Sin políticas económicas inclusivas, no - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Diversas y juntas
Por Aúna
Aúna es una plataforma que impulsa nuevas representaciones políticas con liderazgos de mujeres,... Aúna es una plataforma que impulsa nuevas representaciones políticas con liderazgos de mujeres, para alcanzar mayores resultados en bienestar, justicia y protección del medio ambiente. (Leer más)
Sin políticas económicas inclusivas, no
Aúna abandera un crecimiento económico igualitario e inclusivo que requiere de sólidas bases de certidumbre jurídica, en donde el motor sea la inversión pública y privada, y el gasto público con mayor y mejor inversión en salud, educación y seguridad pública.
Por Leonor Quiroz
27 de abril, 2021
Comparte

La “nueva” realidad frente a la pandemia implica una crisis económica y social que tiene rostro de pobreza, indígenas, adultos mayores, niñez, mujeres y personas LGBTIQ+. Este es el rostro de la crisis, es el rostro de nuestra población vulnerable que padece desigualdades sistémicas y que hoy se profundizan pues en México la pobreza aumentó entre 8.9 y 9.8 millones de mexicanos con un ingreso inferior a la Línea de Pobreza por Ingresos, debido a la crisis de covid-19, según el informe del 2020 del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL).

En cuanto a personas con un ingreso inferior a la Línea de Pobreza Extrema por Ingresos, el  CONEVAL calculó un aumento de entre 6.1 y 10.7 millones de personas, un total de 31.7 millones de mexicanos que equivale a un 25.3 por ciento de la población, es decir uno de cada cuatro mexicanos y mexicanas en pobreza extrema por ingresos en virtud de la pandemia.

Atendiendo a estas dolosas cifras, que son personas, y a las desigualdades en nuestro país, en Aúna convocamos a un enfoque de políticas económicas que provean acceso igualitario a oportunidades de desarrollo para lograr movilidad social.

En Aúna discutimos, bajo un diálogo plural con nominadas, fundadoras, sociedad civil y academia, las propuestas de políticas económicas que impliquen un crecimiento económico justo e igualitario bajo el objetivo claro de “crecer más y redistribuir mejor”. Dichas propuestas están reflejadas en el  “Decálogo de Políticas Económicas para la Igualdad” que será impulsado por nuestras nominadas en este proceso electoral y que consiste en lo siguiente:

  1. Aumentar los ingresos fiscales del gobierno, buscando que seamos más pagando impuestos justos, ampliando la base fiscal y cobrando más a quienes más pueden pagar, incluyendo una redefinición de las tasas del Impuesto Sobre la Renta, así como un Impuesto al Valor Agregado generalizado que se compense con subsidios y devolución a quienes menos ingresos tienen.
  2. Estudiar y crear impuestos sobre las externalidades negativas en la sociedad, que además se incluyan en un nuevo pacto para la coordinación fiscal.
  3. Mejorar cómo se gastan nuestros impuestos, planeando las inversiones e infraestructura pública con diagnósticos de largo plazo y priorizando el gasto social en salud y educación.
  4. Coordinar, profesionalizar y transparentar la hacienda de los municipios, estados y federación.
  5. Instrumentar el Consejo Fiscal independiente en el Poder Legislativo como un contrapeso y voz independiente en el debate, que impulse la planeación y evaluación de las finanzas públicas y el mejor uso de los recursos públicos.
  6. Eliminar la evasión fiscal, la extorsión, los costos del crimen y la inseguridad, garantizando que el cobro de impuestos sea monopolio de un Estado de Derechos, con seguridad, justicia y cumplimiento de la ley.
  7. Mejorar y simplificar un mismo sistema para pagar impuestos y administrar programas y apoyos sociales, donde el Estado recaude pero otorgue protección y bienestar social.
  8. Fortalecer la competencia económica, dando más poder a la Comisión Federal de Competencia Económica para eliminar y sancionar monopolios, beneficiando sobre todo a los y las consumidores con precios más bajos.
  9. Promover la inversión en innovación, sistemas de formación técnica profesional, políticas industriales y certeza jurídica que cierre brechas entre regiones.
  10. Incorporar a las mujeres a la economía formal, como empleadas, como trabajadoras independientes o como emprendedoras para mejorar su condición e independencia económica.

Aúna abandera un crecimiento económico igualitario e inclusivo que requiere de sólidas bases de certidumbre jurídica en donde el motor sea la inversión pública y privada, y el gasto público con mayor y mejor inversión en salud, educación y seguridad pública. Asimismo, se requiere de voluntad política para brindar facilidades administrativas que impulsen el empleo y el emprendedurismo mediante programas de innovación y formación técnica profesional para cerrar brechas de desarrollo económico y social.

No olvidemos que venimos de un 2020 con una caída del PIB de 8.2 por ciento y entre 8 y 10 millones de nuevos pobres. Nuestro país es de los que peor libró la crisis fundamentalmente debido a la falta de redireccionamiento de programas de gasto social a gran escala enfocados a enfrentar la contracción económica y la crisis sanitaria. Por ello, es momento de realmente proteger a los pobres de la pandemia y sus efectos, con voluntad política y con políticas económicas que logren detener el deterioro de sus condiciones de nutrición, salud y educación; además de enfocarse en combatir con gasto público y políticas de seguridad pública, la escalada de violencia que empeora cada día. Las políticas económicas deben estar al servicio de la inversión social en estas materias para combatir las desigualdades y con ello impulsar la movilidad social.

México necesita de una recuperación acelerada de la economía sin dejar atrás a los sectores más vulnerables para que dicha recuperación sea justa y equitativa. Desde Aúna convocamos a los responsables de la formulación de políticas económicas a considerar el Decálogo expuesto para que la pandemia deje de tener un efecto desproporcionadamente negativo y desigual en estos sectores.

Ante el escenario de pobreza descrito por el CONEVAL, es prioridad preguntarse ¿Cómo vamos a crecer entre 9 y 10 por ciento este 2021, tan solo para igualar el nivel del PIB previo a la pandemia?

Algunas propuestas:

  1. En Aúna proponemos el “Decálogo de Políticas Económicas para la Igualdad”;
  2. Nuestras nominadas lo difundirán en sus campañas, pero también se comprometen a ejecutar el crecimiento inclusivo cuando sean electas;
  3. Los gobiernos deben reconocer el problema y con sensibilidad, profesionalismo y transparencia, atender de manera focalizada a nuestra población vulnerable mediante políticas económicas igualitarias e inclusivas; y
  4. Nosotres, como integrantes de una sociedad desigual, debemos actuar con solidaridad y apoyar desde nuestras respectivas trincheras a la población que más nos necesita.

La indiferencia, al igual que la desigualdad, lastima e inclusive mata, así que no seamos parte de un sistema egoísta y enfermo que cada día condena a más. Sanemos #DiversasyJuntas impulsando el crecimiento inclusivo y nuevas representaciones políticas de mujeres para construir un país más igualitario, con justicia y bienestar. ¡#AÚNAsomos!

@AunaMexico

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.