Un millonario botín sin control - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El blog de ANCA
Por Asamblea Nacional Ciudadana
La Asamblea Nacional Ciudadana (ANCA) es la forma que asumimos diversos grupos que en 2009 promov... La Asamblea Nacional Ciudadana (ANCA) es la forma que asumimos diversos grupos que en 2009 promovimos el voto nulo en México. Somos un movimiento abierto, plural, apartidista, horizontal, deliberativo e independiente. (Leer más)
Un millonario botín sin control
Por Asamblea Nacional Ciudadana
25 de julio, 2011
Comparte

Por: David Pulido, miembro de las organizaciones Realidad Expuesta,  Pueblo Bicicletero y Colectivo Ciudadano en Defensa de La Pastora.


En la actualidad el 78 por ciento de los mexicanos reside en zonas urbanas y se pronostica que para el 2015 habrá 27 ciudades de más de 750 mil habitantes, por lo que es indispensable impulsar modelos de diseño urbano desde la perspectiva de la sustentabilidad y los derechos humanos. Debemos repensar las ciudades desde la gente.

"En otros países se plantea quitar los espacios públicos al auto y regresarlos a la gente". Foto: itdp.mx


La prostitución del concepto “sustentable” ha tenido como consecuencia planeaciones urbanas replanteadas cada tres o seis años, según los intereses del gobernante en turno, bajo la supuesta tutela de consejos que en realidad nunca son tomados en cuenta y con la asesoría de equipos disciplinarios totalmente desconectados. Estos funcionarios  dejan a su paso proyectos y programas sociales efímeros generalmente ligados a las campañas electorales en puerta y no a la construcción de una verdadera política pública que resuelva las necesidades sociales de nuestras ciudades.

A este cuadro de ineficiencia institucional súmele usted la entrega de cuantiosos recursos públicos para obra pública. Además del clásico desvío de fondos o corrupción, el dinero público es utilizado en infraestructura que sigue alimentando el modelo de desarrollo centrado en el automóvil, cuando la tendencia internacional apunta hacia la disminución del uso de vehículos automotor y la inversión en redes de transporte masivo y movilidad no motorizada.

Hay instrumentos creados por el Congreso federal que buscan apoyar a las ciudades mexicanas para ser más sustentables,  mediante subsidios federales. Ese es el caso del Fondo Metropolitano.

Creado por legisladores federales en 1998, el Fondo Metropolitano fue diseñado para impulsar el desarrollo sostenible en zonas metropolitanas del País. Este 2011 la Comisión de Desarrollo Metropolitano de la Cámara de Diputados destinó 7 mil 455 millones de pesos para ese subsidio federal que fueron repartidos en 32 zonas metropolitanas.

"Cantidades destinadas a las principales áreas metropolitanas en 2010". Imagen: Ciclociudades.org


Las reglas del Fondo son claras para todas las ciudades, explica Mariana Orozco, del ITDP México: las decisiones sobre la asignación de los recursos pasa por un Consejo de Desarrollo Metropolitano. Sabemos que este Consejo debe tener vinculados sus proyectos al Plan Nacional de Desarrollo y planes estatales, además de analizar las obras mediante un Subcomité Técnico que principalmente evalúa el costo-beneficio y el cuidado ambiental.

Hasta ahí todo parece ir bien. Sin embargo, la información de lo que sucede en estos Consejos de Desarrollo Metropolitano es desconocida para la ciudadanía, así como lo son los criterios con los que han estado asignando los recursos federales que terminan financiando obras exclusivas para el automóvil en perjuicio de la mayoría de la población.

Preocupada ante este uso ineficiente y sin criterios claros del Fondo Metropolitano, la Red Nacional de Ciclismo Urbano (Bicired) ha puesto su energía bicicletera en un excelente ejercicio de rendición de cuentas y transparencia de estos recursos.

Este organismo, que reúne a 23 grupos ciclistas en diversos estados de la República, se ha propuesto vigilar la aplicación de las reglas del Fondo Metropolitano y para ello las organizaciones de la Bicired han enviado solicitudes de información en sus estados para conocer los archivos que detallen la aplicación, seguimiento y evaluación de los proyectos aprobados.

Más importante aún, han solicitado a los Estados su inclusión como organismos ciudadanos en el Consejo de Desarrollo Metropolitano, ya que las reglas de operación del Fondo Metropolitano especifican que los Consejos deben contar con organizaciones de la sociedad civil.

Las respuestas han sido disímiles, pues mientras en Nuevo León el gobierno tarda dos meses en contestar a la petición de Pueblo Bicicletero de pertenecer al Consejo y responde que la ciudadanía debe canalizar propuestas a través de una dependencia gubernamental; en Morelia, Michoacán, el colectivo Bicivilizate ha logrado su inclusión y se le ha entregado la información sobre todos los proyectos aprobados este año. En otras entidades las peticiones aún no son contestadas o pretenden llevar de un lado a otro a las organizaciones solicitantes.

"Existen herramientas que permiten a los gobiernos tomar prácticas mundiales adaptadas a México para crear políticas e infraestructura cicloinclusiva". Foto: ciclociudades.org


Otra parte de la estrategia ha sido enviar a la diputada federal Carolina Viggiano, presidenta de la Comisión de Desarrollo Metropolitano, las solicitudes de información sobre el manejo del Fondo. Esta acción generó que la diputada escribiera cartas a varios mandatarios estatales recordándoles que las reglas del Fondo plantean la inclusión de la ciudadanía en la toma de decisiones sobre el subsidio federal.

La misma diputada federal ha señalado públicamente que sólo siete de las 46 zonas metropolitanas del País han informado a la Cámara de Diputados federal sobre el destino de los recursos del Fondo Metropolitano.

Construir sociedad es una tarea de todos. El rescate de la ciudad y la creación de espacios incluyentes justos sólo se generarán a través de la participación directa de ciudadanos, organizaciones civiles, técnicos y académicos en la administración urbana y las agendas de planeación.

Por eso es fundamental que la Bicired y las organizaciones que la conforman sigan realizando esta acción de rendición de cuentas sobre los recursos millonarios del Fondo Metropolitano que hasta el momento han sido derrochados en proyectos enfocados al auto. Es un hecho que poco a poco, el trabajo de la ciudadanía organizada incide en la creación de políticas públicas eficientes que promuevan proyectos de infraestructura urbana accesibles e incluyentes.

"Los recursos públicos deben ser destinados a obras que contemplen esta jerarquía en sus obras". Foto: Ciclociudades.org


Basta de esa cortina de humo verde que los políticos sueltan al montarse en los temas de la defensa de ciclistas, peatones y usuarios de transporte público, pero que en la realidad son discursos vacíos que no se concretan en políticas públicas eficientes que apunten a transformar nuestras ciudades, haciéndolas más humanas.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts