El país de las atrocidades - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El blog de Causa en Común
Por Causa en Común
Causa en Común es una ONG multidisciplinaria de mexicanos trabajando por México que pretende se... Causa en Común es una ONG multidisciplinaria de mexicanos trabajando por México que pretende ser al mismo tiempo incómoda y propositiva. Es presidida por María Elena Morera y se dedica a la construcción de ciudadanía, la promoción del Estado de Derecho y a exigir una mayor rendición de cuentas por parte de las autoridades. Síguela en Twitter: @causaencomun. (Leer más)
El país de las atrocidades
De enero a junio de 2021 Causa en Común ha contabilizado 2,543 atrocidades y 3,295 víctimas. Las atrocidades que han tenido un mayor impacto son la tortura, con al menos 428 casos; el descubrimiento de al menos 424 fosas clandestinas; 339 casos de descuartizamiento y destrucción de cadáveres; al menos 257 masacres, y 240 casos de asesinatos de mujeres con crueldad extrema.
Por Luis Carlos Sánchez Díaz
14 de julio, 2021
Comparte

Durante lo que va del año se ha incrementado la incidencia delictiva y el grado de violencia con el cual se cometen algunos de los hechos delictivos. En Causa en Común se realiza de manera mensual un seguimiento sistemático a las atrocidades que ocurren en el territorio nacional a través de fuentes periodísticas. En dicho informe se presentan, describen y analizan los principales hallazgos sobre este tipo de sucesos delictivos, entendiéndose atrocidad como el uso intencional de la fuerza física para causar muerte, laceración o maltrato extremo; muertes de un alto número de personas; muertes de personas vulnerables o de interés político, y /o para provocar terror. A partir de ello, se han formulado 24 categorías, las cuales conjuntan una serie de atrocidades, entre ellas: los asesinatos de personas vulnerables, de interés político, masacres, torturas y descubrimientos de fosas clandestinas.

Es importante subrayar que las “atrocidades” que se han analizado, son “sólo” ejemplos de una galería de horrores que se viven en México, cuya intención es generar un trabajo que ayude a visibilizar las características de los hechos violentos que ocurren en nuestro país, yendo más allá de la indiferencia que se presenta en la numeraria gubernamental.

De enero a junio de 2021 Causa en Común ha contabilizado 1,838 notas periodísticas en donde ocurrieron al menos 2,543 atrocidades y 3,295 víctimas. Las atrocidades que han tenido un mayor impacto son la tortura, con al menos 428 casos; el descubrimiento de al menos 424 fosas clandestinas; 339 casos de descuartizamiento y destrucción de cadáveres, y al menos 257 masacres, entre ellas la ocurrida en Reynosa, Tamaulipas el 19 de junio, en donde un comando armado disparó contra grupos de civiles asesinando a 16 personas, hecho que las autoridades han catalogado como “insólito y sin precedentes”, lo cual parecería irónico en un país en donde las masacres de personas inocentes van en aumento.

Asimismo se han contabilizado al menos 240 casos de asesinatos de mujeres con crueldad extrema; un ejemplo de ello es el caso del asesino serial de Atizapán, Estado de México, en donde en el mes de mayo visualizamos una escena atroz a través de la localización de una fosa clandestina en donde se encontraron restos óseos, ropa, identificaciones y equipos telefónicos de al menos 30 mujeres.

El informe que presenta Causa en Común también brinda una mirada para conocer aquellos estados de la República en donde se han registrado víctimas vinculadas con casos de atrocidades durante el primer semestre del 2021, siendo los principales Jalisco (445), Guanajuato (422), Michoacán (188), Chihuahua (187) y Zacatecas (172). Como ejemplo de lo anterior destaca el caso de los hermanos González Moreno, quienes fueron sustraídos con violencia de su domicilio en la ciudad de Guadalajara por un grupo armado, para posteriormente ser localizados sin vida, con huellas de tortura y con un mensaje intimidatorio hacia la Fiscalía de Jalisco, en un paraje del municipio de San Cristóbal de la Barranca.

Tanto el asesinato de los jóvenes en Jalisco como la masacre de Reynosa tienen un componente en común: infundir el terror entre la sociedad a través de la violencia extrema. En este sentido, Causa en Común, ha registrado un incremento en este tipo de actos terroristas, con al menos 20 hechos ocurridos en lo que va del año.

Cabe destacar que habrá un número indeterminado de atrocidades que no fueron registradas por los medios, y que permanecen aún sin ser conocidas, pero dicho informe, el cual pueden consultar aquí, muestra el pulso de aquellos actos que poco interesan a los gobiernos, además de demostrar que el análisis de las violencias es un fenómeno multifactorial que requiere de una complejidad analítica que vaya más allá de reduccionismos y explicaciones generalizantes sobre las violencias en nuestro país.

Las atrocidades son un fenómeno que se ha profundizado y diversificado con el paso de los años y que hemos llegado a un grado en donde situaciones trágicas se convierten en el pan de cada día, o bien podemos correr el riesgo de que este tipo de actos se lleguen a naturalizar. Ejemplo de lo anterior es el caso del asesinato de al menos 117 actores políticos y funcionarios en lo que va del 2021. Mientras que en otros países sería impensable e repudiable el asesinato de actores políticos, en México solo pasan a formar parte de la estadística gubernamental.

Ante la indiferencia que se presenta en el país, la ausencia de estrategias gubernamentales para combatir y erradicar de manera integral los actos de violencia y el incremento en el clima de impunidad, la ciudadanía desafortunadamente solo ha encontrado más balazos que abrazos.

Por tal motivo, debemos de reflexionar como sociedad algunas propuestas que puedan impactar en la disminución de los índices delictivos a corto, mediano y largo plazo. Entre ellas se encuentran la conformación de políticas nacionales que permitan elevar y homologar capacidades y procedimientos policiales y ministeriales que ayuden a las corporaciones policiacas a efectuar de mejor manera sus tareas de investigación y combate a la delincuencia. De igual forma, se deben de implementar mecanismos que faciliten los procesos de denuncia de los actos delictivos.

Por último, son indispensables las aproximaciones sociológicas que trasciendan los enfoques meramente policiacos y que permitan comprender de forma integral la complejidad de la violencia a través de dar voz a las vivencias y demandas de las comunidades.

La tarea no será sencilla, pero es urgente contribuir corresponsablemente como ciudadanos para exigir que las autoridades resuelvan de forma cabal las diversas exigencias de seguridad y así construir una cultura de la paz para cada región de nuestro país.

* Luis Carlos Sánchez Díaz (@luiscsd23) es licenciado en Sociología y maestro en Estudios Políticos y Sociales por la UNAM. Se ha desempeñado como profesor en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM y ha colaborado en proyectos de investigación en la Universitat Autònoma de Barcelona, la Academia Mexicana de Ciencias y el Centro de Investigaciones sobre América Latina y el Caribe. Se ha especializado en investigación metodológica, análisis de datos y planeación estratégica de proyectos sociales y políticos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.