2024 puede ser distinto - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Diversas y juntas
Por Aúna
Aúna es una plataforma que impulsa nuevas representaciones políticas con liderazgos de mujeres,... Aúna es una plataforma que impulsa nuevas representaciones políticas con liderazgos de mujeres, para alcanzar mayores resultados en bienestar, justicia y protección del medio ambiente. (Leer más)
2024 puede ser distinto
La única manera de no dejar de soñar en el México que queremos es encontrarnos y organizarnos para construir nuevas representaciones, para tomar la política en nuestras manos y moldearla con nuestras ideas.
Por Alejandra Parra
9 de junio, 2021
Comparte

Las elecciones de este domingo no fueron más que el desenlace anticlimático de una campaña en la que primó la desesperanza y la polarización, alimentadas ambas por los dos grupos políticos mayoritarios en el país, cuyo único interés es frenar al otro y disputar los cargos para llegar a un reparto que ellos llaman democrático. Poco, casi nada se habló de las condiciones de vida de las personas y de la política como herramienta de cambio, diálogo y transformación para estar mejor, para organizar nuestra vida en común.

Los partidos de siempre dejaron claro que esta campaña no se trataría de la gente ni de las ideas desde el momento en que decidieron formar la alianza Va por México. Los dos bandos -sí, así ellos mismos se colocaron en el ring- clausuraron de golpe el diálogo sobre lo verdaderamente importante cuando nos convencieron a todas que esta elección se trataba única y exclusivamente de no dejar ganar al otro. Así, sin más. ¿Por qué les creímos? No lo tengo claro. Que el neoliberalismo, que Venezuela, que la corrupción, que las pensiones. Se inventaron cualquier excusa que apelara a nuestras emociones para convencernos de que había un fondo más allá de la disputa de poder entre ellos. No lo hay.

¿Quién honestamente puede decir que plasmó en su voto sus esperanzas de cambio? ¿Cómo explicas un PRIista votando por Margarita Zavala, una feminista votando por un diputado en contra del derecho a decidir, o una militante de izquierda votando por un empresario depredador? No soy ingenua, yo sé que no siempre votamos por nuestra candidata ideal, pero en verdad creo que las mexicanas y mexicanos nos merecemos más. Rechazo la idea de que la disputa en 2024, de nuevo, suceda entre estos dos pactos mafiosos.

¡Basta de que ahoguen con el miedo la posibilidad de cambio! Es hora de preguntarnos, en serio: ¿podemos vivir mejor?, ¿merecemos vivir mejor? Necesitamos conversar sobre lo que nos duele, lo que soñamos y lo que es preciso para hacerlo posible. No nos vamos nunca a acostumbrar a vivir con miedo, a la violencia, ni a las desapariciones. Nos duele la desigualdad, el machismo y la pobreza. Queremos repensar y cambiar nuestra forma de producir alimentos, nuestra relación con el trabajo, nuestra forma de trasladarnos dentro y fuera de las ciudades. Es posible una comunidad justa y solidaria, que vea más allá del mérito y reconozca el papel esencial que cada una de nosotras desempeñamos. Podemos vivir en paz y reconstruir el tejido social que los mafiosos se han empeñado en dañar.

Para comenzar, hay que reconocer que existe voluntad de cambio. Y este fin de semana, a pesar de la desesperanza, hubo muchas muestras de ello: en las familias que nombraron a sus personas desaparecidas, en las cientos de miles de funcionarias electorales que organizaron y cuidaron la elección en jornadas de 15 horas, en las nominadas de Aúna que hicieron campañas valientes en espacios hostiles, en la ciudadanía que salió a votar a pesar de la pandemia. Somos nosotras las personas que queremos que las cosas cambien, quienes creemos que se puede vivir mejor y estamos dispuestas a trabajar por ello. Nosotras, no los pactos partidistas, no las cúpulas.

Sólo nosotras podemos hacerlo posible. Necesitamos levantarnos de nuestra resaca postelectoral (o hastío eterno con la política) y asumir que la única manera de no dejar de soñar en el México que queremos es encontrarnos y organizarnos para construir nuevas representaciones, para tomar la política en nuestras manos y moldearla con nuestras ideas.

Es la única manera de dejar atrás la lógica de ganar o perder mayorías en el Congreso, o de frenar a éste o a aquél; es la única manera de eliminar las trampas que han hecho de la política un terreno alejado de nuestros barrios e imaginarios; es la única manera de poner las ideas en el centro de la acción política y volver a debatir, de corazón y con nuestros ideales al frente, sobre la vida que queremos vivir. Sólo así 2024 será diferente.

Encontrándonos, organizándonos, acompañándonos. ¿Vamos juntas?

* Alejandra Parra (@aleparrac) estudió ciencia política, ha participado en procesos electorales en México y América Latina, es responsable de proyectos de formación en Instituto Update y cofundadora de Aúna.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.