Y yo que de niña quería ser policía - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El blog de Causa en Común
Por Causa en Común
Causa en Común es una ONG multidisciplinaria de mexicanos trabajando por México que pretende se... Causa en Común es una ONG multidisciplinaria de mexicanos trabajando por México que pretende ser al mismo tiempo incómoda y propositiva. Es presidida por María Elena Morera y se dedica a la construcción de ciudadanía, la promoción del Estado de Derecho y a exigir una mayor rendición de cuentas por parte de las autoridades. Síguela en Twitter: @causaencomun. (Leer más)
Y yo que de niña quería ser policía
El problema con la policía es que nuestras autoridades no dimensionan lo que significa y lo necesaria que es su profesionalización. No les interesa crear instituciones y una y otra vez volvemos a caer en lo mismo.
Por Causa en Común
10 de abril, 2013
Comparte

Por: María Elena Morera (@MaElenaMorera)

Desde hace años en México se comenzó a hablar sobre el servicio profesional de carrera en la administración pública, y a la par de la profesionalización de la policía y de la respectiva carrera policial. En materia legislativa se han logrado avances e incluso algunas entidades ya han publicado su ley y el respectivo reglamento del servicio profesional de carrera policial.

El marco jurídico refiere que la carrera policial tiene como objetivo “garantizar el desarrollo institucional, la estabilidad, la seguridad y la igualdad de oportunidades de los mismos; elevar la profesionalización, fomentar la vocación de servicio y el sentido de pertenencia” (Artículo 72 de la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública).

Sin embargo hay algunas historias de policías que quisiera compartir con ustedes para reflexionar sobre la realidad de la policía en México y lo incierto que resulta en este país sumarse a una corporación policial.

La primera historia corresponde a Ramiro quien después de casi una década de trabajo como alto mando en la policía federal es removido al cambio de sexenio. Ramiro nos comenta: “llevo años de servicio y el problema es la inseguridad a la que nos enfrentamos en nuestro trabajo con cada gobierno. Parece que es moda entre los políticos desarticular a su antojo la corporación, hacen y deshacen según su modo de ver, no existe la continuidad en los programas en que estamos trabajando, no se ve que evolucionemos, que maduremos y eso nos desalienta”.

El desaliento de Ramiro no es gratuito, puesto que en diferentes periodos las instancias que concentran las corporaciones policiales del país se han modificado o las han desarticulado. En el año 2000 con el presidente Fox debilitaron el CISEN; en el 2006 con el presidente Calderón se desarticuló la Agencia Federal de Investigación (AFI, creada por decreto en 2001) y en el 2007 tocó a la Policía Federal Preventiva (PFP) que sufriera una modificación completa), y actualmente con el presidente Peña la Policía Federal (PF) vive un controvertido cambio.

La siguiente historia es la de Jaime, quien como Ramiro colaboró muchos años en las diferentes corporaciones de seguridad pública. En resumen pasó de CISEN a la PFP, de ésta a la AFI, después regreso a la PFP que posteriormente se convertiría en la PF y así como cambió de dependencia también cambió su puesto y su ingreso, Jaime  nos cuenta: “he pasado de una corporación a otra y además de los cambios que esto implica, lo peor es que mi ingreso ha sido cambiado una y otra vez, siendo que incluso en ocasiones  lo han diminuido a una tercera parte, lo cual como pueden imaginarse ha impactado en mi vida. No sé ni porqué sigo aquí…”

Les comparto también la historia de Ezequiel, que al igual que los dos que lo anteceden ha trabajado en la seguridad pública de este país durante muchos años. Él también ha sido testigo en carne propia de como los  gobiernos se deshacen de la gente como si fueran objetos. No tengo su testimonio, pero sé que empezó “desde abajo” y llegó a estar en lugares estratégicos de la policía, y de buena fuente sé que ahora se desempeña como jefe de escoltas de uno los hombres más poderosos de este país. ¿Se imaginan todo el conocimiento que tiene Ezequiel? ¿Y lo que implica que esté a cargo de la seguridad de un particular?

Por ultimo, “Yo de niña quería ser policía, para servir a la sociedad, estoy muy orgullosa de haberlo logrado”, nos comentó Laura en el 2006. Hace unos días nos encontramos con Rubén, uno de sus excompañeros, quien nos dijo con tristeza: “Esta no es un carrera profesional segura, no brinda certezas de desarrollo para quienes la eligen, por ejemplo, Laura lleva 5 años en la cárcel por un delito que no cometió, se comprobó que no participó, sin embargo sigue encerrada por un tema político, ninguno de sus jefes la apoyo y  la sociedad no hace nada porque no le importamos”.

La historia que reflejan los casos de Ramiro, Jaime, Ezequiel y Laura es sólo una pequeña ventana a la historia de cientos de hombres y mujeres en las corporaciones policiales. El problema es que nuestras autoridades no dimensionan lo que significa la profesionalización de la policía, que no les interesa crear instituciones y una y otra vez volvemos a caer en lo mismo.

Además no están conscientes de la naturaleza del trabajo policial y del tipo de información a la que tienen acceso estos servidores públicos en su trabajo cotidiano en el día a día. Son estrategas que de la noche a la mañana son removidos de sus cargos, quedando incluso a merced de la delincuencia organizada que bien podría incorporarlos en sus filas y hacer uso de los conocimientos para llevar a cabo acciones que en nada beneficiarían a México.

Tampoco dimensionan el dispendio de los recursos públicos. ¿Cuánto nos cuesta a los mexicanos capacitar y certificar a los policías? ¿Cuánto nos cuesta hacerlo una y otra vez? Creo que eso no les preocupa.

Es evidente que las corporaciones de seguridad en México son utilizadas como las plataformas políticas, como un proyecto “temporal” de gobierno y no han podido consolidarse en instituciones. Como testifican las historias de  Ramiro, Jaime, Ezequiel y Laura (los testimonios son reales, los nombres los cambiamos),  al gobierno no le interesa que tengamos una policía eficiente, únicamente quieren ocupar los puestos bien remunerados y ofrecerlos como prebendas a cambios de favores.

* María Elena Morera es presidenta de Causa en Común.

 

En Causa en Común A.C. observamos y damos seguimiento a la construcción de una mejor policía y más cercana a los ciudadanos. Lo hacemos porque entendemos que es de suma importancia sentar las bases de un sistema de carrera policial que ayude a recuperar la confianza de la población y nuestra seguridad pública.

Invitamos a los ciudadanos a que consulten la información y se sumen a este esfuerzo de contraloría social que realizamos en Causa en Común. La información puede ser consultada aquí.

Todas sus dudas y comentarios serán recibidos al correo [email protected]

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.