Una foto y el voto nulo en Coahuila - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El blog de ANCA
Por Asamblea Nacional Ciudadana
La Asamblea Nacional Ciudadana (ANCA) es la forma que asumimos diversos grupos que en 2009 promov... La Asamblea Nacional Ciudadana (ANCA) es la forma que asumimos diversos grupos que en 2009 promovimos el voto nulo en México. Somos un movimiento abierto, plural, apartidista, horizontal, deliberativo e independiente. (Leer más)
Una foto y el voto nulo en Coahuila
Por Asamblea Nacional Ciudadana
26 de enero, 2011
Comparte

Por: Eduardo Rentería (@edymex)

Téngale paciencia y diga las cosas por su nombre. No le dé dos vueltas, de nada le ayuda esconder la realidad: los ladrones han progresado.

¿Más progreso? Sí, pero con la idea de una chamarra y actitud que manda mensajes. ¿Cómo, a qué se refiere con eso? No entiendo.

No tiene que buscar complicaciones, deje que los que saben hacer las cosas decidan. Un saludo del padrino significa todo.

La llamada telefónica, la comida, el abrazo, el aplauso, la cercanía, los contratos, los acuerdos, los arreglos, los pactos (ni tan secretos). Todo junto me dice más que una fotografía. ¿Entonces, para qué la pose?

Para vencer al entusiasmo, para humillar al idealista, para socavar esperanzas, para limitar acciones, para derrumbar al adversario.

“No saben lo que dicen cuando invitan a anular.”

Los que buscan alternativas, quedan así sin salida ante la cascada de descalificaciones (siempre hay alguien detrás que mueve los hilos, dicen): esos del voto nulo son panistas (¿o tal vez perredistas?), bueno, dejémoslo en priistas… que no quieren y aman al fútbol y a México.

Además los corifeos del poder encontrarán la cita perfecta para decirles de manera elegante: ¡cretinos! No faltará quien en su comentario de la “famosa” columna pagará parte de su deuda con el poder y entregará un sesudo análisis para explicar el absurdo de anular a los que “van a decidir por ti y para ti”.

Alguien en su desesperación pensará: “es que no quiero a esos que van a decidir por mi”. ¡Ay tontito! no entiendes a la democracia mexicana: eso es lo que hay y ocúpate de seguir sobreviviendo.

Lenguaje cifrado, pactos a la vista de todos y con la prensa jubilosa de aceptar cañonazos (¿quién se cree eso de los arreglos “en lo oscurito”?). El cinismo vende; ¿verdá compadre? “No saben lo que dicen cuando invitan a anularme”. Sepan rendir homenaje a la primera persona del singular, faltaba más.

Es tiempo de aprovechar el eufemismo de la oportunidad. Coahuila brinda una oportunidad. No te anules, es mucho mejor anularlos a todos ellos. Nunca digas no. Sí voto, sí anulo, es mucho más poderoso que no hacer nada. Estar a favor de, siempre es mejor que estar en contra de.

Corifeo oficial autoritario: ya nos dimos cuenta que son marginales, déjenlos ladrar. ¡Qué alguien les explique! Es muy fácil: la democracia soy yo, y si no te gusta se la paso a mi hermano. Toda mi vida he creído en la democracia, pero más en mi familia. Gracias que la tengo: ¡Hermano!

En contraste: la suma de actos individuales son cosa buena que se contraponen a la persistente resta del individualismo. O en palabras de a centavo: defender vivir en sociedad de forma digna, justa, equitativa.

Oiga; ¿cuál es su opinión de que todavía en el siglo XXI se hereden, como si fuera monarquía, los puestos públicos?… A ver, déjeme le doy este dato: Soy demócrata. ¿?

¿Pero…? No, no, no, sin peros. La gente sabrá elegir entre las diferentes opciones que los partidos políticos ofrecen, tengo el mismo derecho que cualquiera de competir por un puesto de elección popular. Oiga, pero… A ver, déjeme le doy otro dato; en mi partido nos hemos preparado para gobernar, sabemos hacerlo: la gente no es tonta.

Placas de taxi, bultos de cemento, varillas, tinacos, despensas, gorritos, playeras, lonches, son la primera trinchera del acercamiento con la gente. Las líneas de abastecimiento para las trincheras son contratos, concesiones, publicidad, fiestas, acuerdos, matrimonios…

¡Qué flojera! ¡Ay, ya! ¿No? Eso todo mundo lo sabe. Conclusión: los ladrones se han hecho más fuertes, tanto que ni oposición tienen. Fin de la historia y que siga la changa.

Momentito: oposición tienen. Pero eso no significa que la oposición necesariamente milite en partido político. Lo de partidos políticos en el país es cosa juzgada. La oposición sin partido tiene legitimidad, no legalidad.

Oponer actos individuales a las mediáticas chamarras de cuero tiene sentido si en la suma se consigue denunciar la farsa y a quienes la promueven. ¿Cómo?

En lugar de que ellos nos resten, nos quieran anular con sus simulaciones, demos vuelta a la historia e inventemos la nuestra: anulemos su legalidad y hagamos valer la democracia que dicen “defender”.

Regresamos, estamos al aire… olvidemos esas patadas de ahogado porque en este momento tenemos el honor de presentar al candidato (entiéndase que siempre en televisión concesionada). A ver; Ángel, Joaquín, Adela, Carlos (switche conductor, es lo mismo); déjame te doy una cifra… a mis adversarios sólo les contesto con propuestas… impulsar reformas que urgen… mi hermano estará en una responsabilidad diferente… los coahuilenses sabremos enfrentar obstáculos… no tengo nada que esconder.

Retomemos: Vota. Vota a favor de la democracia. Vota a favor de anular a quienes se han adueñado del poder público, por ahora en Coahuila (¿nada más?).

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts