close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
De-Generando
Por Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir
Organización feminista con 15 años en la formación de liderazgos con perspectiva de Género, D... Organización feminista con 15 años en la formación de liderazgos con perspectiva de Género, Derechos Humanos e Interculturalidad. (Leer más)
La Suprema oportunidad de garantizar la salud de las mujeres
Esta semana la Suprema Corte de Justicia de la Nación volverá a tener una oportunidad para demostrar que es un órgano jurisdiccional comprometido con los estándares más altos de protección de los derechos humanos. El caso es el de una mujer derechohabiente del ISSSTE a quien se le negó la interrupción legal del embarazo a pesar que su salud se ponía en riesgo con dicho embarazo.
Por Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir
28 de junio, 2016
Comparte

Por: Ximena Andión Ibáñez (@ximena_andion)

Imagina que quedas embarazada, pero a pesar de tu deseo de ser madre los médicos del hospital público al que tienes derecho te han dicho que tu embarazo es de alto riesgo. Tienes una amenaza de aborto y el feto tiene severas alteraciones. Cuando decides solicitar la interrupción legal del embarazo alegando afectaciones a tu salud, el hospital te niega ese derecho argumentando que eso no es legal. Ahora no te lo imagines, este es un caso real, es el caso de una mujer de carne y hueso.

Esta semana la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) volverá a tener una oportunidad para demostrar que es un órgano jurisdiccional comprometido con los estándares más altos de protección de los derechos humanos. El caso es el de una mujer derechohabiente del ISSSTE a quien se le negó la interrupción legal del embarazo a pesar que su salud se ponía en riesgo con dicho embarazo.

Recordemos que en México el aborto es aún un delito con algunas causas excluyentes de responsabilidad que varían de acuerdo al estado y a nivel federal. Cada entidad federativa tiene distintas causales legales en las cuáles se puede interrumpir un embarazo. En trece estados se puede interrumpir el embarazo cuando la salud de la mujer esté en grave riesgo. En el Código Penal Federal se incluyen como causales para interrumpir un embarazo cuando éste sea producto de una violación, cuando sea imprudencial o cuando la mujer esté en peligro de muerte. La Ciudad de México es la única entidad federativa que tiene despenalizado el aborto hasta la doceava semana de gestación.

Este caso que resolverá la Corte se relaciona justamente con la regulación del Código Penal Federal en cuanto a la interrupción legal del embarazo. Es la primera vez que la Suprema Corte de Justicia de la Nación tendrá la oportunidad de resolver un caso que no es abstracto sobre la constitucionalidad de una norma sobre el aborto, sino sobre un caso concreto de una mujer cuya vida y salud fueron afectadas de forma irremediable.

El proyecto de sentencia del amparo en revisión 1388/2015 que estuvo a cargo del ministro Arturo Zaldívar, establece claramente que someter a alguien a la clandestinidad, a la cárcel o poner en riesgo su salud o su vida por interrumpir un embarazo no se sostiene desde el punto de vista constitucional. El proyecto reafirma lo establecido por la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso Artavia Murillo en términos de que el feto es un bien jurídico que debe ser reconocido, pero que no puede dársele una protección absoluta que elimine los derechos reproductivos de las mujeres. En este sentido, el proyecto señala que deben existir ciertas circunstancias en las cuales se debe permitir la interrupción legal del embarazo: cuando sea producto de una violación, cuando la salud de la mujer esté en riesgo cuando el feto sea inviable y en el periodo cercano a la fecundación.

El texto del proyecto del ministro Zaldívar es sin duda de avanzada y está plenamente alineado con lo que han establecido los mecanismos internacionales y regionales de protección de los derechos humanos. Los Comités de Naciones Unidas que vigilan el cumplimiento de los tratados de derechos humanos de los que México es parten, especialmente el Comité para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW), ha señalado claramente que las prohibiciones absolutas del aborto van en contra de los derechos humanos de las mujeres y que deben existir al menos ciertas circunstancias en las que el aborto debería permitirse, incluyendo cuando la vida o la salud de la mujer esté en riesgo. En el caso de LC contra Perú el Comité CEDAW estableció que la negativa de acceder a un aborto que era necesario por motivos de salud violaba los derechos reproductivos y a la salud de LC. En el mismo sentido la Corte Europea de Derechos Humanos reconoció en un caso en contra de Polonia que negarle a la Sra. Tysiac un aborto para que no perdiera la vista por el embarazo, era una violación a su derecho a la vida privada.

Estas decisiones y estándares a nivel internacional, así como los cambios en las constituciones nacionales, son señales claras de que existe una tendencia mundial a ir liberalizando las normas sobre aborto en pro de la defensa de la vida y la salud de las mujeres. Otra muestra más de esta tendencia fue la decisión que justo el día de ayer lunes emitió la Corte Suprema de Estados Unidos, con la cual se mantienen abiertas varias clínicas de aborto en el estado de Texas. La decisión de la Corte en el caso Whole Woman’s Health contra Hellerstedt reafirma el derecho constitucional al aborto en Estados Unidos y es la decisión más importante en esta materia de los últimos veinte años.

Con la reforma constitucional en materia de derechos humanos aprobada en 2011 se reafirmó la preeminencia constitucional de los derechos humanos. Cada uno de los ministros/as de la primera sala que resolverán este caso tienen una responsabilidad de demostrar, una vez más, que la Suprema Corte de Justicia protege los derechos de las personas sin discriminación y que sus decisiones responden a los más altos estándares de protección. Esperemos estar una vez más a la vanguardia y con la ola de progreso a nivel internacional. Lo que está en juego en este caso no son las ideologías, sino los derechos concretos de una mujer cuya salud fue puesta en riesgo. Un caso que es sólo una muestra de las difíciles y complejísimas decisiones que las mujeres tienen que tomar todos los días para salvaguardar su salud y su vida.

 

 

Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), Omisión en Indiferencia: derechos reproductivos en México, 2015. Disponible aquí.

Corte Interamericana de Derechos Humanos, Caso Artavia Murillo y otros vs Costa Rica, sentencia del 28 de noviembre de 2012. Disponible aquí.

Comité sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (Comité CEDAW), Caso LC vs Perú, 25 de noviembre de 2011. Disponible aquí.

Corte Europea de Derechos Humanos, Tysiac vs Polonia, 20 Marzo de 2007. Disponible aquí.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.