“Reforma Política” o Crónica de una muerte anunciada - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El blog de ANCA
Por Asamblea Nacional Ciudadana
La Asamblea Nacional Ciudadana (ANCA) es la forma que asumimos diversos grupos que en 2009 promov... La Asamblea Nacional Ciudadana (ANCA) es la forma que asumimos diversos grupos que en 2009 promovimos el voto nulo en México. Somos un movimiento abierto, plural, apartidista, horizontal, deliberativo e independiente. (Leer más)
“Reforma Política” o Crónica de una muerte anunciada
Por Asamblea Nacional Ciudadana
9 de diciembre, 2011
Comparte

Por: Paul Moch Islas* (@p_moch)

“Durante años no pudimos hablar de otra cosa. Nuestra conducta diaria, dominada hasta entonces por tantos hábitos lineales, había empezado a girar de golpe en torno de una misma ansiedad común. Nos sorprendían los gallos del amanecer tratando de ordenar las numerosas casualidades encadenadas que habían hecho posible el absurdo, y era evidente que no lo hacíamos por un anhelo de esclarecer misterios, sino porque ninguno de nosotros podía seguir viviendo sin saber con exactitud cuál era el sitio y la misión que le había asignado la fatalidad…”

– Gabriel García Márquez, Crónica de una muerte anunciada

Desde que comenzó a discutirse la Reforma Política se sabía que era complicado pedirle a los partidos que aprobaran una Reforma que viera por el bien nacional pero que rompiera con la partidocracia mexicana. Desde que nació parecía poco alentador su futuro pero, a pesar de esto, ha habido una esperanza de que esta muerte anunciada desde su inicio no ocurra. A pesar de que al Congreso de la Unión no parece incomodarle que nuestro régimen en materia de Derechos Políticos y Electorales esté lejos de los países considerados más democráticos, durante este año se vivió un intento por comenzar a transitar hacia esa normalidad democrática (para estándares internacionales) – la Reforma Política.

Ésta incluía 4 puntos que empoderaban al ciudadano: la Reelección Legislativa y de Presidentes Municipales, la Consulta Ciudadana, la Iniciativa Popular y las Candidaturas Independientes. Cada uno de estos puntos lograba dar aire a un sistema que se ha vuelto inoperante y que está lejos de responder a las exigencias de los ciudadanos. Estos puntos permitían romper con el monopolio de las cúpulas partidistas hacia el poder legislativo y obligaban a que los legisladores rindieran cuentas a quienes deben de ser sus verdaderos “jefes”: todo el pueblo mexicano. Cabe destacar que dicha minuta fue producto de un consenso entre todas las fuerzas políticas que están representadas en el Senado (PAN, PRI, PRD, PT, Mov. Ciudadano y PVEM). Desde el principio, como apuntaron distintos legisladores, se sabía que esta Reforma Política no era la Reforma ideal, pero era, sin lugar a dudas, un avance en el sentido correcto.

La minuta aprobada de manera prácticamente unánime por el Senado fue turnada a la Cámara de Diputados el 7 de junio. Ahí, desde un inicio, la decisión de no discutirla denotó la poca importancia que se le otorgaba, a pesar de la urgencia de algunos de los puntos ahí plasmados (por ejemplo, de haberlo hecho se habría podido incluir las Candidaturas Independientes para el proceso de 2012). Después de desechar la posibilidad de un Periodo Extraordinario, reclamado por muchos grupos ciudadanos, que hubiera permitido la aprobación de ésta y otras Reformas de vital importancia para el país, comenzó su discusión a finales del septiembre en la Comisión de Puntos Constitucionales, y con ella, la mutilación de minuta.

En su paso por la Cámara de Diputados la minuta fue decapitada al perder su componente principal a manos del PRI, el PVEM y el PANAL. La Reelección consecutiva fue eliminada de la Reforma Política y, por si fuera poco, también se impidió incluir la Revocación de Mandato, y la Consulta Popular fue redactada para asegurar su inoperancia. De los once puntos que incluía la versión original de la Reforma sólo lograron sobrevivir, y en muchas casos gravemente heridos, ocho.

Sin embargo, no todo fue malo. A pesar de saber que se aprobaba una Reforma en los términos que había dictado el PRI, las demás fuerzas políticas encabezadas por una poco común alianza entre el PRD y el PAN decidieron no vetar el dictamen, pues aún las migajas que quedaban podían servir para alimentar a un pueblo mexicano deseoso de una democracia centrada en el ciudadano. Las Candidaturas Independientes y la Iniciativa Popular con un umbral mucho más bajo que el incluido originalmente en la minuta del Senado, junto con otros puntos que, a pesar de no tener una correlación directa con los derechos político/electorales de los mexicanos, ayudaban a brindar certidumbre al sistema (el caso de la Ausencia Total del Presidente) y otros que volvían más efectivo el proceso legislativo (como el caso de la Iniciativa Preferente) pasaron la dura prueba de la Cámara de Diputados.

Así fue como, cual soldado herido en batalla, la Reforma Política regresó al Senado. Pero su vuelta no fue tan afortunada, pues se encontró con un contexto adverso: llegó ya comenzado el proceso electoral, tiempo donde las prioridades de los legisladores cambian y la producción de leyes pasa a ser otra herramienta para el combate electoral. Si se le diera prioridad, aunque la Reforma que regresa es una versión mutilada de la que se envió, aún permitiría seguir en el camino correcto hacia un sistema cada vez más abierto y en el cual se les otorgan nuevas herramientas a los ciudadanos para incidir en la vida pública y la toma de decisiones.

Ahora el Senado está en una encrucijada en donde se le presentan dos caminos para la Reforma Política; ambos con ventajas y desventajas. Aprobar el dictamen les impide a las fuerzas contrarias al PRI/PVEM/PANAL utilizar el bloqueo que estos tres partidos hicieron a la Reforma en la cámara baja como un señalamiento al miedo que sienten hacia la ciudadanía; pero les permite vetar los cambios realizados para enviar (una vez más) la minuta original a esa cámara para que se apruebe como fue concebida – lo cual pinta poco menos que imposible dada la experiencia previa, y además entrañaría el riesgo de perder lo poco que se ganó. De rechazar el dictamen, los partidos podrán apuntar el dedo hacia el “enemigo del progreso”, como se han referido panistas y perredistas al los diputados del PRI, sin darse cuenta que ellos estarían cayendo en lo mismo: estarían quitando la posibilidad de que los mexicanos contemos con estas (pocas) nuevas herramientas para seguir la transición hacia una democracia más participativa.

Con las elecciones en puerta, y alrededor de 57% de los Senadores a punto de pedir licencia para lanzarse a campaña, la Reforma Política cuelga de un hilo. Es verdad que aún de aprobarse, le quedaría un largo trecho, pues en la reglamentación secundaria será donde se defina la viabilidad o no de los puntos aprobados. Además, faltaría aún que la Reforma transitara por las Legislaturas Estatales y aprobada por su mayoría, para luego llegar al Presidente, quien tiene poder para hacerle observaciones, lo cual la conduciría de vuelta al Senado para finalmente entrar a la Constitución. Sin embargo, la pelota está hoy en la cancha del Senado, quién puede decidir que la Reforma Política avance en su proceso hacia convertirse en ley, o que ocurra lo que tantos vaticinan: una vez más los legisladores demostrarían que importa más una decisión electorera que una decisión que permita que el país avance. Veremos si este compromiso con la ciudadanía impera o si se da la última estocada para cumplir con la crónica de una muerte anunciada para la Reforma Política.

* Paul Moch Islas es politólogo itamita en proceso y apasionado seguidor de la Reforma del Estado. Miembro de @ReeligeoCastiga, colaborador de “Coup d’etat” por RMXradio y staff de @ArenaElectoral.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts