El DF: una ciudad de vanguardia en el retroceso democrático gracias a la ALDF - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El blog de ANCA
Por Asamblea Nacional Ciudadana
La Asamblea Nacional Ciudadana (ANCA) es la forma que asumimos diversos grupos que en 2009 promov... La Asamblea Nacional Ciudadana (ANCA) es la forma que asumimos diversos grupos que en 2009 promovimos el voto nulo en México. Somos un movimiento abierto, plural, apartidista, horizontal, deliberativo e independiente. (Leer más)
El DF: una ciudad de vanguardia en el retroceso democrático gracias a la ALDF
Por Asamblea Nacional Ciudadana
16 de diciembre, 2010
Comparte

En un intento de cerrar el acceso a la ciudadanía a su participación en los procesos electorales, la Comisión de Asuntos Político-Electorales de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobó una reforma al Código Electoral del Distrito Federal que fortalece el monopolio de los actuales partidos políticos sobre la vida pública de la capital.

La reforma más lesiva de los derechos ciudadanos es la pretensión de limitar la conformación de partidos políticos locales con requisitos inalcanzables para estructuras genuinamente ciudadanas. En la propuesta actual serán las clientelas y las corporaciones las que definirán el rumbo político de la ciudad pues “para la constitución de Partidos Locales se requerirá contar con un número de afiliados no menor al 2% de la Lista Nominal en cada una de las 16 demarcaciones territoriales del Distrito Federal. Asimismo, una asamblea cuyo número de ciudadanos residentes de la misma demarcación no será inferior a 1000 afiliados”.

Con esta reforma se necesitarían 146 mil 403 ciudadanos para formar un nuevo partido político en la capital que compita con las opciones que actualmente tenemos. Ello representa reclutar 7.2 veces más afiliados en el Distrito Federal que en el promedio de cualquier estado de la República (20 mil 272 ciudadanos). Además, para formar un partido político en esta ciudad se necesita reclutar 11 veces más personas que en el estado de México, tres veces más que en Jalisco y 2.4 veces más que en Nuevo León.

Ello resulta inaceptable ya que lejos de incentivar el involucramiento ciudadano en asuntos de interés público, esta es una reforma que servirá para mantener el control que disfrutan los actuales partidos políticos sobre la vida de la ciudad, lo que constituye un ejemplo más de que no buscan ampliar los canales democráticos y por el contrario darán un paso más en su divorcio con los intereses de la ciudadanía. No es gratuito que el Distrito Federal haya obtenido la tasa de anulación del voto más alta del país durante las pasadas elecciones de 2009 con el 11.2 por ciento de la votación total.

No conformes con ello, la Asamblea pretende mantener el excesivo financiamiento a los partidos políticos pues para determinar su monto multiplicará el padrón electoral por el 65% del salario mínimo vigente en la capital. Es decir, siempre crecerá constantemente el dinero que para 2011 ascendería a 274 millones de pesos. Tal cantidad de dinero ha corrompido a los partidos y ha dado un poder a sus dirigencias que deciden sin consultar a la militancia –mucho menos a la ciudadanía– sobre sus decisiones. El alejamiento con la ciudadanía es natural.

No sólo es lamentable el contenido de la reforma, sino también el proceso de su elaboración el cual fue completamente cerrado, sin foros de discusión ni consultas públicas que genuinamente buscaran incluir el punto de vista de la ciudadanía. Para la Comisión de Asuntos Político-Electorales de la ALDF, bastó con dos reuniones entre legisladores, funcionarios de gobierno y partidos políticos en junio y noviembre de este año para cumplir con el requisito de la “participación” de una ciudadanía que estuvo ausente de las discusiones.

Es el retorno al autoritarismo en el que unos cuantos deciden, en lo oscurito, sobre la mayoría. Resulta frustrante, además, que quien encabeza esta iniciativa sea un partido, el PRD, que ganó la confianza ciudadana y el gobierno de esta ciudad prometiendo apertura y valores democráticos en todos los órdenes de la vida pública.

Ante ello, la Asamblea Nacional Ciudadana (ANCA) exigimos que se revierta la aprobación de este Código hasta que no exista un genuino proceso de participación ciudadana en su elaboración y que el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubón ejerza las facultades que le confieren el Artículo 48 del Estatuto de Gobierno del Distrito Federal para detener este atropello para los habitantes de nuestra querida ciudad.

Asimismo, la ANCA proponemos que haya más espacios a la ciudadanía y se reduzcan drásticamente los requisitos para la formación de nuevos partidos políticos y que sólo tengan financiamiento público cuando hayan obtenido el dos por ciento de la votación y sus gastos ya hayan sido fiscalizados. También proponemos la instauración de las candidaturas independientes con reglas claras, accesibles y con una adecuada rendición de cuentas. Finalmente, proponemos que sea el número de votos válidos lo que determine su financiamiento. Con esta simple reforma, se reduciría en más de la mitad el financiamiento público de los partidos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts