Discriminación y desigualdad de género en las corporaciones policiacas del país - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El blog de Causa en Común
Por Causa en Común
Causa en Común es una ONG multidisciplinaria de mexicanos trabajando por México que pretende se... Causa en Común es una ONG multidisciplinaria de mexicanos trabajando por México que pretende ser al mismo tiempo incómoda y propositiva. Es presidida por María Elena Morera y se dedica a la construcción de ciudadanía, la promoción del Estado de Derecho y a exigir una mayor rendición de cuentas por parte de las autoridades. Síguela en Twitter: @causaencomun. (Leer más)
Discriminación y desigualdad de género en las corporaciones policiacas del país
Las mujeres policía en México desarrollan sus actividades laborales inmersas en un ambiente de discriminación, violencia de género y desigualdad e, incluso, son víctimas de violencia sexual a manos de sus propios compañeros.
Por Alejandro Espinosa Granados
11 de marzo, 2020
Comparte

La discriminación y la desigualdad de género en México continúan siendo una realidad que enfrentan millones de mujeres en sus entornos laborales. Las corporaciones policiacas no son ajenas a este escenario, pues en las propias instituciones de seguridad se reproducen conductas que promueven la discriminación y la desigualdad de las mujeres. En esta ocasión, y en el marco del Día internacional de la Mujer, presentamos algunos de los resultados de la encuesta nacional realizada por Causa en Común en el año 2019 “¿Qué piensa la policía?” enfocándonos en aspectos de género que nos arrojan luz sobre la situación de las mujeres al interior de las corporaciones policiacas; donde representan aproximadamente el 20% del total del estado de fuerza en el país.

En primera instancia, vale la pena resaltar las diferencias en cuanto a los perfiles sociodemográficos entre hombres y mujeres. Las mujeres en la policía son principalmente solteras y madres de familia que buscan una estabilidad económica; además, las mujeres tienen comparativamente un mayor grado de escolaridad que los hombres: el 26% acudió a la universidad (es decir, una cuarta parte) contra el 16% de los hombres, y en promedio son más jóvenes que los hombres (32 años vs. 36 años). Los elementos masculinos, en cambio, son mayoritariamente personas casadas y que reportan tomar la profesión de policías por vocación (55% vs. 45% de las mujeres). Estos datos hacen eco de los contextos de vulnerabilidad adicional que implica el hecho de que la mayoría de las mujeres policías sean madres solteras.

Por otro lado, más de una cuarta parte de las mujeres en las instituciones policiales del país han sido víctimas de discriminación en su trabajo (27%). Los hombres también han sido víctimas de discriminación, aunque en una proporción significativamente menor (17%). Cuando se pregunta a los elementos (hombres y mujeres) sobre si existe discriminación hacia las mujeres en sus corporaciones el dato es muy revelador: cinco de cada diez mujeres dicen que sí (49%), mientras que sólo dos de cada diez hombres se manifiestan en el mismo sentido (18%).

Las grandes diferencias sobre la percepción del fenómeno de discriminación contra las mujeres nos hablan de una realidad vista a través de distintas lentes. Los elementos masculinos en las corporaciones policiacas se encuentran poco sensibilizados sobre lo que significa la discriminación a las mujeres, así como a la detección de conductas de violencia contra sus compañeras, según se observa en el GRÁFICO 2.

En todas las situaciones, se reportan diferencias significativas entre las percepciones de hombres y mujeres, lo cual nos sugiere que muchas de estas conductas se encuentran normalizadas por los hombres, lo que a su vez implica que situaciones que pueden ofender o violentar a una mujer son minimizadas por los elementos masculinos. Destaca, por ejemplo, el caso de alusiones ofensivas o comentarios lascivos, donde el 35% de las mujeres policías reporta conocer alguna compañera que ha sufrido esta situación, mientras que sólo 15% de los hombres se manifiestan en el mismo sentido.

Independientemente de las diferencias en las percepciones entre hombres y mujeres, es de suma gravedad la violencia sexual que sufren las mujeres, pues el 7% de los elementos femeninos reporta conocer casos de manoseos, arrimones o tocamientos; el 14% de solicitudes o insinuaciones sexuales; el 17% de mensajes, fotos o comentarios con insinuaciones o insultos; e inclusive un 10% de amenazas por negarse a mantener relaciones sexuales y un 4% de intentos de violación.

La discriminación y la violencia sexual no son los únicos obstáculos que enfrentan las mujeres policías; la desigualdad laboral también es un asunto que sortean todos los días en sus corporaciones. Las mujeres en la policía suelen con frecuencia ser relegadas a funciones administrativas, de forma que la desigualdad de género se expresa también en las labores que realizan y en la capacitación que reciben para poder desempeñarlas.

Mujeres y hombres policías se sienten capacitados en labores operativas en las siguientes proporciones: entrevistar un testigo (56% mujeres vs. 65% hombres), detener a una persona (76% mujeres vs. 83% hombres), resguardar una escena del crimen (69% mujeres vs. 78% hombres), disparar un arma (72% mujeres vs. 78% hombres) y manejar una patrulla (52% mujeres vs. 70% hombres). Tal y como podemos observar, en todos los rubros existen diferencias significativas y los hombres se asumen más capacitados que las mujeres para tales labores.

Llaman poderosamente la atención las diferencias que se registran en la actividad de manejar una patrulla, pues parece que los estereotipos más arcaicos sobre la desigualdad de género continúan reproduciéndose en los cuerpos policiacos, al grado que apenas la mitad de las mujeres se sienten capacitadas para manejar una patrulla. Asimismo, para lograr una plena igualdad de género en las corporaciones policiacas es indispensable derribar los estereotipos machistas que suponen que los hombres tienen más destreza que las mujeres para manejar o disparar un arma.

Los datos que hemos repasado reflejan diversas facetas de la discriminación y la desigualdad de género que viven las mujeres policía en el país. Resulta paradójico que, en las instituciones encargadas de velar por la seguridad, las mujeres se encuentren desprotegidas ante la violencia de género que sufren a mano de sus propios compañeros. De igual forma, las mujeres policías se confrontan con estereotipos encarnados sobre los roles que deben de cumplir al interior de la corporación. Las labores operativas, tradicionalmente asignadas al género masculino, continúan siendo realizadas principalmente por hombres, pues desde la capacitación, las mujeres son relegadas a funciones administrativas en una proporción mucho mayor que los hombres.

Es de crucial importancia sensibilizar a los elementos (masculinos y femeninos) en temas de género y erradicar todas las formas de violencia hacia la mujer, incluso aquellas que se encuentran más normalizadas por la sociedad. Las instituciones de seguridad deben servir como un ejemplo para el desarrollo de una cultura institucional con perspectiva de género, que revalorice el papel de la mujer en la policía, y con ello también su papel en la sociedad en su conjunto. Dada la prioridad del tema de seguridad, las corporaciones de policía deberían estar a la vanguardia, no en la retaguardia… en éste y en todos los temas de desarrollo institucional.

* Alejandro Espinosa Granados (@mapapolitica) es politólogo y dibujante. Maestro en ciencias sociales y especialista en encuestas y opinión pública. Actualmente es investigador de la inseguridad y la violencia en Causa en Común A.C.

 

Fuente: Causa en Común. Encuesta nacional “¿Qué Piensa la policía?”, 4391 casos en 28 entidades del país. Error muestral: (+/-) 1.3% / Nivel de confianza: 93%. Fecha de levantamiento: 21 de junio al 7 de octubre de 2019.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.