¿Qué se ha cumplido del Decálogo 2014? - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El blog de Causa en Común
Por Causa en Común
Causa en Común es una ONG multidisciplinaria de mexicanos trabajando por México que pretende se... Causa en Común es una ONG multidisciplinaria de mexicanos trabajando por México que pretende ser al mismo tiempo incómoda y propositiva. Es presidida por María Elena Morera y se dedica a la construcción de ciudadanía, la promoción del Estado de Derecho y a exigir una mayor rendición de cuentas por parte de las autoridades. Síguela en Twitter: @causaencomun. (Leer más)
¿Qué se ha cumplido del Decálogo 2014?
A un año de la presentación del Decálogo del Presidente en materia de derechos humanos y seguridad, existen algunos avances en los compromisos. Sin embargo, los logros son muy limitados, solo dos acciones se han cumplido. Por lo tanto, es fundamental que recordemos, ¿qué fue prometido?, que sepamos, ¿cuáles son los avances? y en qué temas tenemos aún largas brechas por recorrer.
Por Causa en Común
1 de diciembre, 2015
Comparte

Por: María Elena Morera (@MaElenaMorera)

El 27 de noviembre de 2014, en respuesta a la tragedia ocurrida en Ayotzinapa, el presidente Enrique Peña Nieto salió con gesto serio e indignado a prometer una serie de acciones para hacer frente a esta insoportable crisis de violaciones a los derechos humanos, de inseguridad, de impunidad, de corrupción.

Abrazamos en ese momento las propuestas del Presidente, que tocaban temas tan sensibles como la infiltración de crimen organizado, desconfianza e ineficacia policial, 911 para emergencias, clave única de identidad, despliegue de fuerzas federales, acceso a la justicia, tortura, desaparición forzada, ejecuciones extrajudiciales, atención a víctimas del delito, combate a la corrupción, transparencia y participación ciudadana.

DeLas estadísticas y datos disponibles en casi todas estas materias, que fueron objeto del llamado “Decálogo por la Seguridad y Justicia”, efectivamente arrojan niveles inaceptables de incidencia. Podemos afirmar, sin cortapisas, que la justicia mexicana penal y la que el decálogo llama “cotidiana” (la no penal), no funciona, o lo hace bastante mal; que los derechos fundamentales de las personas, desde la vida, hasta la integridad, la dignidad y libertad personales, son sistemáticamente violados por autoridades; que la seguridad es, para la mayoría de los mexicanos, casi un sueño; que el crimen organizado se ha apoderado de demasiadas instituciones públicas y de la vida cotidiana de muchos ciudadanos; que las víctimas de un delito no son atendidas y que la corrupción de instituciones públicas y privadas en México, es obscena.

Entonces podemos ver que, dada la situación del país, ninguno de los compromisos del Decálogo 2014 de EPN es trivial. Todos son fundamentales y urgentes en atención, por ello, en Causa en Común, hemos dado seguimiento a cada uno de dichos compromisos, con el objetivo de entregar a la ciudadanía la información relativa a los avances y presentar algunas propuestas que consideramos abonan a los temas planteados en el Decálogo.

De 20 compromisos reales, extraídos del Decálogo, sólo 2 han sido cumplidos, 12 permanecen “a medias”, y en 6 no ha existido avance alguno. Veamos donde están los focos rojos, amarillos y verdes:

 

Cumplimiento compromisos decálogo

Como podemos observar, todos los compromisos que no han sido atendidos por el gobierno (rojo), tienen que ver con soluciones a la crisis de derechos humanos que vivimos. Algo tan simple como poder tener un servicio eficiente de llamadas de emergencia; algo tan importante como poder medir el cumplimiento de los derechos humanos, y temas tan lastimosos como la desaparición de personas y ejecuciones hechas por agentes del gobierno, hacia civiles, aún son temas pendientes.

Después, tenemos que la mayoría de los compromisos están en proceso de cumplimiento (amarillo). En temas tan urgentes de atención como crimen organizado, eficiencia y confianza policial, clave única de identidad, acceso a la justicia, tortura, desaparición forzada, corrupción y transparencia. Estos compromisos se han abordado tímidamente por el gobierno.

