Aprendiendo al narco - Animal Político
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
El blog de DHP*
Por Dejemos de Hacernos Pendejos
DHP* nace a partir de un estado de ánimo, una sensación de hartazgo, de cansancio y frustració... DHP* nace a partir de un estado de ánimo, una sensación de hartazgo, de cansancio y frustración. El objetivo es convertirlo en una actitud positiva hacia la vida. Nuestra misión es construir un movimiento social que nos responsabilice y organice como ciudadanos, con el poder individual y colectivo para transformarnos los unos a otros y desde el interior de nosotros mismos, en una sociedad más feliz que trabaja cada día por un país más justo. (Leer más)
Aprendiendo al narco
Por Dejemos de Hacernos Pendejos
8 de diciembre, 2010
Comparte

Por: Mr. P.

Me encanta como nuestra policía se refiere al narco, como “crimen organizado”. Seguro cuando escucharon el término, corrieron en chinga a buscar su significado en el pequeño Larousse Ilustrado: Ho-rgan-isa-do. No lo encontraron.

Yo creo que el hallazgo de la palabreja lejos de dibujar al narco, terminó por dibujarlos a ellos mismos. El pedo no es que el “crimen esté organizado”… si no -más bien- que nuestras policías, gobiernos y sociedades… no tanto.

————————–

Organizado, da.

(Del part. de organizar).

Organizar.

1. tr. Establecer o reformar algo para lograr un fin, coordinando las personas y los medios adecuados. U. t. c. prnl.

2. tr. Poner algo en orden.

3. tr. Hacer, producir algo. U. t. c. prnl.

4. tr. desus. Disponer el órgano para que esté acorde y templado.

5. prnl. Dicho de una persona: Ordenarse las actividades o distribuirse el tiempo.

Real Academia Española © Todos los derechos reservados

————————–

No voy a hablar de la ética, ni de la moral, ni de la salud, ni de la sangre… por más importantes -y pinchísimas- que estas sean… en otra perspectiva quiero subrayar lo que -creo- le podríamos aprender -no sólo aprehender- al Narco®.

Narco® Global Corp. S.A. de C.V.

Es una empresa bien ORGANIZADA, en un medio sumamente competitivo, global y local al mismo tiempo, líder en distribución, exportación, importación y manufactura. Escrupulosa en su reclutamiento, clara en sus incentivos, con un control de calidad establecido, marketing estratégico, increíbles niveles de lealtad, una empresa en expansión, inversionista con agresividad, productiva, desarrolladora de innovación, con un portafolios de producto atractivo casi para cualquier perfil, utilidades fantásticas, socios comerciales, estructura organizacional y funcional, tabulada, multinivelada, con más prestaciones que las de la ley, dirigida por empresarios inteligentes, arriesgados,  es-plén-di-dos, que conocen su negocio a fondo, ejecutivos eficaces, con coordinadores a su servicio, gerentes de marca, de región y de producto, hábiles contadores, abogados, licenciados, promotores, con herramientas y armas más poderosas que las de sus competidores y/o adversarios, credibilidad absoluta en los medios y cientos de miles de puntos de venta… para millones de fieles consumidores. ¡Si les sale! y bien cabrón.

Narco® Global Corp. S.A. de C.V. hace casi todo bien, nomás ni pagan impuestos, ni son derechos. Son culeros, corruptos, corruptores y poderosos ilimitados.

El secreto de su éxito -intuyo- se basa en su CLARO programa de incentivos. Premios y castigos por buenos o por brutos. Cuando lo hacen bien  se llevan lana, coches, viajes, viejas… cuando lo hacen mal, los llevan al peluquero y les cortan el pelo… con todo y cabeza.

Ya me imagino -exagerando- como andaría el congreso; o los ayuntamientos, o las secretarías, o las dependencias e instituciones con esa clase de incentivos. Nosotros en nuestras chambas -imagínate-, me cae que no habría impuntuales, seríamos dedicados, eficientes, expertos, comprometidos y leales. ¿Cómo seríamos con nuestras familias, esposas e hijos? Seguro nos comportaríamos con nuestros vecinos de manera respetuosa, considerada y amable.

Así… si un cabrón no cediera el paso en un crucero… podría quedarse al día siguiente sin rótulas. Si un diputado decidiera robar -o seguir robando- del erario… le cortarían las manos, a un marido golpeador le cortarían los huevos, a quien dejara la caca de su perro en un parque se la meterían (la caca) en la boca, a quien se meta en una fila le desaparecerían a sus hijos, a quien diera un servicio indeseable lo encontraríamos en una “chafafosa” y como consecuencia, heredaríamos a nuestros hijos choferes de pesero educados, amables y respetuosos; o meseras dispuestas, o maestros sabios y comprometidos, diputados ejemplares, sacerdotes castos… etc. etc. Seguro tú imaginas más ejemplos que yo.

Ojalá y -un día de estos- encontremos los premios y castigos que como sociedad necesitamos, para -algún día- ser la sociedad que queremos… dejando de ser -para siempre- la mismísima y pinche sociedad de la que nos quejamos. Espero que seamos creativos y no lleguemos a esos extremos… porque por incumplidos, desconsiderados, pichicatos, abusivos y egoístas… seríamos una sociedad repleta de mutilados. DHP*

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Comparte
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts