Acciones afirmativas en 2021: dilemas en su diseño e implementación - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Dilemas democráticos
Por José Pablo Abreu y Juan Jesús Garza Onofre coordinadores
Estamos frente al proceso electoral más grande en la historia contemporánea de México y, más ... Estamos frente al proceso electoral más grande en la historia contemporánea de México y, más allá del reto administrativo que representa su organización y las preferencias ideológicas que existen, consideramos relevante hacer un análisis del estado de la democracia mexicana, inmersa en un complejo contexto social, económico y político, que se ve influida por una dinámica global no más sencilla. En pocas palabras, intentaremos problematizar y analizar nuestros dilemas democráticos más allá de la coyuntura. Coordinan el blog José Pablo Abreu Sacramento y Juan Jesús Garza Onofre. (Leer más)
Acciones afirmativas en 2021: dilemas en su diseño e implementación
Las elecciones del 6 de junio fueron las más diversas en cuanto a la postulación de candidaturas de personas indígenas, afromexicanas, con discapacidad, de la diversidad sexual, migrantes y residentes en el extranjero.
Por Marisol Vázquez Piñón
7 de agosto, 2021
Comparte

Las elecciones celebradas en México el pasado 6 de junio, además de ser las más grandes en términos de los cargos que fueron electos, también fueron las más diversas en cuanto a la postulación de candidaturas, tanto a nivel federal como local, de personas de diferentes grupos en situación de discriminación. A nivel federal, el Instituto Nacional Electoral (INE) diseñó e implementó diferentes cuotas para candidaturas de cinco grupos poblacionales: personas indígenas, afromexicanas, con discapacidad, de la diversidad sexual, migrantes y residentes en el extranjero; ello, derivado de tres Acuerdos del Consejo General 1 y dos Sentencias del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Un primer elemento de análisis para la aprobación de acciones afirmativas tiene que ver con la falta de representatividad; es decir, el porcentaje de personas que pertenecen a dichos grupos no corresponde con la composición de órganos de representación, entre ellos el Congreso. Se considera que esta falta de representación obedece a una principal razón: los partidos políticos han sido renuentes a postular a personas de estos grupos. Al ser instituciones generizadas y racializadas han sido responsables de perpetuar las desigualdades. Las personas afros, indígenas, las mujeres, las personas de la diversidad sexual o la interseccionalidad de múltiples identidades no encuentran representación ahí, no hay forma de que puedan acuerparse en esos espacios ni de que sus demandas y voces tengan eco en los que deberían ser los canales institucionales de participación. Por ello, las cuotas son necesarias.

Hay tres preguntas importantes sobre las cuales deberíamos debatir de cara a futuros procesos electorales. La primera es cómo definir de mejor forma cuotas, que sean más justas y equitativas; la segunda tiene que ver con cómo combatir la usurpación de identidades; tercero, si las personas que acceden a una candidata por medio de una acción afirmativa tienen que hacer pública su pertenencia a un grupo en situación de discriminación. Para abonar a estos debates, se describe la experiencia de este año. 

Tabla 1. Acción afirmativas por partido político y personas ganadoras 2021.

Diputaciones Federales 2021

Fuente: Elaboración propia con información del INE.

¿Cómo llegamos a las cinco acciones afirmativas a nivel federal?

La cuota indígena

En la elección federal de 2018, el INE implementó por primera vez una cuota para obligar a los partidos políticos a postular personas indígenas; el acuerdo fue impugnado por diversos partidos políticos y personas interesadas y en acatamiento a la sentencia 2, se determinó que en al menos en 13 de los 28 distritos definidos como indígenas, los partidos debían hacer dichas postulaciones. Los 13 distritos fueron definidos por el TEPJF, es decir, los partidos no podían elegir en cuáles de los 13 postularían personas indígenas, esta medida evita que en un mismo distrito compitieran personas indígenas y no indígenas.

Para la elección de 2021, se avanzó en la cuota al incrementar de 13 a 21 los distritos electorales en que los partidos políticos deberían postular personas que se autoadscriban como indígenas. La selección de los 21 distritos quedó a consideración de los partidos políticos. Para garantizar que las mujeres indígenas no fueran postuladas sólo en distritos con menos posibilidades de ganar, también se determinaron tres bloques de competitividad. De forma adicional, se obligó a los partidos a postular personas indígenas también en las listas de representación proporcional, con lo que habría más postulaciones en las circunscripciones que concentrarán más población indígena y menos postulaciones en las que tuvieran menos población.

El acuerdo del Consejo General fue impugnado y la Sala Superior del TEPJF determinó que el INE debía definir los 21 distritos indígenas y realizar las acciones necesarias y pertinentes para implementar medidas afirmativas que garanticen el acceso de las personas con discapacidad en la postulación de candidaturas, además de determinar los grupos que ameritan contar con una representación legislativa, es así como surgen el resto de las cuotas. La sentencia también mandata al Congreso para que  lleve a cabo las modificaciones legales conducentes.

¿Cómo puede demostrar una persona que pertenece a un grupo en situación de discriminación y por ende que puede ser postulada como tal? La primera impresión es que ninguna persona tendría que demostrar que es parte de un grupo, es un derecho humano, tal como lo establece la Constitución; la conciencia debería ser el único parámetro válido. No obstante, desde 2018 el TEPJF decidió aplicar para la cuota indígena lo que se han denominado autoadscripción calificada, es decir, que exista algún tipo de mecanismo para asegurar que la persona pertenece a dicho grupo poblacional. Para ello, los partidos debían demostrar el vínculo que la persona candidata tiene con su comunidad, esto con la presentación de constancias que deben ser expedidas por autoridades reconocidas por las propias comunidades.

La cuota afromexicana, con discapacidad y de la diversidad sexual

Respecto de las cuotas aprobadas posteriormente, la lógica fue la misma, determinar el número de población e intentar traducirlo en un porcentaje de postulaciones, así funcionó también la cuota para personas afromexicanas; no obstante, en el tema de personas con discapacidad y diversidad sexual no era nada sencillo determinar dónde se encuentran los asentamientos de dichas poblaciones. Esto aunado a que al tiempo de determinar dichas acciones no se contaba con los datos del censo poblacional de 2021, pues la pandemia había retrasado los resultados del censo poblacional de 2020, que serían los más actuales para definir dichas poblaciones y que dicho censo no contempla alguna pregunta para identificar el porcentaje de población de la diversidad sexual.

Respecto de las personas con discapacidad unos de los retos fue definir el tipo de discapacidad que se consideraría para la cuota. Para las personas con discapacidad no se establecieron distritos específicos, cada partido debía postular seis candidaturas de mayoría relativa y dos de representación proporcional, la forma de “acreditación” fue a través de una constancia médica donde se indicara que la discapacidad era permanente.

Para la postulación de personas afromexicanas, se dejó abiertos los distritos donde se postularían tanto en MR como en RP. La autoadscripción fue simple, pues bastaba con declarar bajo protesta de decir verdad que pertenecían a dicho grupo. De igual forma la acción afirmativa a favor de las personas de la diversidad sexual no contempló distritos específicos, la autoadscripción fue también simple, bastaba con la declaración bajo propuesta de decir verdad.

Para personas residentes en el extranjero la cuota fue posible gracias a un juicio promovido por diferentes organizaciones como Fuerza Migrante. La sentencia indica que cada persona registrada como candidata puede solicitar la protección de sus datos personales respecto de la acción afirmativa por la que participa. Ello implica que únicamente si una persona así lo permite, se puede conocer el tipo de candidatura de acción afirmativa a la que accede. Con ello, se podría ver afectada la responsabilidad de la o el diputado de representar los intereses del grupo al que dice pertenecer, por otra parte se ha argumentado que estos grupos enfrentan discriminación y violencia sistemática por lo que hacer pública la pertenencia podría ponerles en una situación de vulnerabilidad.

Tabla 2. Acciones afirmativas MR y RP y tipo de autoadscripción

Elecciones federales 2021

Fuente: elaboración propia con base en acuerdos del INE.

En lo local, los Organismos Públicos Locales Electorales también aprobaron acciones afirmativas. 28 tienen acción afirmativa obligatoria para personas indígenas; 21 para personas de la diversidad sexual; 21 para juventudes; 16 para personas con discapacidad; siete para personas afromexicanas; cinco para migrantes y residentes en el extranjero y tres para personas mayores.

Imagen 1. Acciones Afirmativas locales y federales 2021

Para las elecciones siguientes habría que considerar la mejor forma de definir las cuotas. Además, habría que discutir para cada grupo la mejor manera en que se “acredite” la pertenencia, nos son pocos los casos donde se han denunciado la usurpación de identidades, lo que provoca distintas violencias a los grupos ya de por sí discriminados. Los partidos políticos deben asumir su responsabilidad y garantizar no hacer fraude a la ley y corromper el espíritu de las acciones afirmativas.

Las instituciones electorales deben desarrollar mecanismos para revisar de mejor forma los documentos presentados para advertir y denunciar posibles casos fraudulentos. Respecto de las autoridades jurisdiccionales, el TEPJF se debe analizar si es recomendable que las personas candidatas puedan solicitar la protección de sus datos personales respecto de la acción afirmativa por la que participan, pues con ello se dificulta que personas de dichos grupos sepan quién puede representarles y puedan entonces votar por esas opciones políticas. Los retos no son menores, sin embargo lo que es claro es que las democracias no pueden seguir “funcionando” sin tomar en cuenta todas las voces de la sociedad.

* Marisol Vázquez Piñón (@solivazquez) es feminista, subdirectora en la Unidad Técnica de Igualdad de Género y No Discriminación del Instituto Nacional Electoral.

 

1 Acuerdos: INE/CG572/2020; INE/CG18/2021; INE/CG160/2021. Sentencias: SUP-RAP-121/2020 y SUP-RAP-21/2021.

2 SUP-RAP-7262017 Y ACUMULADOS

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.