Finalmente, solo dos de los compromisos se han cumplido (verde) después de un año. Se trata de la atención de víctimas de delitos, pues ya tenemos publicado el Reglamento de la Ley General de Víctimas y el Fondo de reparación integral a víctimas, ya se encuentra en operación. No obstante, cabe señalar que las labores para lograr estos compromisos habían iniciado mucho antes de la presentación del Decálogo. Es decir, no se trata de casos de eficiencia gubernamental.

El 27 de noviembre de 2014, el Presidente anunció dicho Reglamento, que fue publicado al día siguiente. Esto quiere decir que cuando Peña Nieto anunció el compromiso, el Reglamento ya estaba en la prensa del Diario Oficial de la Federación. Además su expedición, lo cual es competencia exclusiva del Poder Ejecutivo, tenía ya un año y 4 meses de retraso, es decir, incurriendo en omisión legislativa.

Por lo anterior, el cumplimiento de los compromisos del Decálogo 2014 de Peña Nieto, se ve, tristemente, así:

Porcentaje de cumplimiento decálogo

Este escueto análisis del avance en el cumplimiento del Decálogo 2014 del Ejecutivo es parte de un estudio de seguimiento que Causa en Común A.C. ha realizado en el último semestre de este año, el cual contiene todos los datos referenciados, la crónica y la explicación de lo que ha sucedido con cada uno de estos compromisos de noviembre de 2014 a la fecha, el cual puede ser consultado aquí.

Hay muchos temas pendientes en la agenda de seguridad y justicia, por lo que, respecto de los temas que aborda el Decálogo 2014 del Poder Ejecutivo, planteamos las siguientes propuestas:

  1. Ley Contra la Infiltración del Crimen Organizado en las Autoridades Municipales.

El riesgo de infiltración criminal en instituciones públicas no sólo es del orden municipal. Para resolver esta problemática se deben establecer controles e investigaciones patrimoniales serias y eficaces para funcionarios de todos los niveles de gobierno. En el caso de las Policías, las unidades de asuntos internos deben funcionar de manera autónoma a la corporación, para que puedan eficazmente investigar a los policías corruptos o coludidos con el crimen.

  1. Redefinición del sistema de competencias en materia penal

Es importante retomar la propuesta de los juristas más importantes del país: establecer un Código Penal Único. Esto abonaría a que, en concordancia con el nuevo Código Nacional de Procedimientos Penales, tanto la legislación procesal como la sustantiva sea una sola en todo el país, evitando problemas competenciales y de diferencias en los tipos penales. Para ello es fundamental que se trabaje en la coordinación efectiva entre policía, procuradurías y tribunales.

  1. Implementación de las de Policías Estatales Únicas

Después de un año de discusiones ha quedado claro que el Mando Único no es, por sí mismo, una solución al problema de la falta de eficacia y profesionalización de nuestras Policías. La cercanía y proximidad que representan las Policías Municipales, por su propia naturaleza, es algo que debe fortalecerse y no desestimarse. Lo que hace falta, es trazar objetivos claros y medibles en materia de seguridad ciudadana, así como la efectiva implementación del sistema de desarrollo policial establecido desde el 2009, en la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública y que lamentablemente, no se cumple.

  1. Creación de un teléfono único para emergencias a nivel nacional

En relación con el sistema único de llamadas de emergencias 911, que aún no opera, consideramos que sólo será exitoso si se cuenta con protocolos nacionales de atención, personal capacitado para atender con oportunidad y eficacia las llamadas, y si existe una coordinación eficaz entre instituciones involucradas.

  1. La Clave Única de Identidad (CUI)

Conforme al programa de implementación difundido por la SEGOB, la iniciativa del Ejecutivo de una nueva Ley General de Población, que incluiría las reformas necesarias para la implementación de la CUI, debió presentarse en septiembre y a la fecha no hay avances. Esta política pública, que es quizá la política social y de seguridad más importante del sexenio, no debe quedar truncada, es fundamental que se genere la normatividad necesaria y se destinen los recursos suficientes para su implementación.

  1. Operativos especiales para la seguridad y el orden

Es fundamental que para el despliegue de Fuerzas Federales, en estados o municipios rebasados por la inseguridad, se establezcan reglas claras de intervención con objetivos, compromisos, responsables y costos, que brinden certeza jurídica a la población y permitan la rendición de cuentas. A la par, los gobiernos locales deberán trabajar para desarrollar las capacidades de sus instituciones de seguridad y justicia, para asumir su responsabilidad a la brevedad.

