La venta de armas en la frontera sur de los EU - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El blog de Causa en Común
Por Causa en Común
Causa en Común es una ONG multidisciplinaria de mexicanos trabajando por México que pretende se... Causa en Común es una ONG multidisciplinaria de mexicanos trabajando por México que pretende ser al mismo tiempo incómoda y propositiva. Es presidida por María Elena Morera y se dedica a la construcción de ciudadanía, la promoción del Estado de Derecho y a exigir una mayor rendición de cuentas por parte de las autoridades. Síguela en Twitter: @causaencomun. (Leer más)
La venta de armas en la frontera sur de los EU
La primera intención del presente artículo era la de reunir evidencia que validara la hipótesis de que la demanda de armas por parte de las organizaciones criminales de nuestro país habían provocado un aumento en la instalación de armerías en la frontera sur de los Estados Unidos. Sin embargo, el análisis de los datos arroja resultados que a primera vista contravienen dicha hipótesis.
Por Causa en Común
19 de junio, 2014
Comparte

Por: Víctor Manuel Sánchez Valdés (@victorsanval)

Gran parte de los académicos que estudian el fenómeno del tráfico ilegal de armas de los Estados Unidos hacía México señalan que existe una concentración excesiva de armerías en la frontera sur de los Estados Unidos, muchas de las cuales sobreviven gracias al armamento que compran las organizaciones criminales mexicanas a través de ciudadanos americanos o de residentes legales en aquel país.

Hace unas semanas yo creía en lo expuesto en el párrafo anterior, incluso la primera intención del presente artículo era la de reunir evidencia que validara la hipótesis de que la demanda de armas por parte de las organizaciones criminales de nuestro país habían provocado un aumento en la instalación de armerías en la frontera sur de los Estados Unidos. Sin embargo, el análisis de los datos arroja resultados que a primera vista contravienen dicha hipótesis.

Lo primero que llamó mi atención de la literatura sobre el tráfico de armas era la forma en la que se medía la concentración de las armerías, ya que la mayoría de los textos utilizaban al número total de tiendas de armas en California, Texas, Arizona y Nuevo México como indicador. Pero utilizar valores absolutos para representar un fenómeno no siempre es la mejor opción, sobre todo si se trata de la ubicación espacial de establecimientos comerciales, ya que éstos tienden a instalarse en sitios densamente poblados, de tal forma que el número de establecimientos se encuentra estrechamente ligado al número de habitantes de una zona.

Por ello, no resulta extraño que California tenga más tiendas de armas que Dakota del Sur, sin embargo, este hecho no se debe a que los californianos tengan un gusto desmedido por las armas, sino a que California tiene una población que es 45.3 veces más grande que la de Dakota del Sur. En cambio, si utilizamos valores relativos para medir el fenómeno, como es el número de tiendas de armas que hay en cada estado por cada 10,000 habitantes, encontramos que en California hay apenas 2.2 armerías por cada 10,000 habitantes, mientras que en Dakota del Sur hay 9.6 armerías por cada 10,000 habitantes. Cuando se interioriza en la ecuación el peso de la población resulta que Dakota del Sur es la que tiene una importante concentración de tiendas de armas y no California.

El contraste entre las dos formas de medir el fenómeno se puede entender mejor si se visualiza a través de imágenes. A continuación se presenta un mapa donde se muestra el número total de tiendas de armas que hay en cada estado de la Unión Americana. No es coincidencia que los estados más poblados tengan los registros más altos en la cantidad de tiendas de armas, aunque la relación armerías-población no es exacta, hay algunos estados con mucha población que no tienen tantos expendios de armas como es el caso de Nueva Jersey o Nueva York, mientras que otros estados como Missouri parecen tener más armerías de las que amerita su número de pobladores. Ésto quiere decir que si utilizamos valores absolutos para medir la concentración de las tiendas de armas en la frontera, sin duda encontraremos que un porcentaje importante de las armerías se localizan en dicha zona porque ahí se encuentran California y Texas que son las dos entidades más pobladas de la Unión Americana.

Armerías por estado

En cambio, cuando se utilizan pesos relativos para medir el fenómeno, como es el número de tiendas de armas por cada 10,000 habitantes, los resultados cambian de forma radical y el nivel de concentración de las armerías en la frontera con México deja de ser relevante. Es cierto que el 15.9% del total de las tiendas de armas en los Estados Unidos se ubican en Texas, California, Arizona y Nuevo México, pero también hay que considerar que en estos cuatro estados vive el 23.24% de la población de los Estados Unidos, por lo tanto tenemos que aceptar que la zona que hace frontera con México tiene menos armerías de las que debería tener de acuerdo al número de pobladores de la zona.

