Violencia sexual: no estás sola y no es tu culpa - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
De-generando
Por Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir
Organización feminista con 20 años en la formación de liderazgos con perspectiva de Género, D... Organización feminista con 20 años en la formación de liderazgos con perspectiva de Género, Derechos Humanos e Interculturalidad. (Leer más)
Violencia sexual: no estás sola y no es tu culpa
Desde que comenzaron las medidas de confinamiento y distanciamiento social debido a la pandemia de Covid 19 la violencia se ha exacerbado; en lo que va del año 2020, más de 13,000 mujeres han llamado al 911 para pedir apoyo por abuso, acoso o violación sexual.
Por Mariana Mancilla, Pascale Brennan y Cristina Santana
25 de noviembre, 2020
Comparte

¿Te imaginas estar realizando tu servicio social en un museo y que el guardia de seguridad abuse sexualmente de ti? ¿O que tu vecino te haya violado y que cuando fuiste a denunciar, la respuesta del Ministerio Público sea que llegues a un acuerdo con tu agresor y que él siga libre?

Estos y otros miles de casos más son los que vivimos las mujeres todos los días, en la calle, en la escuela, con nuestra pareja, en nuestras casas, en nuestros cinco sentidos, estando dormidas o sin condiciones de dar nuestro consentimiento. ¡Y nunca es nuestra culpa! El abuso es siempre y en todos los casos un delito.

La violencia sexual en México: datos que hablan

En México, la violencia sexual es considerada como delito por el Código Penal Federal 1, pero apenas en 2005 la Suprema Corte de Justicia en México reconoció la violación entre cónyuges como un delito. A pesar de esta tipificación, cada día se integran al menos 50 averiguaciones previas en delitos sexuales en México 2, sin contar el subregistro o casos no denunciados, los cuales representan la mayoría de éstos. La Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) estima que la cantidad de delitos sexuales es de 600 mil por año.

Según la ENDIREH 3, el 78.6% de las mujeres que vivieron violencia sexual no solicitaron apoyo y el 94,4% no denunciaron; algunas de las razones principales por las que no lo hicieron son el miedo a las consecuencias, la vergüenza, o porque no sabían cómo ni dónde denunciar. Estos son los casos de las niñas que no denunciaron a su agresor porque era algún familiar, las chicas que no denunciaron a su violador porque es el padre de sus hijos, o las historias de mujeres que abandonan el proceso porque el agente en el Ministerio Público las juzgó o nos les creyó.

Desde que comenzaron las medidas de confinamiento y distanciamiento social debido a la pandemia de Covid 19 la violencia se ha exacerbado; en lo que va del año 2020, más de 13,000 4 mujeres han llamado al 911 para pedir apoyo por abuso, acoso o violación sexual. En el caso de las llamadas relacionadas con “violencia contra la mujer”, en abril se recibieron 30 llamadas por hora en promedio, un incremento de 42% respecto del mes de abril del 2019 5. Este aumento en la violencia en los hogares se puede vincular al encierro que muchas niñas y mujeres han tenido que vivir al lado de sus potenciales agresores sexuales.

¿A qué se deben estas cifras? ¿A qué se debe este fenómeno social tan violento y arrasador? De acuerdo con la antropóloga feminista Rita Segato: “Con la violación se dicen dos cosas: una a la mujer y otra a los otros hombres. A la mujer se le comunica una lección moral, la mujer es sospechosa de inmoral desde el comienzo de los tiempos, y la violación le castiga por desobediente. A los otros hombres, la violación les comunica la potencia”.

Frente a esto, es imperativo generar acciones y políticas públicas integrales que no solo intenten mantener el orden social por medio del punitivismo castigando con la cárcel, sino que también puedan llevar a cabo acciones de prevención de la violencia sexual y poder atender, sin prejuicios y sin trabas a las personas que la hayan vivido.

Urgente atención

En México existe la Norma Oficial Mexicana 046 (NOM-046-SSA2-2005) que establece los criterios en la detección, prevención, atención médica y la orientación que se proporciona a las personas en situación de violencia familiar o sexual. Esta norma es de observancia obligatoria para todas las instituciones del Sistema Nacional de Salud y su incumplimiento da origen a sanciones penales, civiles o administrativas.

Es una norma muy importante puesto que su correcta aplicación impactaría de manera positiva en la vida de las mujeres, pues contempla programas y campañas educativas para la prevención y detección temprana de la violencia familiar o sexual, como promover estilos de vida saludables que incluyan el desarrollo de las responsabilidades compartidas al interior de las familias, así como la integración de grupos de promotores comunitarios y de redes sociales en materia de violencia familiar y sexual para informar, orientar, detectar y canalizar casos de violencia familiar o sexual.

Siempre que una víctima de violencia sexual llegue a una institución de salud, su caso debe ser tratado como una urgencia médica, por ello se debe dar atención inmediata. La NOM 046 menciona que deben brindarse servicios de atención médica y psicológica; medicamentos para prevenir infecciones de transmisión sexual, incluido el VIH; anticoncepción de emergencia e interrupción voluntaria del embarazo para las mujeres y personas que así lo decidan. La denuncia ante el Ministerio Público no es condicionante para recibir la atención en salud, por el contrario, se debe garantizar el derecho a un trato digno, respetuoso y confidencial. Además, la norma advierte que nadie debe dudar de la palabra de la víctima.

El Estado tiene muchas deudas pendientes con las mujeres. En términos de violencia sexual, lo que debe hacer es desarrollar campañas y materiales de prevención de la violencia; asegurar la implementacion de capacitaciones y sensibilizaciones para el personal del sector salud y de instancias de justicia con perspectivas de género, juventudes e interculturalidad, así como implementar rutas críticas de actuación para que el personal médico sepa cómo actuar con base en la NOM 046, entre otras. Urge evitar la revictimización en ministerios públicos y por el contrario procurar la justicia y reparación del daño de la persona que ha vivido violencia sexual.

Tiempo Fuera: rutas de acción en caso de violencia sexual

Si bien el  Estado sigue en deuda con esos pendientes, por cada acto de violencia sexual hay y habrá muchas organizaciones y mujeres que brindan información y acompañamiento a estas mujeres. Si tú o alguien que conoces han vivido violencia sexual y no saben qué hacer, pueden visitar Tiempo Fuera, una plataforma que te guía paso a paso y da opciones sobre qué puedes hacer en caso de haber vivido violencia sexual.

En esta página encontrarán información sobre sus derechos, la atención en salud que deben recibir, dónde denunciar si es que así lo desean, un directorio nacional de organizaciones que brindan apoyo a mujeres que han vivido violencia y además cuenta con un mapa geolocalizado para encontrar las instancias de salud y justicia a donde pueden acudir.

Recuerda, no estás sola.

* Mariana Mancilla (@MarianaMancill), Pascale Brennan (@Pazz_Bren) y Cristina Santana (@CrissSantana1) son feministas, activistas e integrantes de REDefine México, red de jóvenes por los derechos sexuales y reproductivos del Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir (@ISBeauvoir).

 

 

1 En Delitos contra la Libertad y el Normal Desarrollo Psicosexual, Capítulo I – Hostigamiento Sexual, Abuso Sexual, Estupro y Violación, Código Penal Federal.

2 Comisión Ejecutiva De Atención A Víctimas, Comité De Violencia Sexual, Resultados preliminares del Diagnóstico sobre la atención de la violencia sexual en México, 2016.

3 Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH), 2016

4 Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, 2020.

5 ibid.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.