close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El blog de Causa en Común
Por Causa en Común
Causa en Común es una ONG multidisciplinaria de mexicanos trabajando por México que pretende se... Causa en Común es una ONG multidisciplinaria de mexicanos trabajando por México que pretende ser al mismo tiempo incómoda y propositiva. Es presidida por María Elena Morera y se dedica a la construcción de ciudadanía, la promoción del Estado de Derecho y a exigir una mayor rendición de cuentas por parte de las autoridades. Síguela en Twitter: @causaencomun. (Leer más)
Por qué son importantes el CONEVAL y sus estudios
¿Por qué es importante el trabajo de una institución que “sólo” revela números sobre pobreza en el país? ¿Cuál es la importancia de sus evaluaciones? Estas son preguntas que nos debemos plantear ante los ataques que está sufriendo el CONEVAL.
Por Causa en Común
7 de agosto, 2019
Comparte

Por: Romina Jiménez

“Lo que se mide, se puede mejorar” es el lema del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), que todo servidor público que está en una posición de toma de decisión debería tener en cuenta. Ahora que supuestamente hay un “verdadero” interés por ayudar a aquellas personas que viven en condiciones de pobreza, y que se tiene que hacer mucho con menos, efectivamente los recursos deben estar muy bien enfocados y no se deben desperdiciar en cualquier programa. Es precisamente por ello que la importancia del CONEVAL cobra aún más relieve.

Si hubiera que sintetizarlo, dos serían las razones suficientes: 1) establecer los lineamientos y criterios para la definición, identificación y medición de la pobreza, y 2) evaluar la política nacional de desarrollo social. Pero, ¿cuál es la problemática en estos temas? La evaluación de la política pública es parte de un proceso más amplio de evaluación y rendición de cuentas que en nuestro país tiene vigencia desde hace unos 15 años y que, por lo tanto, se encuentra en proceso de maduración. Ciertamente, este proceso implica ejercicios de crítica explícita e implícita que resultan molestos a cualquier gobierno. Es por ello que no sorprende que el actual gobierno se sienta incómodo con lo que el CONEVAL realiza y representa. Lo que resulta peculiar es que, a diferencia de gobiernos anteriores, no entienda y asuma que esta labor es parte de una evolución democrática y que es precisamente por la “incomodidad” de su labor que ésta resulta tan valiosa.

¿Cuáles son algunos de los datos que brinda esa institución y para qué nos sirven?

1) Permiten conocer cuál es la realidad del drama de la pobreza en nuestro país. Más allá de sólo saber el número de personas que viven en pobreza, también nos permite ubicar y medir a la población que gana menos que el costo de la canasta básica, y a la que vive con carencias en educación, salud, servicios básicos y espacios en la vivienda. Gracias a estas evaluaciones, conocemos datos tan precisos y relevantes como los de la población que aún no cuenta con un escusado o con piso en su vivienda. De no contar con esta información de manera sistematizada, sería imposible presupuestar y planear la entrega de recursos para subsanar carencias puntuales que determinan si una familia se encuentra o no en situación de pobreza o pobreza extrema.

2) La evaluación de políticas públicas que realiza el CONEVAL permite conocer su impacto real. Un ejemplo de esto es la información que, desde el 2009, proporciona sobre los programas que sí están contribuyendo al ejercicio de derechos sociales, así como de aquellos que son relevantes para reducir la pobreza. Este año, en el documento de “Consideraciones 2020” se muestra que de los 150 programas que ya existían en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) de 2018, sólo 45 contribuyeron a la reducción de la pobreza. Esta información permite conocer cómo toma decisiones un gobierno en materia social, y realizar una crítica informada para fortalecer los programas que sí apoyan la disminución de la pobreza, y replantear aquellos que tengan un menor impacto.

3) Otra de las funciones del CONEVAL es identificar duplicidades. En el documento de “Consideraciones 2020”, el Consejo informa que debían revisarse 46 programas federales que tenían similitudes con algún otro programa. De nueva cuenta, esta información permite a los legisladores y al Ejecutivo enfocar mejor el gasto, unificar esfuerzos y diseñar mejor los programas para que sean complementarios y coherentes entre sí.

Ahora bien, no es la primera vez que un gobierno pretende incidir en el trabajo de esta institución. En el sexenio pasado, el INEGI modificó el levantamiento del Módulo de Condiciones Socioeconómicas sin informárselo al CONEVAL, y con esto se afectó la forma en la que se había realizado la medición histórica de la pobreza en el país. Fue gracias a la autonomía del Consejo que se pudo mantener la serie histórica de mediciones sobre la pobreza.

Ahora, a pesar de la importancia de esta institución, o mejor dicho, precisamente por ella, el presidente y sus legisladores decidieron imponerle al Consejo un recorte que asegura que no podrá llevar a cabo su misión. Se nos informa incluso que instituciones como el CONEVAL “fueron creadas por neoliberales”, y realizan declaraciones como la siguiente: “Imagínense un instituto encargado de evaluar pobreza en donde los representantes no conocen las regiones más pobres de México. Todo es un trabajo de gabinete”.

Declaraciones como ésta no solo demuestran que se desconoce el trabajo que realiza el CONEVAL, o quizá que sí lo conocen y por eso no les gusta, como no les gustan en general los datos, el análisis y los contrapesos.

Pero si lo que en verdad importa y lo que está primero es el combate a la pobreza, todos los tomadores de decisión deben tener muy claro que los problemas sociales no se resuelven con discursos, sino con políticas públicas y programas transparentes diseñados a partir de evidencia sistematizada. De lo contrario, se podrían inventar programas que no ataquen el problema, que se conviertan en parte de una simulación política o, peor aún, que se conviertan en una herramienta clientelar.

Por todo lo anterior, es importante que no se concrete el debilitamiento del CONEVAL, que la Secretaría de Bienestar acepte que los nuevos programas sociales sean evaluados, y que valore las recomendaciones que emita el Consejo. Que en verdad se trabaje en favor de la gente más desvalida del país, y con la convicción de que no existe ningún pretexto que pueda estar por encima de ese propósito.

* Romina Jiménez es investigadora de @causaencomun. Egresada de la licenciatura de Ciencias Políticas y Administración Pública por la Universidad Iberoamericana. Participó como becaria en proyectos de investigación sobre conciliación vida familiar – vida laboral y personas desaparecidas en Guatemala.

 

Referencias:

CONEVAL, 2019, Consideraciones para el proceso presupuestario 2020, puede consultarse aquí.

Presidencia de la Republica, 2019, Versión estenográfica de la conferencia de prensa matutina | Lunes 29 de julio, 2019, puede consultarse aquí.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.