“Activismo” se detona con recursos privados y ciudadanos activos - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El blog de DHP*
Por Dejemos de Hacernos Pendejos
DHP* nace a partir de un estado de ánimo, una sensación de hartazgo, de cansancio y frustració... DHP* nace a partir de un estado de ánimo, una sensación de hartazgo, de cansancio y frustración. El objetivo es convertirlo en una actitud positiva hacia la vida. Nuestra misión es construir un movimiento social que nos responsabilice y organice como ciudadanos, con el poder individual y colectivo para transformarnos los unos a otros y desde el interior de nosotros mismos, en una sociedad más feliz que trabaja cada día por un país más justo. (Leer más)
“Activismo” se detona con recursos privados y ciudadanos activos
Afirmar que los recursos públicos son el financiador y motor de la sociedad civil organizada es una concepción errónea que minimiza la acción ciudadana y desconoce la historia de la autonomía, misma que ha sido una de las banderas de acción para tomar distancia de las prácticas clientelares que fueron la receta de relación durante décadas en el país y que confundieron a la sociedad civil organizada con los grupos gremiales cercanos al Partido-Estado.
Por Dejemos de Hacernos Pendejos
3 de noviembre, 2015
Comparte

Por: Miguel de la Vega (@mig_delavega)

El día 18 de octubre del presente año se publicó en el periódico Milenio un texto de María Elena Zúñiga relacionando el incremento en el número de Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) –a las cuales identifica como “activismo”­– con el creciente financiamiento público reportado como entregado a estas organizaciones en años posteriores a la promulgación de la Ley Federal de Fomento a las Actividades de la Sociedad Civil en 2004. El texto apunta a destacar los recursos públicos, en especial aquellos del gobierno federal, como el financiador y motor de la sociedad civil organizada. Esta concepción, además de errónea, minimiza la acción ciudadana y desconoce la historia de la autonomía, misma que ha sido una de las banderas de acción para tomar distancia de las prácticas clientelares que fueron la receta de relación durante décadas en el país y que confundieron a la sociedad civil organizada con los grupos gremiales cercanos al Partido-Estado.

La relación con los diferentes gobiernos que una buena parte de la sociedad civil ha buscado construir, es una relación de respeto no exenta de un enfoque de crítica propositiva que no sería posible sin autonomía financiera del propio aparato gubernamental. Esto no implica renunciar al financiamiento público, pero tampoco procura depender de este. Muchas OSC han desarrollado esquemas de financiamiento basados en estrategias de diversificación, aspecto que implica el desarrollo de capacidades para atraer recursos de fuentes diversas, donde los fondos públicos han sido históricamente una fuente minoritaria.

La autora del artículo al enfocar su revisión únicamente en el financiamiento público cae en dos graves omisiones: la primera, de carácter cuantitativo, al no realizar un comparativo con los recursos provenientes del sector privado institucional y ciudadano que permita afirmar de dónde provienen los recursos que verdaderamente sustentan la acción ciudadana.

Seleccionamos en el siguiente cuadro datos de tres años en particular por ser un periodo de baja de recursos por la crisis económica. Las fuentes privadas y públicas prácticamente se mantienen sin cambios entre 2008 y 2009 y es hasta 2010 cuando ambas se incrementan, sin embargo la disparidad siempre ha sido evidente y lo es hasta la fecha. La cantidad que reciben las OSC por donativos privados en todos los años es significativamente más alta, constituyéndose como la principal fuente de recursos externa para la sociedad civil organizada.

Recursos a OSC por año (miles de pesos)
Año Fondos públicos Fondos privados

(personas morales y físicas nacionales)

2010 $3,993,078.6 $15,806,555.9
2009 $2,401,814.3 $13,968,038.1
2008 $2,487,412.8 $13,967,091.3

Fuente: elaboración propia con datos de Butcher (2013).

La segunda omisión tiene que ver con el carácter cualitativo de los fondos públicos. La autora desconoce, o tal vez olvidó mencionar, que aproximadamente la mitad de esos recursos reportados como entregados a las OSC en el anexo de la cuenta pública no llega jamás a estas. En su lugar los beneficiarios de los fondos son organizaciones, constituidas como asociaciones civiles o no, que conforman parte del aparato gubernamental. Esta situación se ha repetido por años. Decidimos ejemplificar esta situación con los dos informes más recientes obtenidos de los Anexos de la Cuenta Pública correspondientes que dan cuenta de los recursos reportados como entregados a OSC. Una vez revisadas las fuentes ha sido evidente que cada año la cantidad real es mucho menor.

Reportados vs efectivamente entregados
  Reportados Entregados a Organizaciones Gubernamentales Entregados a OSC
2014 $6,779,284.9 $3,534,545.8 $3,244,739.1
2013 $5,408,922.7 $2,769,111.3 $2,639,811.4

Fuente: Datos 2014: Anexo de la Cuenta Pública 2014. Verduzco (2015).

La autonomía financiera de las OSC es parte estratégica de su vocación de beneficio público. De acuerdo a principios internacionales, tienen derecho a procurar recursos para realizar dichas labores, incluyendo por supuesto subsidios gubernamentales. Las mismas organizaciones han demandado que exista transparencia y equidad en el acceso a recursos públicos y se elimine la discrecionalidad que resulta en cifras engañosas del verdadero alcance del apoyo del Estado. Algunos fondos, como los provenientes del Instituto Nacional del Desarrollo Social (Indesol) o del Instituto Mexicano de la Juventud constituyen buenas prácticas de asignación, pero no podemos afirmar lo mismo de la mayoría de las dependencias.

El derecho a la libertad de asociación se sustenta en la acción y las aportaciones ciudadanas. Perpetuar mitos como una presunta dependencia de fondos públicos actúa en contra del fortalecimiento de un sector que existe para el bienestar común y la construcción democrática que tanto requiere este país.

 

@DHPMexico

 

 

Butcher, J. “Generosidad en México” Centro de investigación y estudios sobre sociedad civil, A. C. México, 2013.

Instituto Nacional del Desarrollo Social. “Cuenta de la Hacienda Pública Federal. Anexo Informe Anual de las Acciones de Fomento y de los Apoyos y Estímulos otorgados por Dependencias y Entidades de la Administración Pública Federal a favor de Organizaciones de la Sociedad Civil correspondiente a 2014” INDESOL / SHCP, México 2014.

Verduzco, M. “Financiamiento del Gobierno federal para Organizaciones de la Sociedad Civil: ¿Cómo se asignan los apoyos económicos?” Alternativas y Capacidades, A. C. México, 2015.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts