La igualdad de género nos toca a todo el planeta
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Diversas y juntas
Por Aúna
Aúna es una plataforma que impulsa nuevas representaciones políticas con liderazgos de mujeres,... Aúna es una plataforma que impulsa nuevas representaciones políticas con liderazgos de mujeres, para alcanzar mayores resultados en bienestar, justicia y protección del medio ambiente. (Leer más)
La igualdad de género nos toca a todo el planeta
El 44% de las personas mexicanas considera que cuando una madre tiene trabajo remunerado, sus hijos sufren, mientras que el 43% piensa que si una mujer gana más dinero que su esposo es casi seguro que esto ocasionará problemas, de acuerdo con el estudio Women Matter 2022.
Por Agueda Gon
13 de julio, 2022
Comparte

Gracias a Cecilia Monzón por el recordatorio constante que fuiste y trascendiste, de ser valiente en defender tus causas, tus ideales; en tu memoria.

 

Se ha confundido el hecho de que las mujeres lideren el movimiento por combatir la violencia y desigualdad de la que han sido objeto, al hecho de que únicamente nos corresponde a las mujeres lograr el cambio por la igualdad de género: la transformación tan añorada que ponga en igualdad de condiciones y oportunidades a hombres y mujeres, en toda su amplia diversidad.

Sí, esa igualdad que está calculada que se logrará en 135.6 años (WEF, 2021)1 al ritmo al que vamos, el cual tuvo un retroceso de casi 40 años por la pandemia de COVID-19. Este escenario no nos necesita en acción sólo a la mitad del planeta, nos requiere a la totalidad y en colectivo.

Lograr la igualdad de género implica cerrar las brechas en todos los ámbitos: en lo educativo, lo laboral, la participación política, etc. Se ha comprobado que solamente cerrar las brechas de género en el mercado laboral, aumentaría el 35% del PIB en el mundo (FMI, 2018). 2 “¿Tanto?”, la pregunta que siempre nos hacen. “SÍ” nuestra respuesta. En un contexto de guerra, cambio climático, violencia, polarización social, crisis económica y escasez de agua -que algunas personas en el norte del país ya sentimos en el día a día. SÍ, ese aumento de PIB no nos vendría nada mal a todo el planeta.

Ahora bien, si ni la oportunidad de crecimiento económico, ni el enterarse cada día de noticias sobre violencia de género nos lleva a tomar acciones urgentes, seriamente hay que detenernos a reflexionar acerca de la razón por la cual no se han tomado medidas profundas, sostenidas y con una visión de largo plazo.

Dichas reflexiones -y acciones- nos han llevado en este camino por la igualdad de género, a encontrar organizaciones y personas aliadas que compartimos esta preocupación. Después de realizar inversiones económicas altas, esfuerzos institucionales de años, amplias y duraderas capacitaciones, la situación mejora sólo un poco o nada.

Un reflejo de ello, por ejemplo en el ámbito laboral, es que hoy en día la participación laboral femenina en México es de 43.6%; es decir, una de las más bajas en América Latina. Otra cifra es que según el índice de discriminación salarial que se calculó en 2019 por Inmujeres, tenemos un -6.6% en promedio. Además, se considera que hay sectores económicos como el de comercio, donde alcanza hasta un -22.7%. Estos porcentajes son un reflejo del cambio que se requiere para igualar los salarios entre hombres y mujeres, o en otras palabras, si el índice es negativo, hay que incrementar el salario de las mujeres.

También habría que considerar el hecho de que las mujeres destinan 50.4 horas a la semana a trabajo doméstico y de cuidados no remunerado. En cuanto a violencia laboral, 22% de las mujeres laboralmente activas han sido víctimas de alguna situación. En julio de 2019 la CNDH publicó que el 80% de los trabajadores ha presenciado un acto de acoso laboral contra una persona colaboradora. Éstos son tan sólo algunos ejemplos, pero podríamos continuar con una larga lista de cifras.

Ahora bien, se ha comprobado que lograr nivelar “la cancha” laboral y gestionar la complementariedad de competencias y talentos diversos, aumenta la productividad y capacidad de innovación de las organizaciones, y con ello la rentabilidad. Por lo tanto, los aumentos en participación laboral de las mujeres implican incremento en los salarios reales de los hombres, por impacto en productividad laboral (FMI 2018). Una pequeña muestra del impacto positivo de equipos diversos y complementarios en el desempeño financiero de las organizaciones.

Sin embargo, las preguntas que nos llevan a profundizar a la reflexión. Entonces, ¿qué hace falta para movernos hacia la igualdad de género con mayor velocidad?, ¿cuáles son las barreras que frenan?

En conversaciones con aliadas siempre llegamos al mismo punto: hay barreras culturales limitantes, lo cual coincide con el estudio reciente de McKinsey & Company, Women Matter 2022, donde identificaron ciertas creencias como limitantes, relacionadas directamente a la participación laboral de la mujer. Por ejemplo: el 44% de las personas mexicanas considera que cuando una madre tiene trabajo remunerado sus hijos sufren, 43% piensa que si una mujer gana más dinero que su esposo, es casi seguro que esto ocasionará problemas.

Lo anterior es un reflejo del alto impacto que tienen nuestras culturas en nuestros comportamientos, como la toma de decisiones y la actuación diaria; es algo intrínseco a nuestra existencia y nuestra interacción social. “… Los psicólogos culturales nos explican cómo nuestras culturas moldean nuestro sentido de identidad, y cómo nuestro sentido del yo define las interacciones que mantenemos con lo que nos rodea”: Thupten Jinpa. Es decir hay una serie de factores cognitivos, emocionales y conductuales que se entremezclan en estas barreras y las arraigan con fuerza.

Los sesgos y estereotipos de género están arraigados en nuestra cultura, por lo que ningún documento, por bien intencionado que sea, no modificará la realidad de las personas. Lo que cambiará nuestra realidad, es tu propia decisión por tomar consciencia y acción. ¡Empieza por ti!

Este es un llamado de acción a ti hombre, a ti mujer, a ser agente de cambio y trabajar en colectivo, por lo cual te invito a:

  1. Reconocer que hay un impacto negativo de la desigualdad de género tanto en mujeres como hombres, y en la sociedad en general. Si analizas las cifras y volteas con detenimiento a tu entorno inmediato, te darás cuenta que esa realidad ya tocó la puerta de tu casa.
  2. Reconocer que eres parte de un sistema, ya sea familiar, comunitario, de tu ciudad, o tú país; y como tal, el permanecer neutral ante la desigualdad sólo perpetuará las condiciones actuales.
  3. Reconocer que tus propios cambios de comportamiento, actitud, toma de decisiones, lenguaje, manera de interactuar y relacionarte impactará estos sistemas, los cuales al apropiar estos cambios generarán una transformación sostenida.
  4. Tomar responsabilidad y comenzar un camino diario de indagación personal que te permita decidir, para ello aquí te dejo el “Decálogo de Perspectiva de Género” de Her Safe Place.
  5. Si después de esta indagación, requieres una idea de cómo ponerte en acción, te dejo 8 acciones específicas para favorecer la igualdad de género en tu entorno inmediato.

Por último te invito a ser públicamente valiente de enfrentar los propios sesgos y estereotipos con integridad y con ejemplaridad para modificar tu propio sistema. Para mí, el hecho de que me estes leyendo esto, es porque he decidido cruzar la incomodidad de compartirme y hacer este llamado de acción.

* Agueda Gon (@aguedagon) es cofundadora de Her Safe Place, empresa certificadora de ambientes seguros diversos e incluyentes. Socia en Camino Colectivo Hacia el Desarrollo Sostenible, consultoría de política pública y desarrollo sostenible. Es Ingeniera Química Administradora y cursó Maestría en Administración Pública y Política Pública por el Tecnológico de Monterrey. Cuenta con más de quince años de experiencia en desarrollo social y política pública. Mujer en deconstrucción y construcción constante, mamá de dos seres humanos.

 

1 World Economic Forum, 2021, Global Gender Gap report.

2 Fondo Monetario Internacional, 2018, Economic Gains from Gender Inclusion: New Mechanisms, New Evidence, J. D. Ostry, J. Alvarez, R. Espinoza, and C. Papageorgiou.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.