Contra la violencia política, la denuncia - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Diversas y juntas
Por Aúna
Aúna es una plataforma que impulsa nuevas representaciones políticas con liderazgos de mujeres,... Aúna es una plataforma que impulsa nuevas representaciones políticas con liderazgos de mujeres, para alcanzar mayores resultados en bienestar, justicia y protección del medio ambiente. (Leer más)
Contra la violencia política, la denuncia
Debemos frenar el mensaje que se está enviando cada vez que se busca limitar, intimidar y agredir a una mujer que está ejerciendo su derecho a vivir en la esfera de lo público y a ejercer sus derechos políticos.
Por Macarena Velázquez López
25 de mayo, 2021
Comparte

Y si mejor vienen las cuatro y les pago por hacer la limpieza de mi casa para que se dejen de pendejadas” (@Chicharovenant), “Estaba con MC pero al ver está (sic) mierda, espero que les de (sic) cáncer de útero abortista de mierda” (@LauraZapataS),  “la de la extrema derecha debería considerar morir siendo feminista, pues cumple con el perfil por pinche” (@Trabad02), “Ya pedo. Desvirgo al perro primero” (@egopiger). Lamentablemente no es inusual encontrarnos con frases como estas al ver las respuestas a publicaciones realizadas por candidatas o mujeres que desempeñan un cargo público, de hecho estos tuits los son.

¿Cuál es el mensaje que se envía con ese tipo de afirmaciones y/o con estrategias y acciones, que se quiere hacer ver como si una candidata tuviera sus oficinas en un centro nocturno o actos en los que funcionarios públicos repartiendo volantes que promocionan el sexoservicio con el número telefónico de una precandidata?

Incluso tenemos casos en que los propios partidos han presionado a servidoras públicas a renunciar a su cargo o a pedir licencia, limitan a las candidatas los recursos (humanos, económicos y de tiempo en televisión) y, en última instancia, actos de vandalismo, atentados contra su vida e integridad física de las candidatas, y asesinato.

El punto en común es que se humilla e intimida a candidatas y funcionarias a través de la violencia y con el uso de estereotipos que colocan a las mujeres en una posición de clara inferioridad y sumisión. Lo anterior generando un doble efecto en el que se menoscaba el derecho de la candidata y además se envía un mensaje claro a las mujeres de que no existe un entorno seguro y propicio para que puedan ejercer sus derechos políticos y electorales, ya que deben de cumplir el rol que el imaginario patriarcal y machista ha determinado que una mujer debe desempeñar.

Lo anterior constituye violencia política contra las mujeres en razón de género, misma que se define en el artículo 3 fracción XV de la Ley General en Materia de Delitos Electorales como toda acción u omisión, incluida la tolerancia, basada en elementos de género y ejercida dentro de la esfera pública y privada, que tenga como objeto o resultado el limitar, anular o menoscabar el ejercicio efectivo de los derechos políticos y electorales de una o varias mujeres, el acceso al pleno ejercicio de las atribuciones inherentes a su cargo, labor o actividad, el libre desarrollo de la función pública, la toma de decisiones, la libertad de organización, así como el ejercicio a las prerrogativas tratándose de precandidaturas, candidaturas, funciones o cargos públicos del mismo tipo.

Como vemos, la violencia política contra las mujeres lamentablemente no termina con las elecciones del 6 de junio, también son víctimas de violencia por ser mujeres aquellas que ostentan un cargo público y que son víctimas de bromas hirientes y estereotipadas, humillaciones públicas, promocionales que las descalifican con base en estereotipos de género; impedimentos para participar en asambleas o en actividades ligadas a su cargo; exclusión de toma de decisiones que le corresponden en virtud de su cargo; amenazas; acciones para presionar a que renuncien, y acoso u hostigamiento sexual, secuestro y feminicidio, entre otras. (Puedes consultar el Violentómetro sobre violencia política del INE).

¿Qué hacer ante un acto de violencia política en razón de género? ¡Denunciarlo!

Porque debemos dejar de normalizar las violencias contra las mujeres, tenemos que visibilizar las actitudes y estereotipos que están generando estas violencias. Debemos frenar el mensaje que se está enviando cada vez que se busca limitar, intimidar y agredir a una mujer que está ejerciendo su derecho a vivir en la esfera de lo público y a ejercer sus derechos políticos. La violencia política nos impacta a todas en nuestro derecho humano a ejercer nuestro derecho a votar por mujeres que tienen una agenda feminista de derechos humanos, afecta a todas aquellas que buscan ser electas, y también a aquellas futuras líderes que quieren cambiar el mundo. 

Una herramienta que te puede ser de mucha utilidad, incluso si no eres candidata pero te gustaría ayudar a visibilizar la violencia política contra las mujeres, es un chatbot llamado “Ela Alerta” que puedes utilizar a través de Facebook Messenger o WhatsApp, sólo tienes que agregarla como contacto (el número es +525619952561) y como si estuvieras chateando con una persona, Ela Alerta va a ir haciéndote preguntas y guiándote, durante un máximo de 15 minutos. Después de eso se genera un documento en Word que tendrá los elementos que necesitas para poder presentar la denuncia correspondiente y por otro lado la información que le des a Ela Alerta se utilizará de manera estadística en un mapa electrónico, a fin de visibilizar la violencia política contra las mujeres. Ela Alerta es una herramienta que proviene de la sororidad, y de este intento de decirles a las mujeres que no están solas en este camino, que fue justamente como surgió Aúna.

Una vez que tienes tu denuncia por violencia política contra las mujeres en razón de género, hay distintas instancias en las que puedes interponer la misma. En primera, ante el Instituto Nacional Electoral (INE) o los  Organismos Públicos Locales (Oples) en los supuestos que contempla la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales en materia de violencia política. Sin embargo, no comprende las conductas que tengan lugar en la vida interna de los partidos, mismas que deben ser resueltas a través de la justicia intrapartidaria.

El INE y los Oples tienen facultades para decretar medidas cautelares por lo que puedes requerir que se haga un análisis de riesgo, y así se diseñe un plan para garantizar tu seguridad.

También puedes denunciar la violencia política ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEALDE), incluso como ciudadana puedes denunciar cualquier acto de violencia política ante la FEALDE, quien integrará la carpeta de investigación y dará vista al Instituto Nacional Electoral y al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación o del tribunal electoral local, según corresponda.

También puedes acudir ante la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (FEVIMTRA), que tiene la función de investigar y perseguir los delitos federales relacionados con hechos de violencia contra las mujeres. Siempre puedes solicitar al Ministerio Público la emisión de órdenes de protección.

Estos mecanismos existen. Nos corresponde accionarlos para visibilizar las violencias, y abrir camino para que más mujeres quieran y puedan acceder a puestos de representación popular. Apoyémonos en esta búsqueda por la justicia, la igualdad y la paz.

* Macarena Velázquez López (@MacaIntensa) es la encargada de seguridad y violencia política del Capítulo Ciudad de México de Aúna. Es abogada por el CIDE y maestra por la LSE. Profesionalmente su carrera se ha desarrollado en torno a la promoción y defensa de los derechos humanos. Actualmente es consultora en derechos humanos, de diversos organismos nacionales e internacionales como la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM), Unesco, y la Federación Ecuatoriana de Fútbol, entre otros.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.