Ciudad sustentable: una forma de vida - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Diversas y juntas
Por Aúna
Aúna es una plataforma que impulsa nuevas representaciones políticas con liderazgos de mujeres,... Aúna es una plataforma que impulsa nuevas representaciones políticas con liderazgos de mujeres, para alcanzar mayores resultados en bienestar, justicia y protección del medio ambiente. (Leer más)
Ciudad sustentable: una forma de vida
Las administraciones actuales serán juzgadas no por sus obras monumentales, sino por las estrategias y acciones tomadas para preservar el medio ambiente y garantizar espacios y recursos a las generaciones que vienen detrás de nosotros.
Por Gaby Salido
4 de diciembre, 2021
Comparte

Hablar de “desarrollo sustentable” implica una sinergia entre el ser humano y el medio ambiente que lo rodea. Esta relación es, además, de dependencia; al realizar nuestras actividades, indiscutiblemente recurrimos a nuestro entorno, lo que pone a la naturaleza en situación de desventaja ante la demanda de insumos y recursos para satisfacer las necesidades diarias.

Ante esta exigencia al ambiente, el planeta puede reclamar prudencia ante el indiscriminado uso de sus recursos. Recordemos desastres naturales en nuestro país -como las inundaciones en Tabasco-, y en otras partes del mundo -los incendios del Amazonas o en California- donde miles de personas han tenido que dejar sus hogares. En éstos y otros casos lo que hace poco era un entorno urbano, hoy se ve cedido nuevamente a la naturaleza.

Estos son, sin duda, sucesos lamentables que demuestran la fragilidad del ser humano y nuestro nivel de dependencia en la naturaleza. No son sino resultado de nuestra falta de reflexión ante la explotación de los recursos y el daño que estamos provocando al medio ambiente.

Hemos prestado poca atención al impacto de nuestras acciones, así como a recomendaciones internacionales para alcanzar los objetivos de la Agenda 2030 de Naciones Unidas.

En un ejercicio de reflexión, debemos preguntarnos si nuestras acciones diarias y nuestras políticas contribuyen al cuidado del medio ambiente, a garantizar un espacio armónico a las futuras generaciones, o a disminuir el impacto y la huella ecológica de nuestra Ciudad.

En un afán de mezclar acciones medio ambientales con fines de asistencia social, el Gobierno Federal lanzó el programa Sembrando Vida -y dejando de lado los temas políticos que rodean la creación de este programa- lo cierto es que muchas personas en el campo, a fin de ser beneficiadas por este programa, decidieron talar indiscriminadamente árboles, generando impactos negativos y contrarios a los planeados.

Hoy vemos a nivel nacional que se apuesta por invertir en refinerías, en vez de buscar otro medio para producir energía de forma amigable con el medio ambiente. La administración pública federal, sigue apelando al uso de tecnologías que tiene como base el petróleo y otros recursos no renovables y contaminantes.

A nivel local que no hay incentivos suficientes para priorizar el uso de tecnologías verdes o reducir el uso del vehículo invirtiendo en transporte público de calidad, seguro y planeado. Lamentablemente, hace falta incidir en la agenda pública para aplicar este tipo de medidas amigables con el medio ambiente.

¿Qué es entonces la sustentabilidad? Implica que en la vida diaria y a nivel de política pública, optemos por reducir el uso de recursos naturales.

Entonces hablar de sustentabilidad implica diferentes actividades económicas, sociales y culturales que desarrollan los habitantes de las ciudades, pues en muchos aspectos podemos aplicar acciones en beneficio del ambiente. Un ejemplo es la reducción en el consumo de plástico de un solo uso, o bien, optar por medios de transporte sustentable en vez del auto.

Sabemos que una nación sustentable es aquella donde sus ciudadanos prefieren el transporte colectivo para trasladarse a sus trabajos. Esto es solo posible con la intervención de los distintos niveles de gobierno que debe garantizar que las condiciones del transporte sean seguras, limpias y eficientes. A la vez, debe garantizar que ese transporte sea amigable con el medio ambiente.

La labor del buen gobierno debe ser privilegiar el uso de tecnologías ecológicas y que disminuyan la huella ambiental de sus ciudades, pues las administraciones actuales serán juzgadas no por sus acciones de obras monumentales, sino por las estrategias y acciones tomadas para preservar el medio ambiente y garantizar espacios y recursos a las generaciones que vienen detrás de nosotros.

Por eso debemos todos abonar a esta lucha en favor del medio ambiente, podemos comenzar por promover en nuestros entornos familiares, sociales y de trabajo, alternativas no contaminantes para el desarrollo de las diferentes actividades diarias. Sabemos que no es tarea fácil y que a la Ciudad de México aún le quedan varios retos por superar, pero promover una ciudad sustentable también es incidir en la forma de vida de los ciudadanos, haciendo que la imagen y el entorno nos inviten a cambiar en beneficio del ambiente.

* Gaby Salido (@gabysalido) es representante de Miguel Hidalgo y Azcapotzalco. Panista y diputada en la 2ª Legislatura del Congreso de la Ciudad de México. También es activista por la sustentabilidad en la ciudad. Cree en el rol de los jóvenes para transformar nuestro futuro, y en el gran impacto que tienen las acciones que surgen desde la comunidad.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.