En el siguiente mapa se puede ver el número de armerías por cada 10,000 habitantes para cada estado. También se puede observar que los resultados que se obtienen son totalmente distintos a los del mapa anterior: la proporción de las armerías que se encuentran en los estados que hacen frontera con México deja de ser significativa, debido a que las mayores concentraciones per capita de tiendas de armas se encuentran en los estados del norte y del centro de los Estados Unidos.

Armerías por cada 10,000 habitantes

Al darme cuenta de que el análisis de los datos por estado me sugería que no había una concentración de las tiendas de armas en la frontera de los Estados Unidos con México, quise llevar el análisis a nivel de los condados, ya que cabía la posibilidad de que la concentración de las armerías sí fuera significativa en los condados que colindan con México, aunque a nivel estado el número de tiendas no fuera relevante. Pero de nueva cuenta los resultados no fueron los esperados, tal y como se muestra en el siguiente mapa:

Tiendas de armas por cada 10,000hab Sur USA

Para mi sorpresa, muchos de los condados que tenían los registros más bajos de tiendas de armas por cada 10,000 habitantes se ubicaban en la frontera con México. Ésto quiere decir que no sólo el nivel de armerías per capita no es significativo en Texas, California, Arizona y Nuevo México, sino que tampoco lo es en la mayor parte de los condados que colindan con México, salvo las siguientes excepciones: Hidalgo Nuevo México, Cochise Arizona, así como Hudspeth, Jeff Davis, Brewster y Terrell en Texas.

Otro dato interesante es que en ninguno de los condados más poblados como Dallas, Bexar (San Antonio), Harris (Houston), Tarrant (Fort Worth), Travis (Austin), El Paso, Maricopa (Phoenix), Pima (Tucson), Los Ángeles, San Diego, San Francisco, Orange (Anaheim), Alameda (Oakland) o Riverside se registró un número significativo de tiendas de armas por cada 10,000 habitantes, esto a pesar de que las propias autoridades norteamericanas han documentado que muchas de las armas que han sido decomisadas en México, fueron adquiridas en dichos condados.

En resumen, los datos mostraban que no había una concentración de tiendas de armas en la frontera de los Estados Unidos con México, sin embargo, ésto se contraponía al hecho que desde hace varios años las autoridades norteamericanas han documentado cientos de casos de tráfico de armas hacía México, provenientes de Texas, California, Arizona y Nuevo México.

Llegué a un punto en el que tenía más preguntas que respuestas. Era claro que me hacía falta un eslabón en mi cadena de análisis, pero no sabía cuál podía ser. Un par de días más tarde, recordé un texto de Steven Strogatz llamado Math and the City, donde se hace mención de otro artículo de Luís Bettencourt, José Lobo, Dirk Helbing, Christian Kühnert y Geoffrey West en el que se utiliza la Ley de Kleiber para explicar la cantidad de establecimientos comerciales que hay en las ciudades de los Estados Unidos, a partir de la población de cada una de las ciudades.

En la década de los 30’s, Max Kleiber descubrió que mientras más peso tenía un animal, menor era la cantidad de energía por unidad de masa que éste necesitaba para sobrevivir, así que un hipopótamo requiere menos energía por kilo que un conejo. Luís Bettencourt, José Lobo, Dirk Helbing, Christian Kühnert y Geoffrey West utilizaron éstos descubrimientos para analizar la provisión de servicios en las ciudades y llegaron a la conclusión de que la Ley de Klieber también sirve para explicar la cantidad de establecimientos comerciales que hay en los centros urbanos.

Ésto quiere decir que una ciudad como Los Ángeles California necesita menos gasolineras per capita que Pine Bluff Arkansas, ya que la aglomeración de personas permite atender las demandas de una forma más eficiente. Los autores de Growth, innovation, scaling, and the pace of life in cities encontraron que la cantidad de tiendas de servicio por ciudad no se incrementa en función de la población total, sino en función de la población elevada a un exponente de 0.77.

Debido a que la Ley de Klieber sirve para predecir el número de estaciones de gasolina que se puede encontrar en las ciudades de los Estados Unidos, consideré que no existía ningún impedimento teórico para utilizar la Ley de Klieber en el caso de las tiendas de armas. Así que volví a calcular el número de tiendas de armas por cada 10,000 habitantes para cada condado, pero en lugar de dividir la cantidad de tiendas entre el total de los habitantes de cada condado, utilicé como denominador de la división al valor que resulta de elevar la población de cada condado a un exponente de 0.77.

Cuando se interioriza el efecto de la Ley de Klieber en la ecuación, los resultados se modifican de forma importante, ya que en algunos de los condados más poblados (sobre todo los que se ubican en Texas y Arizona) se registra una aglomeración significativa de tiendas de armas. También se pueden reconocer extensas regiones de condados con alta incidencia de armerías per capita, sin embargo, las zonas que hacen frontera con México siguen teniendo registros bajos de tiendas de armas per capita. A continuación se presenta un mapa que muestra las zonas de mayor (hotspots) y menor (coldspots) concentración de tiendas de armas por cada 10,000 habitantes, él cual se obtuvo al someter los datos del último ejercicio a la estadística Gi de Getis-Ord.

Hotspots y Coldspots de armerías 2

En el mapa se puede observar que la frontera sur de California en donde se ubica la ciudad de San Diego, así como el Valle del Río Grande en Texas en donde podemos encontrar a la ciudades de McAllen, Laredo y Brownsville son dos de las cuatro zonas que tienen el menor número de tiendas de armas per capita, aunque la zona con menos presencia de armerías es la región que va desde la Bahía de Monterrey hasta el Condado de Mendocino en California, la cual abarca ciudades como San Francisco, Oakland, Fresno, San José y Sacramento.

También se pueden reconocer varias zonas con alta incidencia de tiendas de armas, la más grande se ubica en la parte central de Texas e incluye a ciudades como San Antonio, Dallas, Fort Worth, Austin, Waco y la mayor parte de los suburbios de Houston. Otras zonas con alta densidad de tiendas se pueden encontrar al norte de la ciudad de Phoenix Arizona y al norte de Santa Fe Nuevo México. Es importante señalar que estas zonas coinciden con aquellas que las autoridades norteamericanas han señalado como el lugar en donde son adquiridas la mayor parte de las armas que se exportan de forma ilegal a México.

Lo anterior quiere decir, que los textos que señalaban la existencia de una importante concentración de tiendas de armas en los estados de la Unión Americana que colindan con México acertaron en su aseveración, aunque es importante acotar los alcances de dicha afirmación, porque la concentración se presenta sólo en algunas regiones y no de manera uniforme. Por ejemplo en el estado de California y en casi todo Nuevo México existe una baja presencia per capita de tiendas de armas, mientras que la parte central de Texas cuenta con un importante cluster de condados en donde se puede encontrar un gran número de armerías.

 

* Víctor Manuel Sánchez Valdés es colaborador de Causa en Común, A.C., alumno del Doctorado en Políticas Públicas del CIDE y especialista en temas de seguridad pú[email protected]

 

 

 

Nota: los mapas y los cálculos estadísticos se hicieron en base al listado más reciente (abril del 2014) de licencias federales para la venta de armas de fuego de la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos del Gobierno de los Estados Unidos de América.

      Entre los textos que señalan que existe una importante concentración de tiendas de armas en la frontera sur de los Estados Unidos se pueden destacar los siguientes: 1) Tráfico de Armas en México: Corrupción, Armamentismo y Cultura de la Violencia de Magda Coss Nogueda, él cual fue editado por Grijalbo, 2) El Tráfico de Armas y la Violencia en la Frontera Norte de México de Rebecca Lorenzen Martiny, publicado el 23 de mayo del 2008 en Analítica Internacional, 3) The Way of the Gun: Estimating Firearms Traffic Across the U.S.-Mexico Border él cual fue escrito por Thoper McDougal, David A. Shirk, Robert Muggah y John H. Patterson para el Trans-Border Institute de la Universidad de San Diego y para el Instituto Igarapé de Río de Janeiro Brasil, 4) El Tráfico de Armas de Estados Unidos hacía México: Responsabilidades Diferentes, escrito por Luis Astorga para el International Drug Policy Consortium y 5) Mexico, Awash in Weapons, Has Just One Legal Gun Store escrito por Tim Johnson para el portal McClatchy DC.

      Por razones de espacio no se incluye en el mapa a Alaska y a Hawaii.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.