Organizar elecciones de calidad - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Dilemas democráticos
Por José Pablo Abreu y Juan Jesús Garza Onofre coordinadores
Estamos frente al proceso electoral más grande en la historia contemporánea de México y, más ... Estamos frente al proceso electoral más grande en la historia contemporánea de México y, más allá del reto administrativo que representa su organización y las preferencias ideológicas que existen, consideramos relevante hacer un análisis del estado de la democracia mexicana, inmersa en un complejo contexto social, económico y político, que se ve influida por una dinámica global no más sencilla. En pocas palabras, intentaremos problematizar y analizar nuestros dilemas democráticos más allá de la coyuntura. Coordinan el blog José Pablo Abreu Sacramento y Juan Jesús Garza Onofre. (Leer más)
Organizar elecciones de calidad
Gran parte de las y los mexicanos damos por sentado las elecciones de calidad, competitivas, en las que la alternancia es prácticamente una constante, bajo condiciones de equidad y con una pluralidad de opciones políticas; así ha sido al menos desde el año 2000.
Por Arturo Espinosa Silis
17 de abril, 2021
Comparte

El rol de los órganos electorales como autoridades estatales encargadas de la organización de las elecciones ha evolucionado a lo largo de los años. En México nos ha tomado décadas construir y consolidad instituciones autónomas, profesionales e independientes que organicen elecciones competitivas y de calidad.

El IFE, ahora INE, ha sido protagonista en la construcción de nuestra democracia. Durante los últimos 30 años se ha encargado de organizar, dirigir, vigilar y promover los procesos electorales. Esta no ha sido una tarea sencilla, especialmente en la medida en que las elecciones se han vuelto más competitivas y complejas.

La organización de un proceso electoral es complejo, conlleva más de 700 actividades programadas y calendarizadas, por ello el INE empieza a trabajar en la preparación de las elecciones muchos meses antes. Sus funciones son múltiples, pues no sólo organiza las elecciones federales, sino que también es la autoridad rectora del sistema nacional electoral, lo que implica que coordina junto con los institutos electorales locales la organización de las elecciones locales.

Como parte de las múltiples funciones que desempeña la autoridad electoral se encuentran: i) la actualización del padrón electoral y definición de la lista nominal, es decir, el listado de quiénes pueden votar; ii) la selección de quienes integrarán las mesas directivas de casilla, lo que implica visitarlos en sus casas e invitarlos a ser las y los próximos funcionarios de casilla, capacitarlos para que el día de la elección puedan recibir nuestro voto y contarlos; iii) buscar y consiguen el mejor lugar para instalar las casillas; iv) preparar los insumos, materiales y documentos que vamos a utilizar el día de la jornada electoral; v) desde luego regular a los partidos políticos, desde los mecanismos para elegir sus candidaturas, ministrarles el financiamiento público, fiscalizar los ingresos que reciben y los gastos que realizan, hasta administrar sus tiempos de radio y televisión (estos dos últimas funciones las realiza tanto a nivel federal como local) y monitorear el cumplimiento de la pauta; vi) el INE como autoridad administrativa electoral es la encargada de contar los votos, desarrollar los conteos rápidos cuando haya, dar los resultados preeliminares, el Programa de Resultados Electorales Preeliminares conocido como PREP, realiza el conteo final de los votos y en el caso de las elecciones legislativas también la calificación de estas; vii) también se encarga de recibir e investigar las denuncias que se presentan en contra de candidatos, candidatas, partidos políticos y servidores públicos por posibles violaciones a la legislación electoral.

La responsabilidad de la promoción del voto recae en gran medida en la autoridad electoral, aunque podría parecer algo simple, en realidad esta es una tarea compleja, pues no solo recibe poca ayuda por parte de otros entes del Estado, sino que además mientras la autoridad electoral busca motivar a la ciudadanía para que salga a votar, otros se esmeran en hacer lo contrario.

Probablemente la mayoría desconoce la labor que realiza el INE para organizar las elecciones, mucho menos la complejidad de hacerlo en un país con la extensión del nuestro, que tiene una orografía sumamente compleja y un padrón de electores mayor a los 90 millones. La organización de la elección representa muchos retos, en ocasiones la accesibilidad es uno de ellos, a algunas comunidades es necesario el traslado en lancha, burro, caballo o en helicóptero -en algunos casos es la combinación de varias-, el acceso a ciertos servicios como luz o internet resulta complicado en algunos casos, la autoridad electoral también lidia con la violencia y el crimen. Además, están los nuevos riesgos que se enfrentan como la desinformación, noticias falsas, la narrativa de fraude electoral, la no aceptabilidad de la derrota, el discurso de odio o la incitación a la violencia. Adicional a todo esto, las elecciones de 2021 tendrán a la pandemia por COVID-19 como un factor adicional.

Hago este recuento ya que gran parte de las y los mexicanos damos por sentado las elecciones de calidad, competitivas, en las que la alternancia es prácticamente una constante, bajo condiciones de equidad y con una pluralidad de opciones políticas; así ha sido al menos desde el año 2000. Ha sido a lo largo de los años que la autoridad electoral ha trabajado en desempeñar las funciones electorales bajo estándares de calidad y profesionalismo, de manera independiente y autónoma. Hay que recordar que cuando la organización de las elecciones estaban en manos del Ejecutivo federal estas no se hacían de manera profesional, mucho menos bajo un actuar independiente, simplemente no había garantías de equidad o certeza.

La democracia presupone elecciones auténticas, libres, transparentes y competitivas, en las que el voto sea universal y secreto, para ello se requiere contar con una autoridad autónoma e independiente que las organice.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.