close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El blog de Causa en Común
Por Causa en Común
Causa en Común es una ONG multidisciplinaria de mexicanos trabajando por México que pretende se... Causa en Común es una ONG multidisciplinaria de mexicanos trabajando por México que pretende ser al mismo tiempo incómoda y propositiva. Es presidida por María Elena Morera y se dedica a la construcción de ciudadanía, la promoción del Estado de Derecho y a exigir una mayor rendición de cuentas por parte de las autoridades. Síguela en Twitter: @causaencomun. (Leer más)
Anomalías en cifras oficiales de feminicidio, extorsión y secuestro
¿Qué tan confiables son las cifras oficiales de delitos? Al menos en los casos de feminicidio, extorsión y secuestro, podemos afirmar que dichos delitos están subestimados. Los que se publican son altos, los reales son mayores.
Por Causa en Común
29 de mayo, 2019
Comparte

Por: Belem Barrera González

Aunque la inseguridad es el problema más importante del país, algunos datos de delitos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) presentan anomalías graves, como los de feminicidio, secuestro y extorsión. Algunos estados no registran estos delitos, pese a tener un gran número de casos. Además, el SESNSP no hace aclaración alguna al respecto. El riesgo que se corre es que se difunda la idea de que estas entidades estén atacando eficazmente la violencia cuando, en realidad, no la reportan. Estas anomalías indican una gran falta de denuncia por la ciudadanía, pero también una falta de voluntad y capacidades de las instituciones para detectar, aclarar y corregir los sub-registros. En esta nota, aparecen algunos de los casos más serios.

Los datos de incidencia delictiva

El SESNSP es la institución gubernamental que publica cifras de incidencia delictiva en el país el día 20 de cada mes. Las cifras se refieren a delitos registrados en averiguaciones previas o carpetas de investigación de las Procuradurías de Justicia y Fiscalías Generales de las entidades, así como de la Procuraduría General de la República.

En particular, el SESNSP publica dos tipos de bases de datos de delitos, las cuales contienen información desde enero de 2015: 1) víctimas y 2) averiguaciones previas o carpetas de investigación. La primera base de datos considera el número de víctimas en cada averiguación previa o carpeta de investigación, mientras que la segunda sólo considera las carpetas. Por ejemplo, en el caso del asesinato de seis personas en una balacera, se representaría como un evento en la base de datos de carpetas de investigación (porque sólo se abrió una carpeta), y como seis víctimas de homicidio doloso en la base de víctimas.

En estas bases de datos, el SESNSP brinda información sobre el año en que ocurrió el delito, la entidad en que sucedió, el bien jurídico afectado (qué resultó afectado), el tipo de delito, el subtipo del delito, la modalidad y el número de delitos por mes. Sobre los delitos que registra, considera 40, entre ellos, homicidio, feminicidio, robo, secuestro, extorsión, fraude, narcomenudeo y trata de personas.

Anomalías en los datos de incidencia delictiva

A continuación, se detallan las anomalías en las cifras de feminicidio, extorsión y secuestro, se mencionan posibles causas y se dan algunos ejemplos. Para ello, se utilizaron los datos del Secretariado que comprenden el periodo de enero del 2015, hasta abril de este año.

1. Feminicidio

Las cifras de feminicidio del SESNSP son menores a los reales. El Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF); el Observatorio Ciudadano Contra la Violencia de Género, Desaparición y Feminicidio, y diversas activistas han contrastado sus registros de feminicidios con los del SESNSP, y han señalado que este último reporta cifras inferiores a las suyas. (1) Si bien los feminicidios podrían estar siendo catalogados como “homicidios de mujeres”, el problema es que no se estaría detectando el número correcto de las víctimas de feminicidios.

El sub-registro del feminicidio podría deberse a la falta de voluntad política, adecuación del tipo penal de feminicidio y personal capacitado para registrar este delito en los estados. No es un secreto que diversas autoridades tienden a negar la violencia de género.(2) Segundo, según Valeria Durán, si bien el Código Penal Federal establece siete circunstancias clave para señalar que hubo un feminicidio, 21 estados no han incorporado esas causas a sus códigos penales, por lo que las autoridades encargadas del registro tienen dificultades para catalogar los delitos como feminicidios.(3) Tercero, las autoridades encargadas de registrar los feminicidios no están capacitadas en la materia, por lo cual no pueden catalogarlos.(4) A continuación algunas anomalías en los datos del SESNSP.

Baja California Sur no reporta feminicidios entre enero de 2015 y abril de 2019. Aunque sí ocurre este delito en ese estado, las fiscalías no lo reportan. Este es un caso de entidad en la que no existe ninguna voluntad política para estudiar y registrar la violencia de género. (5)

Aguascalientes sólo registra cinco feminicidios entre enero de 2015 y abril de 2019. En específico, no reportó ningún feminicidio de 2015 a 2017 y sólo ha reportado cinco entre 2018 y lo que va de 2019. Los feminicidios en Aguascalientes ocurren. Sin embargo, de acuerdo con el OCNF, estos delitos no son registrados por las fiscalías, porque la tipificación del feminicidio en este estado “no contempla las circunstancias objetivas suficientes para acreditar las razones de género”. Por ejemplo, no considera “las relaciones entre la víctima y victimario ni […] los antecedentes de violencia”.(6)

2. Extorsión

También hay un sub-registro de las extorsiones en las bases de datos del SESNSP. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE), que realiza el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), entre 2015 y 2017, se presentaron 21,195,083 casos de extorsión.(7) Sin embargo, el SESNSP, en ese periodo, sólo reporta 16,619 (0.1%); es decir, casi la totalidad de los delitos de extorsión no son denunciados.(8) Aquí se presentan algunas irregularidades en las bases del SESNSP.

Tlaxcala sólo reporta 19 víctimas de extorsión entre enero de 2015 y abril de 2019. Además, hay que resaltar que, en 2016, no registró ninguna extorsión y, en 2018, sólo una. Como en todo el país, la principal razón es la falta de denuncia por “desconfianza y dilación en procuración de justicia”.(9)

Guanajuato registra únicamente 35 víctimas de extorsión entre enero de 2015 y abril de 2019. En particular, reportó sólo cuatro víctimas de extorsión en 2016 y 2017. De nueva cuenta, la gente no reporta casos de extorsión por la desconfianza o por el mal trato que recibe del Ministerio Público.(10)

Michoacán reporta solamente 95 víctimas de extorsión de enero de 2015 a abril de 2019. En particular, en todo 2018, sólo reportó tres.(11)

3. Secuestro

El INEGI reporta, entre 2015 y 2017, 202,123 secuestros, pero el SESNSP sólo registra 4,032 (2%).(12)Además, la organización Alto al Secuestro, que documenta el número de víctimas de secuestro a partir de carpetas de investigación y medios de comunicación, tiene cifras casi siempre mayores a las del SESNSP.(13)

Tal como los delitos de extorsión, los datos de secuestro están sub-representados por la falta de denuncia. De acuerdo con la ENVIPE, la cifra negra de denuncia significa que es mínimo el porcentaje de secuestros denunciados.(14) Aquí se presentan ejemplos de problemas en las bases del SESNSP:

Sonora sólo registra 24 víctimas de secuestro de enero de 2015 a abril de 2019. Sin embargo, Alto al Secuestro reportó 44 secuestros en ese periodo (casi el doble).(15)De nueva cuenta, las razones que esgrimen observadores locales son la falta de denuncia y la falta de confianza en las autoridades.(16)

Chihuahua sólo registra 50 víctimas de secuestro entre enero de 2015 y abril de este año. No obstante, 102 casos de secuestro son reportados por Alto al Secuestro en el mismo periodo (más del doble).(17) En el caso de esta entidad, además de la falta de denuncia, hay una resistencia de las autoridades para clasificar algunos delitos como secuestro, como se denunció en el caso de Matilde Gil Herrera.(18)

Conclusión

Hay un grave problema de sub-representación de los delitos en las bases de datos que publica el SESNSP, al menos, los relacionados con feminicidio, extorsión y secuestro. Aunque hay entidades con un gran número de feminicidios, extorsiones y secuestros, no los reportan al SESNSP y este último no hace ninguna aclaración de ello.

Además de la indolencia de los gobiernos estatales, otras razones se añaden para explicar el sub-registro. En el caso de feminicidio, el problema se relaciona principalmente con la falta de capacidades, normas y voluntad de autoridades locales encargadas de registrar este delito. En el caso de la extorsión y el secuestro, la sub-representación parece resultar principalmente de la falta de denuncia de las víctimas.

La inseguridad es el problema más grave del país y, sin embargo, la denuncia es prácticamente inexistente. Los subregistros no sólo nos muestran que el gobierno trabaja con indicadores ficticios, sino que la ciudadanía asume de entrada que nuestras instituciones de procuración e impartición de justicia son inoperantes, y que no tiene sentido denunciar. Lo asume correctamente, pero sin denuncia el problema se esconde y no se genera la presión política para que los gobiernos fortalezcan a las instituciones. Romper ese círculo vicioso es la gran asignatura pendiente del Estado mexicano.

@causaencomun

 

(1) Carlos Vargas Sepúlveda, “¿Sólo 671 feminicidios en 2017? La nueva metodología del Gobierno federal genera más desconfianza”, Sin embargo, 29 de enero de 2018.

(2) Salas Ramírez en Valeria Durán, “Las muertas que no se ven: el limbo de los feminicidios”, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

(3) Valeria Durán, “Las muertas que no se ven: el limbo de los feminicidios”.

(4) Sofía Velasco en Jesús Padilla, “Nula capacitación, obstáculo contra feminicidios”, Reporte Índigo, 7 de agosto de 2018.

(5) Castorena Davis en “Omite BCS protocolos de información sobre feminicidios”, Diario El Independiente, Baja California Sur, 7 de noviembre de 2017.

(6) OCNF en Hilda Hermosillo, “Es deficiente el protocolo para investigar feminicidios en Aguascalientes”, 19 de abril de 2018.

(7) INEGI, “ENVIPE 2018”, Tabulados; INEGI, “ENVIPE 2017”, Tabulados; INEGI, “ENVIPE 2016”, Tabulados.

(8) INEGI, “ENVIPE, 2018”.

(9) Agenda Tlaxcala, “Ni una denuncia por extorsión en Tlaxcala, no confían en autoridad”, 27 de junio de 2016.

(10) Fortino Alcántar, Oviedo y Rosales en El Sol de Irapuato, “Denunciar extorsión piden a las víctimas”, 6 de mayo de 2019.

(11) Doreen Vorndran en Fatima Paz Alfaro, “No cuadran cifras por extorsiones en Michoacán”, Capital, 16 de noviembre de 2018.

(12) INEGI, “ENVIPE 2018”, Tabulados; INEGI, “ENVIPE 2017”, Tabulados; INEGI, “ENVIPE 2016”, Tabulados.

(13) Alto al secuestro, “Estadísticas”.

(14) INEGI, “ENVIPE, 2018”.

(15) Alto al secuestro, “Estadísticas”.

(16) Proyecto Puente, “Los secuestros deben denunciarse para no poner en riesgo a la víctima: Manuel Emilio Hoyos”, 7 de marzo de 2018.

(17) Alto al secuestro, “Estadísticas”.

(18) Saúl Ponce, “No hay denuncia sobre supuestos secuestradores”, 6 de marzo de 2019; Proceso, “Exdiputada denuncia incompetencia de la Fiscalía de Chihuahua para investigar el asesinato de su madre”, 26 de abril de 2017.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.