Ampliación de objetivos del Observatorio de la Guardia Nacional - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El blog de Causa en Común
Por Causa en Común
Causa en Común es una ONG multidisciplinaria de mexicanos trabajando por México que pretende se... Causa en Común es una ONG multidisciplinaria de mexicanos trabajando por México que pretende ser al mismo tiempo incómoda y propositiva. Es presidida por María Elena Morera y se dedica a la construcción de ciudadanía, la promoción del Estado de Derecho y a exigir una mayor rendición de cuentas por parte de las autoridades. Síguela en Twitter: @causaencomun. (Leer más)
Ampliación de objetivos del Observatorio de la Guardia Nacional
A pesar de que la CIDH determinó que el uso de las Fuerzas Armadas en seguridad pública debería ser en todo momento extraordinaria, el gobierno mexicano se ha empeñado en implementar una política militarista que se caracteriza por la opacidad.
Por Sara López Cerón
21 de octubre, 2020
Comparte

La Guardia Nacional (GN) fue creada por el gobierno federal en marzo de 2019 producto de la reforma constitucional al artículo 21, donde se le señala como una institución de carácter civil. Empero, los artículos transitorios que acompañaron la reforma, en particular el quinto transitorio, constitucionalizó la participación de las Fuerzas Armadas (FA) en tareas de seguridad pública, ya que durante los cinco años siguientes a la entrada en vigor del decreto de reforma constitucional, y en lo que la GN desarrolla su estructura, capacidades e implementación territorial, el presidente de la República podrá disponer de la FA permanente; es decir, de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) y la Secretaría de Marina (SEMAR).

La preocupante situación que se vislumbraba nos llevó a Causa en Común –como organización coordinadora de un esfuerzo colectivo que reúne a organizaciones sociales, activistas, periodistas, académicos y ciudadanos- a crear el Observatorio de la Guardia Nacional con el objetivo de generar, documentar y difundir información oportuna, cierta y verificable respecto de la GN, a fin de informar a la ciudadanía y contribuir al diseño de políticas públicas de seguridad basadas en evidencia.

A pesar de que a finales de 2018 la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) determinó que el uso de las Fuerzas Armadas en seguridad pública debería ser en todo momento, extraordinaria, regulada, fiscalizada, subordinada y complementaria,1 el gobierno mexicano se ha empeñado en implementar una política militarista que se caracteriza por la opacidad.

Lo cual, a 18 meses de que la GN entrara en operaciones lo anterior se ha materializado, principalmente, en dos vías: 1) en el presupuesto, y 2) en la transferencia y reclutamiento de elementos.

Presupuesto de la GN

Durante 2019, los recursos para la GN se obtuvieron del presupuesto asignado a la PF, SEDENA y SEMAR.2 Sin embargo, no hay certeza acerca del monto real destinado, pues en distintas declaraciones se habló de cifras que van de los 15 mil millones de pesos a los 70 mil millones.3

En 2020, acorde con el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), se asignaron alrededor de 29 mil millones para la GN4, ya que se destinaron poco más de 25 mil millones a la PF y casi 4 mil millones a la GN.

Para 2021, la GN tiene asignado casi 36 mil MDP, lo cual representa un aumento de 17.7%, equivalente al presupuesto de SEMAR.5 En este sentido, el proyecto de presupuesto para el próximo año muestra claramente un incremento presupuestal para los rubros militares. Lo cual, también hace cada vez más evidente la decisión de abandonar a las policías locales del país, desapareciendo incluso al Programa de Fortalecimiento para la Seguridad, apoyo indispensable para cientos de municipios.

Integración de la GN: transferencia y reclutamiento

La opacidad ha sido y es la política del gobierno federal en la integración de la Guardia. La falta de certeza sobre el número de elementos que actualmente conforman a la GN, su reclutamiento y procedencia, es bastante preocupante, en particular, cuando se suponía que se trataba de una institución de Seguridad Pública.

Tras los primeros meses de su creación, de acuerdo a tres informes públicos en los meses de agosto, octubre y diciembre de 2019, supimos que el total de elementos de la Guardia Nacional fue de 56,191 elementos, pasando a los 70,920, para llegar hasta los 74,437 elementos, respectivamente. Sobre su procedencia, se dijo lo siguiente6:

Gráfica 1.- Integración de la Guardia Nacional en el 2019

Fuente: Elaboración del Observatorio de la Guardia Nacional y la Militarización en México con datos de los informes presentados por el gobierno respecto a la GN.

En lo que va del presente año, contamos con información proporcionada a través de informes públicos en abril, mayo, agosto y septiembre, según los cuales el total de elementos de la Guardia fue de 76,773, pasando a 87,946 elementos, para subir a 96,132, hasta llegar a los 96,563 elementos. Sobre su procedencia, se ha dicho lo siguiente7:

Gráfica 2.- Integración de la Guardia Nacional en el 2020

Fuente: elaboración del Observatorio de la Guardia Nacional y la Militarización en México con datos de los informes presentados por el gobierno respecto a la GN.

Relativo al reclutamiento sabemos, gracias a solicitudes de información, que entre julio y diciembre de 2019 ocho personas causaron alta en la corporación.8 En tanto que, para marzo de 2020, la SEDENA informó que había reclutado a 20,235 soldados para la policía Militar, mismos que serían transferidos a la GN. Por su parte, la SEMAR informó que cumplió con el reclutamiento de 6,637 nuevos elementos en 2019 para la GN. Aunado a lo anterior, SEMAR y SEDENA han proporcionado información de la que se desprende que los elementos transferidos a la GN conservan su plaza, salario y prestaciones en su institución de origen. 9

Las Fuerzas Armadas

La política del actual gobierno federal, basada en el involucramiento de las Fuerzas Armadas en tareas adicionales a la seguridad pública, es, en palabras de Julio Ríos, el “nuevo militarismo”. El cual, según el autor, consiste en un nuevo tipo de intervención de las Fuerzas Armadas en los gobiernos y en la toma de decisiones políticas, por la invitación de los gobernantes democráticamente electos.10

En este sentido, Causa en Común ha detectado, al menos, 30 funciones que en nada se relacionan con la seguridad pública. Por ejemplo:

Ampliación del Observatorio

De la suma de acciones por parte del gobierno federal para consolidar su política militarista, un claro ejemplo es la publicación, a principios de año, del Acuerdo que permite a las Fuerzas Armadas participar en tareas de seguridad pública, sobre el cual Causa en Común ha puntualizado las siguientes omisiones: 1) no justifica la excepcionalidad, 2) ordena una coordinación entre secretarías y no establece una subordinación de las Fuerzas Armadas a mandos civiles, 3) evita que haya vigilancia externa, permitiendo la auto vigilancia, 4) no establece protocolos claros de uso de la fuerza y, 5) invade facultades presupuestarias de la Cámara de Diputados. Lo cual, resulta bastante preocupante, tras la difusión del reciente acuerdo de la SEDENA, con el que asume un pleno control operativo de la Guardia.

En este sentido, y aunado a la falta de transparencia de la Guardia Nacional y de las Fuerzas Armadas, quienes integramos el Observatorio de la Guardia Nacional consideramos oportuno ampliar su objetivo, a fin de seguir no solamente el trabajo de la Guardia Nacional sino también elaborar sobre la nueva plataforma política de la FA a partir, no exclusiva, pero esencialmente, de atribuciones, proyectos, presupuestos, desempeño, y su creciente “ascendencia política”. Así pasa, por tanto, a ser un Observatorio de la militarización en nuestro país.

* Sara López Cerón (@SaraLopezCn) es etnohistoriadora. Maestra en Antropología Social especializada en temas de derechos humanos, acceso a la justicia, violencias y seguridad pública.

 

 

1 Véase: Condena al Estado Mexicano por las desapariciones forzadas respecto al caso de “Alvarado Espinoza y otros vs México”.

2 Diario Oficial de la Federación (DOF), 28 de junio de 2019, artículo CUARTO y DOF, 20 de septiembre de 2019.

3 Véase: Conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador, 4 de marzo de 2019.

4 Véase: Presupuesto de Egresos de la Federación 2020.

Véase: Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2021.

6 Véase: Guardia Nacional, Situación de la Guardia Nacional, 13 de agosto de 2019; Gobierno Federal, Informe de Seguridad Pública, octubre de 2019; y GN, Despliegue y Efectivos, 17 de diciembre de 2019.

7 Véase: Gobierno Federal, Informe de Seguridad, 24 de abril de 2020; Informe de Seguridad, mayo de 2020; Informe de Seguridad, 20 de agosto de 2020; e Informe de Seguridad, 18 de septiembre de 2020.

8 Solicitud de información a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, folio 28001000001220.

9 Solicitudes de información a la SEDENA y a la SEMAR, folios 0000700119720 y 0001300038620, respectivamente.

10 Ríos Figueroa, Julio. “El Nuevo Militarismo”. Nexos, 1 de marzo del 2019.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.