S.O.S CAMIS, las mujeres indígenas no daremos ni un paso atrás - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
De-generando
Por Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir
Organización feminista con 15 años en la formación de liderazgos con perspectiva de Género, D... Organización feminista con 15 años en la formación de liderazgos con perspectiva de Género, Derechos Humanos e Interculturalidad. (Leer más)
S.O.S CAMIS, las mujeres indígenas no daremos ni un paso atrás
El Estado mexicano no cuenta con estrategias claras para brindar una atención digna a mujeres indígenas y afromexicanas víctimas de violencia.
Por Asamblea Nacional Política de Mujeres Indígenas
17 de junio, 2020
Comparte

En los últimos años la violencia hacia las mujeres ha ido en aumento, en el primer trimestre del año 2020 incrementó más del 20% (1), las múltiples violencias nos afectan de manera diferente a las mujeres indígenas y afromexicanas, pues enfrentamos exclusiones y desigualdades históricas (limitado acceso a salud, justicia y educación, pobreza, discriminación por hablar una lengua indígena), que nos colocan en situación de desventaja y de riesgo máximo. En nuestras comunidades difícilmente tenemos recursos para realizar una llamada telefónica, o enviar un mensaje por celular, las fiscalías se encuentran alejadas y no siempre se cuenta con recursos económicos para cubrir traslados,  la atención que se brinda es en español sin considerar traducción a nuestras lenguas. Frente a este panorama el Estado mexicano no cuenta con estrategias claras para brindar una atención digna a mujeres indígenas y afromexicanas víctimas de violencia.

En este escenario, desde hace más de 15 años, las Casas de la Mujer Indígena -CAMIS han contribuido a mejorar la vida de las mujeres indígenas a través del desarrollo de acciones y estrategias diversas. En ellas se atiende, escucha, asesora, apoya emocionalmente, se acompaña y da seguimiento a casos de violencia, se atiende a mujeres embarazadas; se realiza trabajo comunitario para la sensibilización, difusión y defensa de sus derechos. La atención que brindan tiene perspectiva intercultural, de género, de derechos humanos, en lenguas indígenas y rescatando los saberes tradicionales para la sanación.

Tan solo en el año 2019 las CAMIS, atendieron a más de 24,000 mujeres (2), ninguna otra institución del estado hasta el momento ofrece a las mujeres indígenas y sus comunidades una atención digna y con pertinencia cultural.

En peligro de extinción

El pasado 23 de abril del 2020, el gobierno federal publicó en el diario Oficial de la Federación, las medidas de austeridad para atender la emergencia sanitaria, afectando programas destinados para impulsar los derechos de los Pueblos Indígenas, como el Anexo 13, que tiene que ver con erogaciones para la igualdad entre mujeres y hombres, dejando sin presupuesto a las CAMIs para el ejercicio fiscal 2020.

De acuerdo con la Red Nacional de Casas de la Mujer Indígena, según las últimas negociaciones con autoridades, únicamente se les asignará entre el 25% y 30 % del presupuesto. Se dijo que se buscarían fondos internacionales para subsanar el presupuesto, sin embargo esta medida es insuficiente para cubrir todo el trabajo que realizan.  

La reducción del presupuesto ha significado que la otra pandemia, la violencia hacia las mujeres, siga avanzando y la impunidad continúe poniendo en riesgo la vida de las mujeres. En el contexto COVID-19, las CAMI’s han atendido más de 1111 casos de violencia de género, además de atender a mujeres embarazadas en parto y puerperio, algunas casas continúan operando con lo mínimo y son las únicas vías de atención para las mujeres en sus pueblos. de la Casa de la Mujer Indígena 

Las integrantes de la Casa de la Mujer Indígena Nääxwiin de Matías Romero, Oaxaca, están preocupadas porque las falta de recursos ya las afecta. Constanza Cruz Gutiérrez, trabajadora de la casa advierte que el panorama no es esperanzador: “a las mujeres indígenas nos empiezan a rebotar como una pelota (de institución en institución) no pueden atenderlas, necesitan que alguien las acompañe, alguien las interprete y si ellas no saben a dónde acudir, pues tiran la toalla, ya no le dan seguimiento y siguen viviendo violencia hasta que las matan… eso a mí me pega muy duro cuando hay esta situación de que no hay recurso. Yo soy una mujer indígena y pobre, aunque yo quisiera que se haga la justicia, que se dé la justicia, ¿cómo apoyo a la otra mujer?. 

Destinar únicamente 25% o 30 % del presupuesto, deja en situación de riesgo y vulnera los derechos humanos de un sin número de mujeres indígenas y afromexicanas que acuden a las Casas de la Mujer Indígena (CAMI), para su atención legal, psicológica y de salud sexual y reproductiva, quitándoles la única posibilidad de atención, nuevamente sacrifica las vidas y el bienestar de las mujeres indígenas y afromexicanas. 

Las CAMIS están haciendo una labor que le corresponde al Estado mexicano. Por ello, las mujeres indígenas y afromexicanas, desde nuestras propias voces y vivencias, miramos esta respuesta como reflejo de la violencia institucional. Es un grave retroceso en los avances que se han venido logrando por leyes y reformas en materia de derechos humanos, derechos colectivos de los pueblos y en el avance de los derechos de las mujeres a una vida libre de violencia. 

Las diversas redes que conformamos la Asamblea Nacional Política de Mujeres Indígenas, exigimos al gobierno federal y al poder legislativo, que se discuta y apruebe de forma inmediata el punto de acuerdo en apoyo a las CAMIs (3), para que forma urgente se reintegre el total del presupuesto que fue reducido al Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) específicamente contemplado en el Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio Fiscal 2020, en el anexo 13 (4). 

Las mujeres indígenas y afromexicanas, decimos: ni un paso atrás en la conquista de nuestros derechos.

* La Asamblea Nacional Política de Mujeres Indígenas (@CN_MujeresI) es una plataforma nacional integrada por mujeres Ayuuk, Ch´ol, Chatino, Cucapá, Nahua, Hñahñu, Maya, Mazahua, Mazateco, Me’phaa, Ñomndaa, Ñuu savi, Ocumiche, Ódami, Otomí, Purhépucha, Ráramuri, Tojolabal, Triqui, Tseltal, Tzotzil, Wixárika, Yaqui y Zapoteco; integrantes de las redes:  Red Nacional de Casas de Mujeres Indígenas (CAMI), Red Nacional de Mujeres Indígenas por la Madre Tierra y Territorio (RENAMITT); Colegiado Interdisciplinario de Mujeres Indígenas (COIMIN); Red de Intérpretes y Traductores de Lenguas Indígenas (RNITLI); Red Nacional de Mujeres Jóvenes Indígenas (RENAMUJI) y Red Indígena de Turismo de México (RITA).

@ISBeauvoir

 

Referencias:

1 De acuerdo al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

2 Datos proporcionados por la Red Nacional de Casas de la Mujer Indígena. 

3 Presentado por las diputadas federales Wendy Briseño Zuloaga, Rocío Villaráuz Martínez y Martha Dekker.

“Erogaciones para la Igualdad entre Mujeres y Hombres”, del rubro 47 “Entidades no sectorizadas”, del “Programa de derechos indígenas” (Leer más aquí).

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.