  1. Derecho humano a la Justicia (Justicia Cotidiana)

En su último informe de gobierno 2015, el Presidente nuevamente se comprometió a analizar y poner en práctica las propuestas del CIDE. No tenemos noticia de que, más allá de la buena intención, se haya comenzado con este trabajo. Es impostergable la puesta en marcha de las acciones propuestas en el estudio encomendado al CIDE, y genere un espacio abierto a través de internet para que los ciudadanos podamos estar enterados de los avances y demos seguimiento.

  1. Fortalecimiento de los instrumentos para proteger los Derechos Humanos

Destacamos que recientemente se hayan aprobado protocolos de actuación para que todas las procuradurías del país investiguen eficazmente la tortura y desaparición forzada. Sin embargo, no se expidió protocolo para investigar ejecuciones extrajudiciales y tampoco se han presentado las iniciativas de Ley, que el Ejecutivo prometió respecto de estos 3 delitos. Esto es grave, porque estos delitos, que son cometidos principalmente por el Estado, tienen un porcentaje de impunidad en México de prácticamente del 100%. Por ello, el Ejecutivo debe presentar las iniciativas prometidas, mientras que el Legislativo debe comprometerse a que éstas, junto con las presentadas por otros grupos parlamentarios y por organizaciones de la sociedad civil, sean discutidas con una perspectiva verdaderamente ciudadana y garantista, y aprobadas a la brevedad.

Adicionalmente, respecto de los protocolos aprobados, hacemos un llamado para que se capacite a las procuradurías y policías de todo el país, así como se supervise y evalúe la ejecución de estos protocolos, para que lo establecido en el papel, verdaderamente produzca cambios en favor de la ciudadanía que todos podamos medir y constatar.

  1. Combate a la corrupción

Relativo al Sistema Nacional Anticorrupción, celebramos que la reforma constitucional ya esté vigente. Sin embargo, esta reforma no es operativa en tanto no se expidan las leyes generales y posteriormente los reglamentos a estas leyes, que definan órganos, competencias, sanciones, mecanismos de coordinación y fiscalización necesarios. Este periodo de sesiones se termina el 15 de diciembre y el plazo Constitucional para que el sistema esté operando es mayo de 2016. De manera urgimos al Legislativo a que inicie con la discusión y aprobación de la legislación secundaria, ya que si no se aprueba en este periodo de sesiones, difícilmente podremos tener, en mayo del próximo año, operando el Sistema Nacional Anticorrupción.

  1. Gobierno Abierto, promotor de la transparencia, rendición de cuentas, participación ciudadana e innovación

Celebramos que desde mayo de 2015 tengamos una nueva Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública, la cual debe ser observada por todos los órganos del Estado locales y federales. Sin embargo, esta Ley aún no está operando por completo. Hace falta que la Ley se implemente en todo el País; que se conformen los órganos que integrarán el Sistema Nacional de Transparencia; que se expidan las normas que regularán la difusión de la información pública de oficio en internet, y que todos los órganos de acceso a la información locales se transformen en órganos autónomos y apliquen la nueva Ley. Todo esto, debe suceder antes de mayo de 2016, sin duda este un reto mayúsculo del cual la sociedad civil debemos estar atentos.

Todos los temas de decálogo son fundamentales, por ello es importante que desde la sociedad civil los retomemos y demos seguimiento, que exijamos su conclusión y que nos involucremos en los diversos procesos gestándose en las instancias gubernamentales. La mayoría de los puntos del Decálogo se encuentra apenas en la primera etapa de diseño y faltan las normas, políticas y acciones, que resuelvan verdaderamente el compromiso pactado.

El Decálogo 2014 de EPN, fue efectivo en apuntalar temas de una agenda que es urgente en México, pero el compromiso del Ejecutivo no termina enviando iniciativas al Congreso, es necesario el seguimiento y solución a cada uno de estos temas.

 

* María Elena Morera es Presidenta de @causaencomun. Con la colaboración de Marcela González Duarte, Investigadora.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.