Más allá de los resultados - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Diversas y juntas
Por Aúna
Aúna es una plataforma que impulsa nuevas representaciones políticas con liderazgos de mujeres,... Aúna es una plataforma que impulsa nuevas representaciones políticas con liderazgos de mujeres, para alcanzar mayores resultados en bienestar, justicia y protección del medio ambiente. (Leer más)
Más allá de los resultados
Hay que capitalizar los aprendizajes de cada mujer participante en el proceso electoral 2021 para consolidar y preparar el 2024, 2027, 2050, 2100; cada año que vendrá para nuestras hijas e hijos, cada mexicana y mexicano, porque no terminó nada aquí, hay mucho por delante.
Por Maru Márquez, Patricia Serdán y Alan Best
18 de junio, 2021
Comparte

Terminaron las elecciones en México del 2021. Los analistas revisan cifras, tendencias y hacen todo tipo de interpretaciones sobre qué creen que significan ‘los resultados electorales’. Los partidos políticos hacen sus cuentas y regresan a sus espacios reservados y privilegiados. Los ciudadanos regresan a su inercia. Los candidatos triunfadores celebran su grandeza, como si el triunfo fuese el producto de su ‘enorme talento y valía’; y los perdedores, los perdedores regresan a sus casas meditabundos, mitad desesperanzados, cansados y sopesando si valió la pena tanto esfuerzo y si habrá una siguiente vuelta.

Aúna se creó como una plataforma para impulsar nuevas representaciones políticas con liderazgos de mujeres y con un gran diferenciador: construir desde lo colectivo, pero cuidando el enfoque individual,  juntas y diversas. Nuestra participación como equipo de coaches políticos de Aúna abrió la posibilidad de fortalecer las habilidades, capacidades y características personales de aquellas mujeres de la política dispuestas a vencer sus sombras y desde ahí, también, vencer los obstáculos del sistema.

Coaching político y acompañamiento en sororidad

Por medio del coaching, les acompañamos en sus reflexiones iniciales para decidir si sí o no ser candidatas. ¿Qué es lo que me preocupa de ser candidata? ¿Qué costos observo que tendré que pagar? ¿Para qué quiero ser candidata? ¿Es mi momento para lanzarme en esta cruzada por cambiar a México, darle un vuelco femenino a un sistema que nos depreda, muerde y vulnera? Algunas encontraron la fuerza y la validez de su trayectoria, enfrentaron sus apellidos, fantasmas y condiciones de vulnerabilidad, y vieron que estaban preparadas. Otras observaron que sus condiciones personales no eran ideales y decidieron apoyar desde otros terrenos. En ambos grupos de mujeres, la convicción siguió intacta; una decisión o la otra son siempre las correctas cuando se toman con el corazón por delante y con una alta autoconciencia.

Posteriormente, a las nominadas se les acompañó en su transición para ser la mejor versión de sí mismas como candidatas. Con la mirada alta, participaron en una serie de talleres que permitieron expandir sus recursos personales, nivel de autoconocimiento, liderazgo, gestión emocional, gestión de conflictos y herramientas conversacionales que les permitieran elegir mejores decisiones y comunicarse de manera efectiva. En estos talleres descubrieron sus virtudes, conocimientos y experiencias individuales, y también encontraron una comunidad valiente, activa y diversa de mujeres con un mismo propósito: alzar la voz y cambiar a México.

Y llegó su momento de caminar como candidatas y llevar las propuestas de un México femenino, conectar con la gente e invitarles a enfrentar y cambiar el sistema. Ahí les acompañamos en sus batallas más duras, las traiciones más crueles: cuando el partido que ayudaron a fundar les dio la espalda, cuando se le cerraban los espacios por su condición de ser mujer, color y raza, y cuando bajo artimañas legalistas les impidieron seguir en la contienda electoral. Desde lo individual les acompañamos a liderar a sus equipos, conectar con sus recursos personales y también a refugiarse de la vorágine política.

Si bien el acompañamiento les ayudó a tener una conversación privada con ellas mismas, hablar de sus temores, vulnerabilidades, llorar y salir más fuertes en lo individual, fue la círcula de mujeres el espacio más importante de todo el proceso. Ahí, juntas y diversas, nos alentamos al ver a la otra grande, bella, profunda y valiente; y darnos cuenta a la vez que ellas, mis compañeras, me miraban igual. No lloramos solas, lloramos juntas; no celebró una, celebramos todas. Tejimos nuestras historias y nuestras raíces se juntaron en nuestra madre Tierra. Una circula es mágica, y cada una es única; es difícil de explicar, solo se puede vivir. Es nuestra sororidad exponencial.

Más allá de los resultados

Las candidatas Aúna terminaron sus campañas y las vivieron como las vivió todo nuestro México: entre misoginia y abuso, entre amenazas y amagos con pistola a nosotras y nuestros equipos de campaña, pero también vivimos la calidez de los pueblos y las personas que vieron en nosotras algo de esperanza: una semilla que está empezando a brotar en México, un México femenino.

Los resultados son fríos, casi inhumanos: 13 mil votos para fulanito, este u aquel partido ganó tantos diputados, tal candidato o coalición perdió x o z posiciones. No muestran nuestro esfuerzo, nuestras horas planeando, conversando, pensando, construyendo, VIVIENDO.

El sistema electoral es otro más de los sistemas construidos con una visión patriarcal: que divide entre ganadores y perdedores, en vez de que todos ganemos; que nos alienta a competir, en vez de a colaborar; y nos impulsa a sacar lo peor de nosotros, en vez de lo mejor de nosotras.

¿Qué sigue? Fácil, ir más allá de los resultados. Es el camino lo que cuenta, la experiencia vivida y nos queda por vivir: un leño no hace hoguera.

Hay que capitalizar los aprendizajes de cada mujer participante para consolidar y preparar el 2024, 2027, 2050, 2100; cada año que vendrá para nuestras hijas e hijos, cada mexicana y mexicano. Hay que reforzar nuestras capacidades personales para afrontar lo imprevisible y sacar provecho de los acontecimientos negativos, y la incertidumbre. Hay que estar listas para enfrentarnos a experiencias nuevas y desafiantes. Desarrollar el ser creativa e intuitiva, consciente de nuestros propios recursos para aprovechar las oportunidades y ventajas a la hora de afrontar los contratiempos. Gestionar ágilmente nuestras emociones, que nos hacen mujeres, humanas, para mantenernos concentradas en alcanzar nuestras metas. Y sobre todo hay que seguir ‘tejiendo a México juntas’.

No, no terminó nada aquí, hay mucho por delante. Así como tampoco comenzó hace seis meses con Aúna; llevamos años, décadas, siglos y tal vez milenios caminando aquí. Las mujeres (y los hombres que estén listos para unirse) vamos a construir un México femenino y feminista, justo, incluyente, generoso, sustentable y diverso; desde todas las espacios: mujeres comunicadoras, mujeres deportistas, mujeres empresarias, mujeres artistas, mujeres trabajadoras, mujeres campesinas, mujeres migrantes, mujeres en la política, mujeres indígenas, TODAS las mujeres desde TODOS los espacios ; DIVERSAS y JUNTAS. Somos Aúna.

@AunaMexico

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.