Moreira y la flauta de Hamelin - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El blog de ANCA
Por Asamblea Nacional Ciudadana
La Asamblea Nacional Ciudadana (ANCA) es la forma que asumimos diversos grupos que en 2009 promov... La Asamblea Nacional Ciudadana (ANCA) es la forma que asumimos diversos grupos que en 2009 promovimos el voto nulo en México. Somos un movimiento abierto, plural, apartidista, horizontal, deliberativo e independiente. (Leer más)
Moreira y la flauta de Hamelin
Por Asamblea Nacional Ciudadana
16 de diciembre, 2011
Comparte

Por: Rodolfo Garza Gutiérrez*


El estado de Coahuila, cuna de la Revolución, tierra de Ignacio Zaragoza, de Miguel Ramos Arizpe –Benemérito de la Patria y Padre del federalismo– de Francisco I. Madero y de Venustiano Carranza; se encuentra ante la indignidad de haber tenido el peor de los gobernadores de los últimos tiempos.

Con la habilidad del flautista de Hamelin, Humberto Moreira encantó a los ciudadanos como los ratones del cuento (con su verborrea) al ofrecer, en el “Gobierno de la Gente”, diversas dádivas, entre otras: la Tarjeta de la Gente, zapatos, uniformes, guarderías, farmacias, comedores, programas para adultos mayores, para infantes, jóvenes y mujeres, puentes, hospitales y más. Todos eran programas “de la Gente”, que encantarían a los ciudadanos logrando total sumisión e incondicionalidad. Por eso, el mismo gobierno promovió el slogan “El profe nos cuida”.

Además de su flauta encantada de populismo, tuvo control absoluto de los medios de comunicación, sometió a su incondicionalidad a los diputados, al Instituto Coahuilense de Acceso a la Información (ICAI), al Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), al Poder Judicial, al Servicio de Administración Tributaria, a los alcaldes y a los maestros. Violó los Derechos Humanos de los mineros y de los migrantes e ignoró a las madres de desaparecidos. De esta manera, con promesas falsas, mentiras y simulaciones, con acarreos y derroche de dinero, logró el voto de la población para llevar a su hermano a la gubernatura del estado de Coahuila, ofreciendo durante la campaña la Tarjeta Más Mejor por la cantidad de $5000, la cual se haría efectiva a partir del 1° de diciembre. Sin embargo, una vez logrado su propósito de que Rubén Moreira tomara posesión como gobernador, se eliminaron los programas de la gente incluyendo, la última tarjeta del engaño.

 

 

El peculiar encantador condujo a toda su audiencia –aquella que le seguía de manera leal y sumisa, deleitándose en el respeto al sublime arte de engañar– a una inclemente Megadeuda de más de $35 mil millones de pesos, más adeudos a contratistas por varios miles de millones de pesos. ¿Pero a dónde se fue el dinero de la mega deuda? Con la información disponible se puede interpretar que tuvo tres posibles caminos: 1. Algo de obra pública manejada con derroche. 2. A los bolsillos de los Moreira y de sus achichincles y 3. A las campañas de los estados que celebraron elecciones estatales en 2011: Coahuila, Nayarit, Hidalgo, Zacatecas y Estado de México.

Y para apoyar el pago de la deuda, el nuevo gobierno se desquita con los que votaran por él y aumenta los impuestos. El Impuesto Sobre Nóminas (ISN) aumenta del 1% a1 a 2%; se mantendrá el cobro de la tenencia vehicular; las licencias para venta de bebidas alcohólicas se incrementaron de 29 mil 750 pesos a 150 mil; los centros de venta de alimentos tendrán que pagar 40 mil pesos, cuando antes se pagaba 14 mil 825 pesos; el registro de matrimonio pasó de 194 pesos a 520; y también algunos procesos notariales tendrán un costo mayor al que hasta ahora tenían. Cobrarán la entrada a los museos, así como $5 por hacer ejercicio en espacios públicos, y $50,000 por el uso de teatros y lugares culturales.

Un agravante del caso es la manera en que el siniestro personaje enfrentó a los coahuilenses: con perfecto cinismo e irreverencia se jactó de que ignoraba la deuda, cuando violó leyes y reglamentos protegidos por los incondicionales diputados del Congreso del Estado y de su partido, el PRI, para poder contraerla. Del monto total de la deuda –cuya restructuración fue aprobada por el Congreso local– 18 mil millones habrían sido contratados sin autorización del Congreso.

Dos de sus prestanombres están plenamente identificados: Vicente Chaires Yáñez, quien fuera su asistente, desde hacía cuatro años se ha convertido en accionista y presidente de empresas de telecomunicaciones en México y de bienes raíces en Texas; y Javier Villarreal Hernández, responsable de las finanzas de la administración estatal, quien adquirió, junto con su familia, cuantiosas propiedades en Brownsville, Texas.

Los coahuilenses y los mexicanos continuamente escuchamos de los políticos la misma musiquita del flautista de Hamelin, así como el Canto de las Sirenas. ¿Por qué el empeño de llevar a la gente a un matadero? ¿Por qué, si es verdad que los políticos quieren un mejor país, toman decisiones desde sus cómodos puestos públicos ignorando las verdaderas necesidades de los ciudadanos? La distancia entre ricos y pobres cada día se hace más grande, la educación está en caída libre desde hace varias décadas, la ciencia y la tecnología están a un abismo de las de los países desarrollados, la violencia estructural está en la vida y rutina diaria de todos los mexicanos, las violaciones a los Derechos Humanos son cotidianas, la impunidad y soborno se han vuelto parte de la idiosincrasia mexicana…¿Cuál es la Flauta y cuál es el Canto de las Sirenas que hoy hay que temer? ¿A qué mástil de la realidad debemos atarnos como país para no dejarnos llevar por ellos? ¿Acaso debemos taparnos los oídos con cera como Ulises para no caer en la trampa de los encantadores? Son preguntas entretejidas, de las muchas que tienen que hacer quienes se indignan y reflexionan sobre el futuro de Coahuila y del país.

Por lo pronto, no podemos seguir hablando quedito. Por eso, uno de los lemas del movimiento de Indignados Coahuila es “COAHUILA DESPIERTA”

 

 

Afortunadamente parece vislumbrase una luz de esperanza que puede activar a la ciudadanía, principalmente jóvenes, para luchar por los más elementales principios de ciudadanía participativa y no permitir que Humberto Moreira salga triunfante, aun si su partido lo premia con una senaduría, para tener fuero –el colmo de la indignidad es que, a sabiendas del desfalco, las mentiras y los engaños, lo consideran un héroe por haber dejado la presidencia de su partido para “no afectar su imagen”. ¿Pero acaso alguien en su sano juicio en este país le puede creer a políticos así? Es tiempo de que el pueblo se una y exija a los mandatarios y servidores públicos que cumplan con el mandato del pueblo, en lugar de servirse de él para su beneficio personal. La unión nos hará fuertes, y no permitiremos que flautas encantadas ni cantos de sirenas nos nieguen nuestra libertad de pensamiento y acción ciudadana para la construcción del tejido social.

*Rodolfo Garza Gutiérrez es integrante del Consejo Ciudadano Permanente en Saltillo, Coahuila.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts