Municipios de la esperanza, ¿una estrategia efectiva? - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
De-generando
Por Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir
Organización feminista con 15 años en la formación de liderazgos con perspectiva de Género, D... Organización feminista con 15 años en la formación de liderazgos con perspectiva de Género, Derechos Humanos e Interculturalidad. (Leer más)
Municipios de la esperanza, ¿una estrategia efectiva?
La generación de materiales de promoción de la salud en las lenguas que se hablan en las diversas comunidades es indispensable para la prevención y atención de la COVID 19.  Sin embargo, aún hoy, luego de nueve meses del primer caso en el país, estos materiales todavía no están disponibles para todas las variantes de las lenguas que se requieren.
Por Tania Martínez, Ana Laura Flores y Aída Bustos
17 de noviembre, 2020
Comparte

Después de un largo confinamiento que inició el 23 de marzo, en mayo pasado, el gobierno mexicano dio a conocer una estrategia de desconfinamiento y reactivación de la economía, misma que en un inicio comprendería 324 municipios, los llamados municipios de la esperanza. Sin embargo, los gobiernos estatales y municipales decidieron que no volverían a la “normalidad”, sino hasta contar con una estrategia sólida y mejor estructurada.

Desde hace más de 15 años se han destinado recursos en los Presupuestos de Egresos de la Federación para el desarrollo e inclusión de todas las y los mexicanos; entre ellos se encuentra el anexo 10 Erogaciones para el desarrollo integral de los pueblos y comunidades indígenas. Sin embargo, el Estado mexicano continúa teniendo una deuda histórica con la población indígena y su acceso a derechos fundamentales como el de la salud. La pandemia generada por COVID-19 es el mejor ejemplo de esto.

Más del 90% de la población del 41.35% de estos municipios vive en pobreza y en 27 de ellos más del 90% de la población es hablante de alguna lengua indígena.

Desde ILSB investigamos cuál es la situación de algunos municipios ubicados en estado de Oaxaca y esto fue lo que encontramos: en tres municipios de Oaxaca (San Andrés Yaá, Santa María Texcatitlán y Santa María Yucuhiti) más del 90% de su población es hablante de una lengua indígena y más del 70% estaba afiliada al Seguro Popular; de igual forma, en dos de ellos más del 20% de la población habita en casas con piso de tierra, y en uno el 99% de los habitantes no cuenta con agua entubada en sus casas.1

Cuando se lanzó esta estrategia, los únicos requisitos para ser un municipio de la esperanza, eran no contar con ningún caso de COVID-19 en su población, y no colindar con algún municipio que tuviera casos de coronavirus. Día a día la lista de los 324 municipios se ha actualizado y cada vez se restan más municipios; hasta el 04 de noviembre de 2020, San Andrés Yaá, Santa María Texcatitlán y Santa María Yucuhiti seguían sin presentar casos, pero ¿esta situación se dio por una estrategia articulada del gobierno, la Secretaría de Salud y los Servicios Estatales de Salud, o por la acción coordinada a nivel local de los gobiernos municipales?

Durante diversas etapas de la pandemia la información sobre esta ha fluido en grandes cantidades, pero únicamente en español. ¿Qué pasa entonces con los 7 millones de personas que hablan lenguas indígenas en el país, y con las más de 900 mil que sólo hablan lengua indígena pero no español?2

En los tres municipios mencionados se hablan variantes del zapoteco y del mixteco, por lo que es necesario contar con materiales de promoción de la salud audiovisuales3 que respondan a las necesidades de la población local4, por ejemplo, en San Andrés Yaá usan didxa shiza’, que es una variante del zapoteco. Para esta variante no existen materiales sobre la prevención, conocimiento o difusión del COVID-19.

En zapoteco existen aproximadamente 30 materiales sobre COVID-19 que se dividen en spots, infografías, videos y audios; sin embargo, aunque la traducción se centra únicamente en el zapoteco, no se consideran las particularidades, en cuanto a lenguaje, de las comunidades señaladas.

La lengua mixteca también cuenta con un alto grado de hablantes en Oaxaca, en Santa María Texcatitlán y Santa María Yucuhiti se habla tu’un savi5, aun así, sólo se desarrollaron 10 materiales en tu’un savi (sin especificar regiones). En mixteco se realizaron 36 materiales en total (que se especifican como mixteco de Oaxaca, Guerrero y Puebla) por lo cual, no se tiene certeza sobre la ubicación de su difusión.

La generación de materiales de promoción de la salud en las lenguas que se hablan en las diversas comunidades es indispensable para la prevención y atención de la COVID19.  Sin embargo, aún hoy, luego de nueve meses del primer caso en el país, estos materiales todavía no están disponibles para todas las variantes de las lenguas que se requieren.

Además de la prevención ¿Qué pasa cuando se requiere atención médica?

Atención a la salud

Hoy en día, los servicios estatales de salud de Oaxaca operan sin suficientes intérpretes y/o traductores;6 por lo que son personas voluntarias, las y los empleados de intendencia, o incluso quienes acompañan a la persona enferma quienes fungen como traductores para proporcionar atención médica. Como resultado, al prestar estos servicios no cuentan con la calidad necesaria, aunado a que se reduce la oferta y la demanda de los servicios que se requieren en estas comunidades.

Oaxaca cuenta con 570 municipios, de ellos 213 fueron considerados municipios de la esperanza; los municipios que mencionamos anteriormente, no contaron con apoyos o medidas específicas que les permitiera prevenir las infecciones y/o dar atención a los casos por COVID-19 sino hasta finales de junio.7

Por lo que el éxito de los tres municipios señalados, reside en que se coordinaron entre ellos, definieron acciones conjuntas como cerrar caminos y entradas, definir una sola ruta con horarios específicos para transitar, aun cuando la clínica más cercana estuviera a 31 minutos en auto,8 logrando así permanecer sin casos hasta el momento.

La salud pública busca mejorar y proteger la salud de toda la población, en este sentido, se requiere identificar las necesidades de salud, establecer los servicios que respondan a estas necesidades y definir los recursos que, de manera sostenida, aseguren a toda la población el acceso a servicios de salud de calidad de manera continua.9 Situación que aún hoy en las comunidades indígenas no ocurre.

* Tania Martínez (@tanuniversal), Ana Laura Flores (@AniFt_) , Aída Bustos (@Cherryaida), Programa de Innovación Social y Participación Ciudadana del ILSB.

 

 

1 Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) Encuesta Intercensal 2015 .

2 Idem.

3 El enfoque de interculturalidad en salud señala la relevancia de contar con materiales de promoción de la salud que consideren las lenguas de las comunidades, en este sentido se impulsa el desarrollo de materiales audiovisuales e infraestructura específica que permita facilitar el acceso a la salud y la prevención de enfermedades a toda la población.

4 Los materiales sistematizados son los que se encuentran disponibles aquí.

5 Una lengua común entre los municipios que también cuenta con variantes diferentes según su geoestadística.

6 Por medio de la SAI 00515520, con fecha del 11 de junio de 2020, los Servicios Estatales de Salud de Oaxaca informaron que cuentan con un Censo de intérpretes-traductores por jurisdicción sanitaria en 159 unidades de primer y segundo nivel; de acuerdo con el Departamento de Salud Reproductiva, sólo 10 de los 159, dependían de dicho departamento en su contratación y pago, ya que inició como una estrategia para la reducción de la muerte materna e infantil en 2016 y concluyó en enero del año 2019 por recorte de presupuesto. De las demás personas intérpretes-traductoras, algunas son trabajadoras de los servicios de salud y otras realizan esta labor de forma voluntaria. De acuerdo con los lineamientos de interculturalidad en salud, los establecimientos de 1er nivel, deben contar con: al menos una persona por turno del equipo de salud con conocimiento bilingüe y el 60% del personal debe contar con una constancia de capacitación en interculturalidad. En: Guía de Implantación/implementación: Lineamientos Interculturales para la operación de los Servicios de Salud.

7 Fue hasta finales de junio (después de más de un mes de ser catalogados como municipio de la esperanza, y más de tres meses desde el inicio de la pandemia en México), que la Secretaría de Pueblos Indígenas y Afromexicano de Oaxaca (Sepia) proporcionó insumos sanitarios a distintos municipios, entre ellos a San Andrés Yaá, uno de los cuatro que se encuentran sin casos.

8 Martínez Juan, Autoridades de comunidades de Villa Alta refuerzan sus filtros sanitarios, disponible aquí. Se cerró la Ruta de San Andrés Yaá-Totontepec Villa de Morelos, la entrada que se designó para las comunidades fue la ruta Díaz Ordaz- Villa Alta, con acceso sólo en los horarios de 8am a 8pm. La Clínica a la que acudirían en cualquier emergencia sería la de IMSS Bienestar Villa Alta, que, según Google maps, se encuentra a 31 minutos en automóvil.

9 Disponible aquí.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.