2020: el año más letal para ser policía - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El blog de Causa en Común
Por Causa en Común
Causa en Común es una ONG multidisciplinaria de mexicanos trabajando por México que pretende se... Causa en Común es una ONG multidisciplinaria de mexicanos trabajando por México que pretende ser al mismo tiempo incómoda y propositiva. Es presidida por María Elena Morera y se dedica a la construcción de ciudadanía, la promoción del Estado de Derecho y a exigir una mayor rendición de cuentas por parte de las autoridades. Síguela en Twitter: @causaencomun. (Leer más)
2020: el año más letal para ser policía
El proyecto civil de seguridad ha quedado en el olvido con las reducciones presupuestarias, mientras las policías viven un desprecio social por parte de autoridades y los ciudadanos.
Por Raúl Rosales Ochoa
4 de noviembre, 2020
Comparte

Este año cerrará como el más peligroso para nuestros policías. Desde el 2018, Causa en Común ha registrado, a través de notas de prensa, los asesinatos de policías en el país.  En lo que va del año se han registrado, al menos, 464 casos, mientras que en 2018 y 2019 fueron asesinados al menos 446 y 452 policías, respectivamente. ¿Por qué se siguen incrementando estos asesinatos? ¿Qué están haciendo los gobiernos federal y estatales para atenderlos?

Las corporaciones policiales son una parte esencial del Estado y son las únicas instituciones de seguridad con las que cuenta el país, sin contar al Ejército y a la Marina. Sin embargo, han sido instituciones que históricamente han vivido una situación de abandono permanente, lo cual ha permeado en su desempeño y en la percepción que tienen los ciudadanos sobre ellas.

En la encuesta ¿Qué piensa la policía? 2019 y en el Índice de Desarrollo Policial 2018 (INDEPOL), elaborados también por Causa en Común, se han mostrado las deficiencias e insuficiencias de las corporaciones. Nuestras policías están mal pagadas y equipadas, no cuentan con cursos de capacitación adecuados, y tienen que trabajar jornadas extenuantes en condiciones laborales abusivas. Además, se ha hecho evidente que, durante este gobierno, la apuesta no está ahí, sino en la militarización del país. El proyecto civil de seguridad ha quedado en el olvido con las reducciones de presupuestos, y con esto, nuestras policías, quienes también viven un desprecio social por parte de autoridades y ciudadanos.

Es lamentable que, ante este panorama desalentador se sume el peligro de ser asesinado por el hecho de ser policía. En promedio, en el país se asesinan a 1.5 policías al día. Por si fuera poco, muchos de ellos no cuentan con servicios funerarios o no se les dan a sus familiares las indemnizaciones correspondientes. Este fenómeno casi nunca trae consigo alguna consecuencia. Lo más lamentable es que prácticamente ninguno de los casos es investigado y se han quedado en la impunidad total. Matar a un policía en nuestro país es muy fácil. Además, no existe algún esfuerzo por parte de las autoridades para identificar a los policías asesinados. De hecho, el registro de Causa en Común es el único que hay en el país.

Los estados con mayor número de registros de policías asesinados en lo que va del año son Guanajuato, con 76; Estado de México y Veracruz, con 36 cada uno; Guerrero, con 34; y Chihuahua, con 31. No es casualidad que son las entidades con los mayores índices delictivos. Destaca el caso de Guanajuato que, en 2018 y 2019, también fue el primer lugar en registros de asesinatos de policías. Esta entidad también encabeza los primeros lugares en los registros de incidencia delictiva del país. Las entidades que tienen el menor número de registros de policías asesinados, hasta el momento, son Aguascalientes, Nayarit, Tlaxcala y Yucatán con un policía asesinado cada uno, y Baja California Sur y Campeche con ningún policía asesinado.

De los datos registrados, no es posible concluir la presencia de patrones o motivaciones específicas. En lo que va de 2020, el mes más letal para los policías ha sido junio, al registrarse, al menos, 64 asesinatos. En 2018, el mes con mayor número de estos casos fue diciembre, con 60, mientras que, en 2019, fue el mes de abril, con 46 casos.

Si calculamos la tasa de policías asesinados en el país a partir del número de policías estatales y municipales reportados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), se tiene la cifra de 124.2 por cada 100 mil policías.1 Esta tasa es mucho mayor si la comparamos con los asesinatos de civiles, que para 2020 se encuentra en 29.3, tomando en cuenta las cifras del SESNSP al 30 de septiembre. Esto sin duda es lamentable y debería de llamar la atención de los gobiernos, los cuales han hecho caso omiso a las necesidades de las corporaciones.

Otro dato relevante es que los policías municipales son los que más han sido asesinados. En lo que va del año se han asesinado al menos 244 policías municipales, 193 estatales y 23 federales (esta cifra incluye a guardias). En 2019 fueron asesinados al menos 235 policías municipales, 188 estatales y 23 federales, mientras que en 2018 fueron asesinados, al menos, 223 policías municipales, 198 estatales y 31 federales. En total, del 1° de enero de 2018 al 31 de octubre de 2020, han sido asesinados al menos 1,362 policías, de los cuales 702 son municipales, representando el 51% del total de casos. Estos datos dan evidencia de la vulnerabilidad en la que se encuentran las policías municipales, las cuales sufren de mayores carencias y de un estado de abandono total. Cuanto más cercano se encuentre a la gente más vulnerable es la corporación.

Durante la pandemia, también se ha visto reflejado el abandono de las policías a través de los contagios y fallecidos por COVID-19. Desde el inicio de la emergencia sanitaria, Causa en Común ha llevado el registro de policías contagiados y fallecidos a través de notas periodísticas. Desde entonces, se han registrado 565 policías fallecidos y 4,486 contagiados. Este número seguramente es mucho mayor, debido al subregistro en las estadísticas de esta enfermedad y a que no se cuenta con datos oficiales sobre policías enfermos o fallecidos. Las entidades con mayor número de policías fallecidos son el Estado de México (93), la Ciudad de México (85) y Tabasco (47). Muchos de los policías han tenido que trabajar sin equipo de protección incrementando el riesgo de contagiarse. Esto aumenta el riesgo de ser policía, ya que también son vulnerables a enfermar y morir en el ejercicio de sus funciones.

A partir de esto, es necesario seguir insistiendo y exigiendo que se les otorgue un mejor salario, mayor y mejor equipamiento, mejores capacitaciones, y que se les otorgue a los familiares todas las prestaciones en caso de fallecimiento. También se necesita reconocer el trabajo de los policías, quienes arriesgan su vida por la de los ciudadanos. Es por eso, que no deben de continuar estos niveles de impunidad.

La apuesta debe seguir en las policías, como una de las vías para atender la crisis de violencia que vive el país. Para ello, se requiere de presupuesto para fortalecer sus capacidades. Si queremos policías mejor preparados, las autoridades tienen que tomarlo como un proyecto de Estado. Si continuamos con este abandono, se terminará por destruirlas. El actual proyecto militarista del gobierno federal no es la solución a la inseguridad y sólo ha terminado de destruir la opción civil de la seguridad pública.

* Raúl Rosales Ochoa (@ruloarosales) es Licenciado en Ciencia Política y Relaciones Internacionales por el CIDE. Trabajó en México Evalúa en el área de Anticorrupción y Educación. Participó en un proyecto de investigación con el CONACYT y el CIDE acerca de las relaciones comerciales entre México y Guatemala. Ha trabajado temas sobre sociedad civil organizada y participación política.

 

1  Para obtener esta tasa se multiplicó el número de policías asesinados en 2020 (463) por 100 mil y se dividió entre el número total de policías en 2020 (el SESNSP reportó 372,521 policías en el país hasta junio).

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.