A punta de chingadazos - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El blog de DHP*
Por Dejemos de Hacernos Pendejos
DHP* nace a partir de un estado de ánimo, una sensación de hartazgo, de cansancio y frustració... DHP* nace a partir de un estado de ánimo, una sensación de hartazgo, de cansancio y frustración. El objetivo es convertirlo en una actitud positiva hacia la vida. Nuestra misión es construir un movimiento social que nos responsabilice y organice como ciudadanos, con el poder individual y colectivo para transformarnos los unos a otros y desde el interior de nosotros mismos, en una sociedad más feliz que trabaja cada día por un país más justo. (Leer más)
A punta de chingadazos
Por Dejemos de Hacernos Pendejos
18 de marzo, 2011
Comparte

Por: Mr.Pico (@mrpico)

Rómpele su madre a esos pasados de lanza. Mañana le voy a partir el hocico. Me canso que esta me la paga. Le voy a patear los huevos…. pero seamos tolerantes. Qué mamada.

Todo el mundo habla de la sobada tolerancia pero pocos la practican. Nomás la cagas tantito en el tránsito y tienes a 5 cabrones mentándote la madre por cometer un pendejada. Como si el resto del planeta fuera perfecto.

Pero es un simple reflejo de la reacción generalizada. No nos perdonamos ni una. Y no sólo pasa en las calles. Los diputados se madrean entre ellos, los periodistas de agarran a periodicazos, los futbolistas a patadas, las porras, las familias, los cineastas, los críticos, los tuiteros, los bloggeros… hasta la CNDH sale al trompo, todos quieren arreglar las cosas a chingadazos.

Ahora hasta grandes corporativos se madrean -nomás eso nos faltaba-. Se madrean los partidos políticos, los candidatos, los sindicatos. Obvio los narcos, los policias, los ladrones, la milicia… todos están dispuestos a arreglar sus diferencias a pura mentada, patada, putazo y catorrazo.

¿En qué momento decidimos que esa era la mejor manera de solucionar un problema?
Pues en el momento en el que la descalificación, la ofensa y el golpe cegaron a todo el mundo con la idea de que “el uno es más chingón que el otro y el otro no vale madres”.

Y la neta, todos somos una bola de pendejos. Dejar de hacerse pendejo es más difícil que soltar el chupe o el cigarro. Dejar de hacerse pendejo obliga a dejar la vanidad a un lado. Asumirse como parte de un problema, considerar al otro; pero en un país en donde todos asumen que “el otro se los va a chingar antes”… el agandalle se convierte en el modus vivendi.

Y es que pasa lo mismo en un crucero callejero en donde nadie es capaz de ceder el pinche paso, como dos corporativos peleando su mercado, o dos políticos sedientos de poder (ojalá y sólo fueran dos). Y es que el ego nos tapa la vista, no nos deja pensar en el otro, no entendemos que somos parte de un sistema en donde todo los que pase nos conecta o nos desconecta a unos con otros.

Tantos cabrones apostaron por desestabilizar el país para abrirse un “huequito” que el boquete que le han abierto hoy es más grande de lo que imaginamos. Hoy son -somos- víctimas de sus propias trampas. México vive uno de sus peores momentos: Todos están enojados con todos.

Bajémosle de huevos. Negociemos, aceptemos, reculemos si es necesario -es un acto honorable-. Hagamos los ciudadanos lo que las instituciones y empresas no han podido hacer. Convivir.

En una de esas nosotros los inspiramos… y es que a punta de chingadazos… no se construye nada… sólo se destruye mucho.
Bueno ni siquiera a la violenta delincuencia se le ha podido parar.
DHP*

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts