Penales, una justicia que envenena - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El blog de Causa en Común
Por Causa en Común
Causa en Común es una ONG multidisciplinaria de mexicanos trabajando por México que pretende se... Causa en Común es una ONG multidisciplinaria de mexicanos trabajando por México que pretende ser al mismo tiempo incómoda y propositiva. Es presidida por María Elena Morera y se dedica a la construcción de ciudadanía, la promoción del Estado de Derecho y a exigir una mayor rendición de cuentas por parte de las autoridades. Síguela en Twitter: @causaencomun. (Leer más)
Penales, una justicia que envenena
Por Causa en Común
24 de febrero, 2012
Comparte

 

Por: Ma. Elena Morera, presidenta de Causa en Común

 

La prisión debería ser un castigo para quienes se ha comprobado que han violado la ley y son peligrosos para la sociedad, no para mantener un sistema de injusticia.

En México, como a nuestras autoridades les gusta ser innovadoras, quieren usar las cárceles como medida preventiva y como indicador de buenos resultados. Tenemos a 230, 943 personas en reclusión (datos del SNSP al 22 de febrero de 2012), de las cuales solo 131,213 están sentenciadas. Dicho en palabras claras, un 44% de personas privadas de su libertad que ni siquiera sabemos si son culpables.

Tenemos el 3er lugar en número de presos a nivel mundial (después de Estados Unidos y Rusia), 295 por cada 100 mil habitantes y no hemos solucionado ni la seguridad ni la justicia.

La prevención del delito es multidisciplinaria, depende entre otras cosas de la instauración de una auténtica cultura de la legalidad, del crecimiento económico, el bienestar, el empleo, la educación, el combate a la corrupción y también es una función de la policía, pero de ninguna manera de las cárceles, pomposamente llamadas Centros de Readaptación Social. Sin embargo, en México insistimos en utilizar las cárceles para lavar las conciencias de los políticos que en lo que menos piensan es en la prevención.

Las autoridades han olvidado que por su carácter intrusivo, las cárceles deben ser usadas como última alternativa, sólo cuando otras medidas se han probado y fracasado y, deben ser reservadas para los delincuentes de alta peligrosidad, que hoy sólo corresponden a un 7% de la población penitenciaria.

Nos han contado algunas personas que han estado presas, que al interior de los penales prevalece la ley del más fuerte, del dinero, de la droga para sobrevivir, de la impunidad que acaba con la vida de las personas, con sus aspiraciones. Así que no deben extrañarnos los hechos de violencia acontecidos últimamente en los Centros de Readaptación Social. Lo que nos debería de extrañar es que no tengamos mas, mucho más hechos violentos que lamentar.

La estrategia punitiva plantea que todos vayan a la cárcel y si para ello es necesario tener más penales pues ni modo, a hacerlos. Pareciera entonces que no importa el costo ni económico ni social ni mucho menos el hacinamiento que se viva. Lo que importa es el número de presos como un indicador de resultado.

Este sistema de injusticia envenena a quien con o sin motivo terminan en un penal, pero también nos ha terminado por envenenar a todos como sociedad. Los ciudadanos tenemos que exigir que este sistema cambie, sin embargo tenemos miedo y preferimos callar. Preferimos venganza y penas máximas antes que pedir justicia.

Si te molesta  la idea de convivir cotidianamente con delincuentes, recuerda que hoy sólo 1.7% de los delitos son sancionados.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.