80.

Fruto de diversos procesos organizativos y de articulación nacional de los pueblos indígenas es que hoy surge la posibilidad de hacer una reforma constitucional en materia indígena que ayude a conformar un Estado pluricultural en los hechos, que reconozca a los pueblos indígenas y afromexicano como sujetos de derecho público.

Parte importante de la agenda de este gobierno es reconocer las desigualdades y revertirlas, priorizando a los históricamente excluidos. Por ello el gobierno mexicano a través de la Secretaría de Gobernación y el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) convocaron a un proceso de consulta organizado en 55 Foros Regionales y un Foro Nacional. Las reuniones regionales tuvieron la participación de 27,064 personas, de las cuales una tercera parte fueron mujeres indígenas; en total participaron 14,349 autoridades comunitarias. El Foro Nacional por su parte integró las reflexiones y aportes recabados en las regiones, y se elaboró un documento consolidado de principios y criterios que orienten la reforma constitucional. El documento se entregó el 9 de agosto a la Presidencia de la República, que a su vez lo enviará al poder legislativo.

Grandes temas, urgentes soluciones

Los grandes ejes de reflexión en los foros fueron: pueblos y comunidades indígenas como sujetos de derecho público; libre determinación y autonomía en sus distintos niveles y ámbitos; tierras, territorios, recursos, biodiversidad y medio ambiente de los pueblos indígenas; participación y representación de los pueblos indígenas en las instancias de decisión nacional, de las entidades federativas y municipales; consulta libre, previa e informada.

Por primera vez en la historia y gracias a la participación y empuje de las mujeres indígenas, se abrieron mesas especiales para la discusión de los Derechos de las Mujeres Indígenas. El resultado fue importante pues colocaron con voz propia propuestas en torno a su derecho a participar en la política desde el ámbito comunitario al federal y en los tres poderes del Estado.

Fue valioso escuchar las reflexiones de estas mesas en donde participaron mujeres y hombres. Los hombres indígenas, entre ellos autoridades y docentes, expresaron lo valioso de la palabra de las mujeres indígenas y la fuerza de sus aportes. Ellas con seguridad exigieron bajarle a los temores: las mujeres tienen capacidad y han sabido ejercer sus cargos. El mensaje fue claro: es necesario abrir los derechos, generar paraguas legales y garantizar mecanismos para la participación política de las mujeres.

Las mujeres indígenas estamos convencidas de que el avance de nuestros derechos dependerá de muchas más acciones, como la concreción de protocolos eficientes para incentivar nuestra participación, la consideración de rubros presupuestales y medidas eficientes.

Otro tema en las discusiones fue la migración indígena, los jornaleros indígenas y la problemática que viven las y los indígenas en contextos urbanos y transfronterizos. Las mujeres indígenas migrantes, narraron cuán grave es la situación que les toca vivir, la negación y exclusión de sus derechos básicos como alimentación, vivienda y salud. Independientemente de las reformas legales llamaron al ejecutivo a actuar ya, a monitorear la acción y trato que les dan las personas que las emplean. 

Tiempo propicio, cuarta transformación

El ejercicio de consulta sin precedentes que hemos vivido en los últimos días nos ha permitido encontrarnos entre hermanas y hermanos del mismo pueblo y con los pueblos vecinos, para reconocernos y redescubrir la fortaleza que tenemos juntos. También conocer los derechos que ya hemos logrado y los que faltan por concretarse. Los foros han servido para entender las diversas luchas del movimiento indígena y constatar que hemos estado y actuado desde diversos frentes.

La convocatoria por parte del poder ejecutivo ha sido un gran paso, las personas participantes aguardamos expectantes a saber si este ejercicio tendrá el alcance legal que se espera. Por ahora el balón está en la cancha del poder legislativo, veremos qué tanta voluntad tienen las y los legisladores de esta 4T para materializar nuestros derechos tal como los hemos planteado.

Si este nuevo régimen quiere de verdad volverse una cuarta transformación, deberá hacerlo con el reconocimiento de los pueblos y las mujeres indígenas; éste es el momento. Estamos frente a una gran oportunidad, la de retomar los acuerdos, resoluciones y recomendaciones nacionales e internacionales hechos en la materia por relatoras y relatores especiales sobre Derechos de los Pueblos Indígenas y los instrumentos que favorecen los derechos del pueblo afromexicano.

Es el momento de responder a las demandas que diversos procesos organizativos y de articulación nacional de pueblos indígenas y afromexicano hemos hecho. Aquí hemos estado, en estos foros hemos confluido diversos procesos de lucha y reivindicación de los derechos, hoy queremos que este reconocimiento se transforme en mejorar la vida y el trato hacia los pueblos indígenas y afromexicano de México.

* Zenaida Pérez es mujer Ayuuk, coordinadora del Programa de Mujeres Indígenas del @ISBeauvoir e integrante de la Asamblea Nacional Política de Mujeres Indígenas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.