#DeQuéEscribía: El Veracruz de Regina Martínez - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Defensores de la Democracia
Por Defensores de la Democracia
México es uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo en el mundo. Desde 2000 ... México es uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo en el mundo. Desde 2000 a 2019, según las cifras más conservadoras, han asesinado 111 reporteros en el país. Ante esta crisis, los trabajos de los periodistas --en su mayoría de medios locales-- corrían el riesgo de desaparecer. Desde Defensores de la Democracia encontramos y resguardamos estos trabajos en un archivo viviente; también creamos Voces Silenciadas, un podcast documental donde contamos sus historias. Aquí ampliamos el análisis y el debate sobre la construcción de memoria y las fallas estructurales que amenazan la libertad de expresión en México. (Leer más)
#DeQuéEscribía: El Veracruz de Regina Martínez
¿Cuántas notas nos perdimos de esta gran periodista cuyo único objetivo fue alzar la voz para mejorar la calidad de vida y el bienestar de los veracruzanos? Esta fue una mujer que luchó con sus palabras, que no se cayó, que denunció, entrevistó y buscó la verdad, una verdad que eventualmente acabó con su vida.
Por Monserrat Narváez Naranjo
15 de mayo, 2021
Comparte

Cuando asesinan a un periodista en México, perdemos a un cronista y a un sinfín de historias que pudieron ser y que reflejan el día a día y la realidad de nuestro territorio. Cada uno de los periodistas asesinados en México tenía un tema por el cual sentía mayor afinidad y por el cual, al final de cuentas, fue asesinado. La variedad de temas que manejaban estos periodistas es vasta, pues no solo trataban temas de nota roja, narcotráfico, política y seguridad; también narraban acontecimientos culturales, sociales, medioambientales y deportivos de todo el país.

Es interesante remarcar también que muchos de estos periodistas se especializaban en los temas que aquejaban a sus propios estados, ciudades e incluso a sus municipios. Es como si no hubiera tema que fuera demasiado banal o pequeño cuando se trataba de la tierra que los había visto crecer y que aún les importaba.

Tal es el caso de la periodista Regina Martínez y el estado de Veracruz. Esta periodista, asesinada en abril del 2012, fue una ávida investigadora que no tenía miedo de firmar sus notas con su propio nombre y de seguir las investigaciones a donde quiera que la llevaran, incluso si esto significaba arriesgar su propia vida.

A lo largo de los años como corresponsal de la revista Proceso, Martínez escribió sobre variados temas de Veracruz. Uno de ellos fue el tema medioambiental y, específicamente, las diversas luchas que hacían sus habitantes para proteger su legado natural frente a otros intereses políticos y económicos.

Uno de los más emblemáticos, fue la nota referente al “Ecologista ambiental”. En su nota publicada el 2 de abril del 2012, Martínez relata cómo este personaje enmascarado realizó un vía crucis en Semana Santa con el objetivo de manifestar su oposición al proyecto minero Caballo Blanco, impulsado por la firma canadiense Gold Group en el municipio de Alto Lucero. Martínez narró que “A la peregrinación del vía crucis del Ecologista Universal, que culminará en la comunidad El Viejón, municipio de Actopan, se sumaron grupos ambientalistas y organizaciones sociales y civiles, que de manera sistemática han rechazado la puesta en marcha del proyecto minero por los efectos devastadores que causará a la vida humana. Los activistas pidieron al gobernador Javier Duarte hacer valer su palabra para que se cierre de manera definitiva la mina Caballo Blanco”. Dieciséis días después, Regina Martínez sería encontrada asesinada en su casa de Xalapa, Veracruz.

Este tema fue también abordado en otras notas de la periodista, como aquella que se refería al rechazo de 48 comunidades de seis plantas hidroeléctricas que serían construidas sobre el río Los Pescados en 2011 o aquella  sobre el rechazo de la organización civil Alianza en Defensa del Río Bobos-Nautla al proyecto de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para que empresas privadas construyeran 112 hidroeléctricas en ríos de la entidad, publicada en marzo del 2012.

Este tipo de notas manifiestan el rechazo de la población ante los proyectos hidroeléctricos y mineros y el gran interés de la misma por proteger su ambiente natural, así como su forma de vida, pues muchas de las familias que viven en esta zona se dedican a la pesca, el turismo y la agricultura.

Otro de los temas que, evidentemente, Regina Martínez no pasó por alto en su estado, fue el relacionado con la violencia, el narcotráfico y los feminicidios. En febrero del 2012, “la chaparrita” como le llamaban sus amigos, escribía sobre los casos de feminicidios que ocurrían en la entidad. Martínez detallaba que “… en menos de seis meses se han registrado 30 asesinatos de mujeres en la entidad, sin embargo los responsables no han sido castigados, pese a que ya ha sido tipificado el delito de feminicidio”. Siendo la capital del estado y municipios grandes como el puerto de Veracruz, Boca del Río y Córdoba, los más afectados. Cabe mencionar, que en el 2020, el estado de Veracruz fue la segunda entidad a nivel nacional con mayor cantidad de feminicidios con 188 hechos ocurridos entre el 2019 y el 2020.

No es de extrañar tampoco que el tema de las narco fosas fuese también uno de los abordados por Martínez. Esta periodista narró que “La noche de ayer, elementos de la Secretaría de Marina-Armada de México localizaron dos fosas clandestinas en el municipio de Acayucan, donde hasta el momento se ha confirmado el hallazgo de 15 cadáveres en avanzado estado de descomposición”. Dicho hallazgo se logró gracias a la detención de uno de los miembros de “Los Zetas” grupo armado con gran presencia en la entidad.

Así podemos retomar una a una las notas que escribió “La Chaparrita” y que demostraban el hartazgo de la población por la inseguridad y la violencia, la fuerza de las comunidades rurales por defender su patrimonio y la constante lucha que se vivía en el estado por defender a las instituciones y luchar contra la corrupción que lo atacaba.

¿Cuántas notas nos perdimos de esta gran periodista cuyo único objetivo fue alzar la voz para mejorar la calidad de vida y el bienestar de los veracruzanos? Esta fue una mujer que luchó con sus palabras, que no se cayó, que denunció, entrevistó y buscó la verdad, una verdad que eventualmente acabó con su vida.

Leer a estos cronistas y periodistas como Regina es conocer a nuestro país y a nuestros estados, es saber cuáles son nuestros dolores, qué nos interesa como mexicanos y dónde tenemos que prestar más atención para evitar que más injusticias y violaciones a derechos humanos sigan ocurriendo.

* Monserrat Narváez Naranjo es historiadora y especialista en políticas públicas. Ha trabajado como investigadora en diversos museos, asociaciones civiles y otros proyectos culturales. Actualmente trabaja en el proyecto Defensores de la Democracia para construir el archivo con las notas recuperadas de los periodistas asesinados en el ejercicio de su profesión.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.